À Punt Mèdia sin novedades: Fue la cadena autonómica con menor audiencia en abril

La cadena hace una nota triunfalista de los resultados, pese a subir tan sólo un 0,1% en una de las comunidades autónomas donde hubo más consumo televisivo en abril

À Punt Mèdia no remonta. Continúa siendo la gran asignatura pendiente del Botànic, y posiblemente ya es un problema estructural que exigirá un cambio radical, incluida su denominación, que no ha cuajado entre la ciudadanía. Ni el cambio de director general, ni el confinamiento del coronavirus han hecho resurgir a la nueva televisión valenciana, a pesar de que la Comunitat Valenciana fue una de las que más televisión consumió durante el mes de abril. Eso sí, fue una de las únicas que aumentaron audiencia (0,1%), pero superada por la televisión balear, cuyo presupuesto y plantillas son inferiores al de la valenciana. El análisis televisivo del mes de abril, la vuelven a situar como la televisión autonómica menos vista, a pesar de tener uno de los mayores presupuestos, y una de las plantillas amplias de España, sólo superada por las televisiones andaluza, catalana, vasca y gallega.

A pesar de ser la última cadena autonómica, superando sólo a segundas emisoras, ha obtenido el mejor resultado de su historia al  crecer un 0,1%, y registrar un 3,3% de share, algo que aprovechó  la dirección de la cadena para lanzar, de nuevo, un comunicado triunfalista como hizo en marzo, asegurando que  “la mitad de los habitantes de la Comunitat Valenciana confían en À Punt en abril”, algo que vuelve a contribuir a una pérdida de su credibilidad, pues, como reconocía un dirigente del Consell, que entiende que “si no son fiables con sus datos como pueden vender credibilidad o demandar más presupuesto”. Y es que, según dicho, dirigente puede tratarse de una estrategia para demandar más recursos, “lo que no puede ser en las circunstancias de la actual crisis, donde los recursos deben ir en tres direcciones: sanidad, servicios sociales, educación y empleo”.

El informe de audiencias de las televisiones autonómicas correspondiente al mes de abril de 2020 no deja lugar a la duda: À Punt Mèdia, con una cuota de pantalla del 3,3%, y un aumento del 0,1%, se sitúa a la cola de las televisiones autonómicas, aunque aumenta su distancia con su perseguidora, 3/24, la cadena todo noticias de TV3, que registró un 2%.

Rango de audencias de las TV Autonómicas durante el mes de abril

El rango de audiencias correspondiente al mes de abril de 2020 continuó liderado por TV3 con una cuota del 14,5%, seguida por ETB2, la cadena en castellano de la TV vasca,  con un 10,6%, seguida de Televisión Galega y Aragón TV con un 9,2% y 9%, respectivamente. A continuación, se situó Canal Sur,  con un 6,9%,  seguida de Canal Extremadura con un 6,4%, Televisión del Principado de Asturias (5,9), Telemadrid (5,8), TV Canarias (5,7), IB3 (5,4),  Canal Castilla La Mancha (5,1), La 7TV (3,6) y  À Punt Mèdia se sitúa en última posición con 3,3%, seguidas de cadenas autonómicas complementarias, como 3/24 de TV3, con 2,6%, ETB1, la televisión vasca en euskera, con 1,4%, y La Otra, segunda cadena de Telemadrid con un 1%,

De esta manera, casi dos años después del inicio de sus emisiones regulares, À Punt Mèdia, la nueva televisión autonómica valenciana sigue sin contar para la ciudadanía valenciana, ni a pesar de que la Comunitat Valenciana, junto a Castilla-La Mancha, Asturias, Castilla y León y Andalucía, fue una de las comunidades donde los ciudadanos consumieron más televisión. Este dato puede ser decisivo a la hora de cambiar la cadena, pues, nadie cree en un  proyecto que, como definía un dirigente de Presidencia de la Generalitat, “es una televisión antigua, del siglo XX y lejos de la realidad”..

À Punt, el sexto presupuesto

Estos datos aún son más preocupantes si se comparan las estructuras de las distintas cadenas autonómicas. Se da la circunstancia que el presupuesto de À Punt Mèdia es de 55 millones de euros anuales, el sexto mayor presupuesto de las televisiones autonómicas, muy superior al de la televisión de Murcia, La 7TV, que se sitúa la penúltima televisión en presupuestos con 15 millones para 2018. Además, a nivel de plantilla, la televisión valenciana cuenta con una plantilla de unos 500 trabajadores frente a los 64 de la murciana. En cuanto a presupuestos y trabajadores À Punt Mèdia sólo está superada por las televisiones autonómicas históricas de la época de la antigua Canal 9 como Canal Sur, TV3, TVG, ETB y  Telemadrid. Por el contrario, en cuanto a la audiencia À Punt se sitúa como la última cadena autonómica en cuota de pantalla y en transcendencia para sus respectivas audiencias.