Benidorm presenta un plan para hacer de la ciudad un DTI + Seguro y generar confianza en el turista nacional

El Ayuntamiento redefine su Plan Director DTI para impulsar medidas que permitan apoyar al tejido social y empresarial este año y llegar a 2021 reforzados

El alcalde, Toni Pérez, ha presentado este jueves un plan de trabajo que permitirá a Benidorm configurarse como un Destino Turístico Inteligente (DTI) + Seguro, que se va a desarrollar en 7 semanas y que va a tener una vigencia de 7 meses. El objetivo de este plan es “generar confianza” y “seguridad sanitaria” entre la población local y el turismo nacional, al menos en una primera fase y a la espera de que se reactive además el mercado internacional.

Pérez ha indicado que para ello es necesario “redefinir el Plan Director del DTI para adaptarlo a la nueva realidad” surgida de la crisis sanitaria de la COVID19, para a partir de ahí implementar medidas que permitan “recuperar la actividad económica, atraer al turismo generando esa confianza, y proporcionar un soporte vital al tejido empresarial y social durante 2020 para llegar a 2021 reforzados”.

El calendario de este plan de trabajo, del que ha sido informado la Junta de Portavoces, ya ha empezado y se completará antes de la última semana de junio, para que las medidas sean de aplicación antes de la llegada de los turistas, que previsiblemente se producirá en julio.

En una rueda de prensa virtual, el alcalde ha incidido en que “el turismo ha sido la industria más golpeada por esta crisis” y “nuestra obligación y responsabilidad es prepararnos para el regreso, adoptando soluciones resilientes para asegurar la supervivencia de un sector que es capital para el desarrollo social y económico de nuestra ciudad”.

De igual manera, ha destacado que este plan de trabajo da continuidad a las múltiples medidas “ya adoptadas por el Ayuntamiento” para hacer de Benidorm un DTI más seguro, como son “la activación de la Smart Office DTI virtual y resiliente, el proyecto Patty Recovery, así como informes específicos de inteligencia turística”.

El alcalde ha incidido en que en este plan de trabajo, que es “replicable y escalable a cualquier otro destino”, “vamos a dar participación a todo el tejido social, empresarial y vecinal”; al tiempo que se va a sumar al Ente Gestor del DTI “a las áreas de Seguridad, Sanidad y Bienestar Social”.

Toni Pérez ha recalcado que este plan de trabajo “nace para seguir posicionando a Benidorm en el liderazgo turístico, a través de la tecnología aplicada a la gobernanza”. “Nuestra obligación –ha agregado- es ofrecer espacios limpios y seguros, cumpliendo protocolos que quizá tarden más en llegar, pero que serán los que marquen la pauta del calendario de la vuelta a la normalidad”.

Retos principales y organización del trabajo

Los retos principales que se abordan en este plan de trabajo son: la necesidad de generar confianza entre turistas y residentes, articular una Smart Office DTI Resiliente en remoto con la creación de un cuadro de indicadores y un panel de control adaptado al nuevo escenario de crisis. Éste medirá el impacto territorial para unificar y transferir información validada para el ciudadano y el turista durante el ciclo del viaje, acompañándolo con un plan de comunicación ‘Destino turístico inteligente + seguro’, gestionando la seguridad, gestión del cambio y sostenibilidad del destino, activando las alianzas público-privadas.

Además de incorporar al Ente Gestor del DTI las áreas ya señaladas, las actuaciones que se han calendarizado incluyen la realización de grupos de trabajo y ‘webinar’ con todos los departamentos del Ayuntamiento y la corporación municipal, así como con los sectores implicados. Asimismo, se plantea el uso de herramientas de análisis de indicadores especializados en áreas sociales y de seguridad, emergencia, sanidad, turismo, nueva gobernanza y participación ciudadana.