La patronal pide al Gobierno reconsiderar la situación de la Comunitat, mientras la hostelería habla de mazazo

Los hosteleros piden que no se juegue con ellos, ya que “empezaban a ver algo de luz al final del túnel pero el Gobierno de España nos la ha apagado de golpe”

Si ha habido un sector de la sociedad que no ha aceptado  la decisión de no permitir que toda la Comunitat pasará  a la fase 1, y que sólo lo hicieran 10 áreas de salud, han sido los empresarios. Este sábado la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) ha instado al Ministerio de Sanidad que reconsidere la decisión de mantener en la fase cero los departamentos de salud de la Comunidad que han quedado atrás.

Las empresas, a la vista de los datos de contagios hechos públicos a lo largo de la última semana y animadas por unas expectativas que han resultado ser falsas, en opinión de la CEV, “ya habían preparado su vuelta a la actividad. Ahora tendrán que asumir los costes que conllevan estos preparativos mientras siguen sin poder avanzar en el proceso de desescalada”.

En este sentido, aseguran que “las empresas necesitan seguridad para planificar adecuadamente las decisiones, no pueden esperar al mismo día de la publicación de las normas o a que se les comunique con apenas horas de antelación. En ese sentido, la CEV espera que el Ejecutivo traslade a partir de ahora con la suficiente antelación qué departamentos podrán avanzar a la siguiente fase”.

Por ello, la CEV  pide explicaciones tanto a la Generalitat como al Gobierno, y ha asegurado que espera conocer el plan de desescalada presentado por la Generalitat y los indicadores que han pesado en la decisión tomada desde el Ministerio de Sanidad.  

Según el presidente de la CEV, Salvador Navarro, “Uua decisión como ésta aumenta el daño económico provocado por la crisis, disuade a muchas empresas a la hora de asumir riesgos para volver a la actividad y aleja la posibilidad de mantener el empleo ante las constantes improvisaciones y falta de certidumbre”

Mazazo  a la hostelería

Por otra parte, el portavoz de la plataforma SOS Hostelería, Fidel Molina, ha calificado de “mazazo” que la Comunitat Valenciana no vaya a pasar a la Fase 1 de desconfinamiento, tal y como se había comprometido esta semana el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. En este sentido, Molina ha asegurado que los hosteleros “empezaban a ver algo de luz al final del túnel pero el Gobierno de España nos la ha apagado de golpe”. 

Los hosteleros están doblemente molestos ya que la inmensa mayoría han estado preparando sus establecimientos para poder abrir sus terrazas con las medidas de seguridad necesarias a pesar de las restricciones de espacio establecidas por el Gobierno central. La seguridad con la que Puig garantizó que el próximo lunes se entraría en la fase 1 ha llevado a propietarios de bares y restaurantes a poner a punto los locales, desinfectarlos y comprar un género que ahora no van a poder aprovechar.

SOS Hostelería considera que la crisis del sector ya es suficientemente profunda como para tener que soportar estos cambios de criterio que, desde su punto de vista, “no son lógicos ni responden a criterios objetivos”. Fidel Molina ha exigido al Ministerio de Sanidad que “no juegue con el futuro de un sector que está sufriendo, como ninguno, las consecuencias de esta crisis”.  En este sentido, Molina ha señalado que “los hosteleros vamos a estar al lado del Consell” después de que Puig haya anunciado que recurrirá la decisión del Ministerio de Sanidad, ha concluido.