La contratación de mayores de 45 años en Comunitat cae un 54%

El desplome de la contratación en la comunidad es 2,3 puntos menor que el del conjunto del país y supone que se dejaron de firmar cerca de 21.300 contratos

Un estudio sobre la repercusión de la pandemia del COVID19 en el empleo de las personas mayores de 45 años, realizado por la consultoría de recursos humanos Randstad advierte que la contratación en los mayores de 45 años, en la Comunitat se ha reducido en un 53,8% durante el último año, un caída 2,3 puntos porcentuales menor que la media nacional, que se sitúa en el 56,1%. Este desplome se traduce en que en la región se dejaron de firmar 21.297 contratos, pasando de los 39.612 de abril de 2019 a los 18.315 actuales.

En cuanto a la tipología de los contratos firmados en la Comunitat Valenciana por los mayores de 45, se percibe un derrumbe de la contratación indefinida del 55,6%, pasando de las 4.451 firmas de 2019 a las 1.978 actuales, menguándose su peso con respecto del total hasta el 10,8%. La temporal, por lo tanto, ha tenido una reducción menos acentuada, del 53,5%, aunque aun así grave, ya que pasó de 35.161 contratos a solo 16.337, aumentando su peso hasta el 89,8%.

Por su parte, Valencia (-51%) ha sido la provincia de la provincia con un menor caída de la contratación en este segmento de edad, seguida por Alicante (-54,8%) y Castellón (-63,4%).

A nivel nacional, la contratación de este colectivo se redujo un 56,1%, siendo el segmento de edad con la caída menos pronunciada, 5,7 puntos porcentuales menos que la totalidad de la población, que sufre un descenso de 61,9%. El desplome de contratación de menores de 25 ha sido del 68,9% mientras que el de profesionales entre 25 y 45 fue del 61,6%.

En términos de volúmenes, esta reducción supone que en un año se han dejado de firmar 254.905 contratos a mayores de 45 años, pasando de las 454.244 de abril de 2019 a las 199.339 actuales. Esta caída ha sido especialmente acusada entre las mujeres de ese segmento de edad. Con respecto a hace un año, la contratación de trabajadoras mayores de 45 ha caído un 63,7%, 13,7 puntos mayor que la de sus compañeros varones, que es del 50%.

Según el director Randstad Research, Valentín Bote, “Los mayores de 45 años son profesionales con experiencia y con una formación cada vez más alta, que han sido muy apreciados para llevar a cabo determinadas tareas en los llamados sectores esenciales. Por desgracia, los menores de 25 son los que están sufriendo la mayor destrucción de empleo, mientras que las caídas entre los profesionales de entre 25 y 45 son muy pronunciadas al concentrar mayores volúmenes de contratos. A veces nos referimos a los mayores de 45 como uno de los colectivos más vulnerables del mercado laboral cuando son, en realidad, uno de los principales motores de la economía”.

Agricultura, el sector menos castigado para los mayores de 45

Este estudio también analiza la evolución de la contratación según el sector de actividad. Randstad destaca que la agricultura ha sido donde menos se ha reducido la contratación a mayores de 45 años, con una caída del 11,7%, 44,4 puntos porcentuales menos pronunciada que el conjunto de todos los sectores, lo que se traduce en una diferencia de apenas 8.400 contratos.

“Este comportamiento de la contratación a mayores de 45 en el sector primario está muy influenciado por el considerable aumento de la demanda de profesionales en la agricultura para la recolección de las cosechas durante el confinamiento, una actividad primordial para el suministro de alimentos a la población”, recuerda Valentín Bote.

Otro sector con una caída discreta de la contratación a este segmento de edad, ha sido el de la construcción, con un descenso del 29,2%, mientras que la industria ha visto reducir en un año los contratos en un 71,7%. La reducción del volumen de contratación es de 28.668 y 23.365 respectivamente.

La peor parte se la ha llevado el sector servicios, que durante el mes de abril 2020 y con respecto al año pasado, ha reducido su contratación en un 71,7%, lo que se traduce en que en este periodo se dejaron de firmar 213.000 contratos.

C. Valenciana registra una caída menos pronunciada que la media nacional

El estudio ha encontrado considerables diferencias según la comunidad autónoma donde el profesional lleve a cabo su actividad. Randstad destaca que la Región de Murcia, con una caída del 25,5%, es de lejos la comunidad con la caída menos pronunciada entre los profesionales mayores de 45 años, 30,6 puntos porcentuales que la media nacional (56,1%).

Con reducciones de la contratación inferiores al 50% se sitúan Extremadura (-40,3%), La Rioja (-41,1%), Castilla-La Mancha (-47,2%) o Andalucía (-49,9%). Registrando caídas menos discretas pero aún por debajo de la media nacional se sitúan Aragón (-52,9%) y la Comunitat Valenciana (-53,8%).

Por otro lado, los mayores desplomes en cuanto a contratación de mayores de 45 años se han registrado en Baleares (-79,6%), Asturias (-74,1%), Canarias (-73,3%) y Cantabria (-73,2%). Las siguen, también por delante de la media nacional, (Galicia (-67,2%), la Comunidad de Madrid (-63,4%), Euskadi (-62%), Catalunya (-61,8%) Castilla y León (61,6%) y Navarra (-58,1%).

En cuanto a volúmenes, las mayores diferencias de contratación con respecto al pasado año se han contabilizado en Andalucía (-56.481), Catalunya (-36.818) y la Comunidad de Madrid (-32.058), suponiendo estas tres regiones el 49,2% del total de contratos que se han dejado de firmar en este periodo.

A nivel provincial, Lleida (-29,2%), Badajoz (-35,5%), Albacete (-43%) y Sevilla (43,2%), todas ellas por encima del -44%, son las que han registrado los descensos menos acusados del país. En el otro extremo, con los mayores desplomes, se sitúan Las Palmas (-74,7%), Tenerife (-71,8%), Girona (-70,2%) y Ávila (-69,8%).