Prueba de fuego del Botànic tras el rechazo de Compromís al estado de alarma

Desde el PSPV y Podem se entiende que se mantiene la “unidad de criterios” en la reclamación de fondos contra el COVID19 y a favor de la financiación autonómica

La decisión de Compromís de votar en contra del estado de alarma no tendrá consecuencia para Botànic más allá de un disgusto por la ruptura de la unidad de acción. Al menos, así lo ha explicado los socios de Compromís en el Consell, PSPV-PSOE y Unides Podem, que se han mostrado críticos con el “no” de Compromís, expresado en el Congreso por su portavoz, Joan Baldoví, a la nueva prórroga del estado de alarma. Sin embargo, esa posición no amenazará el Pacte del Botànic.

Y es que, según han explicado fuentes del Consell, la postura del Botànic en materia de financiación autonómica o fiscalidad s “clara y sólida”,  y, aseguran que  se mantiene la “unidad de criterios” en la reclamación de fondos para hacer frente a la pandemia pueda extenderse en el seno del Consell.

En este sentido, el portavoz del PSPV-PSOE en Les Corts, Manolo Mata, entiende que “Baldoví parte de un error, pues no se está debatiendo en el Congreso la financiación autonómica, sino unos fondos extraordinarios en los que, con las proyecciones que defiende Compromís, la Comunitat podría salir perdiendo”.

Mata defiende que deben primar otras cuestiones al margen del peso poblacional en el reparto de los diferentes fondos previstos por el Gobierno de Pedro Sánchez, pero sostiene que “todo el mundo tiene derecho a equivocarse” y cree que la posición de Compromís en el Congreso no tendrá ninguna repercusión sobre el acuerdo del Botànic.

De igual manera, la portavoz de Unides Podem, Naiara Davó, ha insistido en que “lo que sirve para salvar vidas es la unidad, tanto en el Gobierno central como en el Botànic”, y que, en consecuencia, han de “ser capaces de anteponer la unidad de acción”. En su opinión, “nos alegramos de que se siga apoyando la prórroga del estado de alarma, pero cuanto más amplia sea esa mayoría de progreso, mejor. Entendemos que hay que hacer reivindicaciones para tener más autogobierno, pero también necesitamos más que nunca más responsabilidad, y eso se traduce en ser capaces de poner por delante de todo la unidad de acción”.

Por su parte, el síndico de Compromís, Fran Ferri, ha asegurado que la negativa de Baldoví es “un toque de atención al Gobierno” y ha añadido que “estamos hartos de que se maltrate a la Comunitat en materia de financiación”.

Según el portavoz nacionalista, “si lo que se está haciendo con la prórroga del estado de alarma es velar por la salud de los ciudadanos, eso también se logra manteniendo una buena atención primaria u hospitales bien financiados. El Estado reparte fondos de una forma que nos perjudica. Prefiere financiar territorios, kilómetros cuadrados, pero son las personas los usuarios de la sanidad”.