El Botànic propone para el próximo curso escolar contratar más profesores, bajar ratios y actualizar protocolos

Se plantea el desarrollo de estrategias y medidas para mejorar y ampliar el refuerzo educativo al alumnado en el aula, especialmente aquel con  más dificultades

Contratar más profesores, bajar la ratio de alumnos por aula y actualizar los protocolos sanitarios son algunas de las propuestas que el Botànic plantea para recuperar la presencialidad en las escuelas el próximo curso 2020-21 garantizando la seguridad.

Los grupos parlamentarios Socialista, Compromís y Unidas Podemos, han registrado en las Corts una proposición no de ley (PNL) para que el parlamento valenciano inste al Consell a desarrollar una batería de propuestas para recuperar la presencialidad durante el curso académico 2020-2021 de forma que se minimice la afectación de la COVID19 en los procesos educativos en las aulas.

Así, la propuesta firmada por las portavoces de los tres grupos parlamentarios en la Comisión de Educación y Cultura apuesta por medidas como la contratación de más profesorado para poder atender a todo el alumnado con calidad pedagógica y cumplir las medidas de seguridad e higiene para la prevención de contagios de COVID-19, con el mantenimiento de los grupos estables de convivencia.

En este sentido, también consideran que es necesaria una bajada de las ratios de alumnado por cada grupo estable de convivencia, para garantizar una educación más personalizada, con más acompañamiento, y con mejores condiciones de higiene, seguridad y espacio.

De igual manera, se plantea el desarrollo de estrategias y medidas para mejorar y ampliar el refuerzo educativo al alumnado en el aula, especialmente aquel que ha tenido más dificultades o que directamente ha sido desconectado del aprendizaje durante la pandemia; el establecimiento de un plan con medidas y pautas específicas para un proceso educativo inclusivo y singularizado para el alumnado de educación especial y de unidades específicas de comunicación y lenguaje, que tenga en consideración las casuísticas concretas de su proceso de aprendizaje y las haga compatibles con las medidas de prevención y salud, tanto del alumnado como del profesorado.

Además, se plantea la adaptación de los servicios de actividades extraescolares, de refuerzo educativo después de clase y de transporte escolar a la nueva realidad horaria del curso académico, especialmente en entornos rurales donde estos servicios son esenciales para garantizar el derecho a la educación de todo el alumnado; y la adaptación del servicio de comedor escolar a las circunstancias de prevención, distanciación y mantenimiento de los grupos estables de convivencia, son otras de las medidas que han lanzado desde PSPV-PSOE, Compromís y Unidas Podemos.

Por otro lado, se insta al Consell a garantizar que, ante una eventual paralización de la enseñanza presencial durante el curso académico 2020-2021, se continúen implementando mecanismos de protección de las personas trabajadoras de las empresas y entidades que prestan servicios en los centros educativos para garantizar sus puestos de trabajo y su viabilidad.

La diputada y portavoz del PSPV-PSOE en la Comisión de Educación y Cultura, Ana Besalduch, ha explicado que en la PNL aparecen medidas “en positivo y realistas para que el alumnado pueda volver a las aulas con seguridad” y ha señalado la necesidad “de actualizar los protocolos sanitarios con los centros de salud de referencia de los centros educativos”, protocolos que, tal como ha recordado Besalduch “ya los había puesto en marcha este Consell en 2018”.

Asímismo, Besalduch ha considerado que es “fundamental” contar con más profesores y profesoras, así como bajar la ratio de alumnos por aula, cosa que se podrá hacer gracias “al esfuerzo del Gobierno del Botánico y a los más de 200 millones que el Gobierno de España enviará a la Comunitat con un fondo no reembolsable destinado a Educación”.  

Por su parte, la diputada y portavoz de Compromís en Educación, Papi Robles, ha explicado que “después de las dificultades educativas que ha sufrido el alumnado, solo saldremos de esta situación con una atención más individualizada y con más refuerzo educativo. Contar con más profesorado en las aulas asegurará el cumplimiento de las medidas de higiene y prevención, y además, también facilitará que el alumnado esté mejor atendido y que pueda continuar aprendiendo después de las circunstancias adversas que ha vivido. Si una cosa nos ha enseñado esta pandemia es que necesitamos un sistema educativo con más profesorado y con grupos de alumnado más pequeños”.

Por su parte, la portavoz de Unidas Podamos en materia de Educación, Pilar Lima, ha destacado la necesidad de desarrollar protocolos de actuación y coordinación en cada centro escolar con el centro de salud de referencia del municipio o área de salud, para poder actuar en caso de que se detecten síntomas de COVID19 en el ámbito escolar. Y en este sentido ha resaltado la importancia de generar “seguridad y certezas , con una buena coordinación entre estos ámbitos”.