La CEV reclama que la reconstrucción valenciana pasa por el nuevo sistema de financiación

Navarro recuerda que la crisis en la Comunitat está agravada por la infrafinanciación, y pone de ejemplo el ‘modelo de diálogo social valenciano’ para el mundo postCOVID19

Tras nueve jornadas dando voz a los representantes del mundo empresarial, este miércoles ha sido el turno de las organizaciones empresariales de las Comunidades Autónomas en la Cumbre “Empresas españolas liderando el futuro”, organizada por CEOE y clausurada por S.M. el Rey Felipe VI.   En su intervención el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha reclamado que un elemento esencial en la reconstrucción valenciana para por la puesta en marcha del nuevo sistema de financiación.

Navarro ha señalado que la reconstrucción es especialmente compleja para la Comunitat por dos motivos: “la crónica infrafinanciación que sufre la Comunidad y que la sitúa en una posición de desventaja para encarar la recuperación, y por el elevado peso del turismo, uno de los sectores más afectados por la crisis, en la economía valenciana qu representa el 14´6% de nuestro PIB y genera el 15´1% del empleo”.

Por ello, ha pedido al Gobierno que tenga visión a largo plazo y que “no utilice esta crisis para volver a poner freno a una reforma de la financiación que debería estar aprobada hace ya mucho tiempo y sin la cual los valencianos y valencianas nos sentimos ciudadanos de segunda o incluso de tercera”.

De igual manera, ha coincidido con la mayoría de las empresarias y empresarios que han pasado por este foro en que ahora el principal reto es acelerar la recuperación y mantener el máximo nivel de empleo.

El dirigente de la patronal también se ha referido a esta crisis como “una excelente oportunidad para diseñar una estrategia que nos haga más competitivos”. En su opinión, “ña etiqueta Made in Spain tiene que ser a ojos del resto de países, un sinónimo de calidad, de innovación, de responsabilidad social y de sostenibilidad”.

Para conseguirlo ha reclamado el apoyo decidido del sector público a las empresas “para que no se destruya tejido productivo, para que podamos mantener el empleo, y para que no se vea amenazado el estado de bienestar”.

Ejemplo de diálogo social

Por otra parte, el presidente de la CEV se ha detenido en una serie de propuestas importantes para afianzar la recuperación en la Comunitat Valenciana, empezando por el diálogo. Así, Navarro se ha referido a la Comunidad como ejemplo de diálogo social entre Administración, sindicatos y patronal y ha pedido al Gobierno central que no obvie en la toma de decisiones a los que mejor conocen la realidad empresarial y laboral: empresarios y sindicatos.

DEeigual manera, ha aludido a los ERTES como una herramienta indispensable para mantener el empleo durante el estado de alarma y durante la desescalada, y ha reclamado que lo sigan siendo mientras el nivel de demanda y de actividad lo exijan. “Es necesario para salvar empresas y por tanto empleos”.

Navarro también ha señalado que es primordial garantizar la seguridad jurídica y contribuir a generar certidumbre.  A su juicio, “en un momento excepcionalmente incierto como el actual, anunciar derogaciones de leyes o plantear determinadas reformas no sólo dificulta la toma de decisiones, sino que aleja y desincentiva posibles inversiones justo cuando más se necesitan”.

Otra propuesta realizada por la CEV es incrementar la inversión en innovación. Al respecto ha nombrado al sector textil y de automoción como ejemplo de innovación durante la crisis y ha pedido que no se desaproveche ese clima innovador. En su opinión, “ña innovación, la digitalización o la inteligencia artificial deben ocupar un lugar prioritario en la nueva hoja de ruta. Son nuestra mejor herramienta para ser más competitivos”

Salvador Navarro ha vuelto a reclamar que frente al aumento de la presión fiscal se agoten los recorridos en mejoras de la gestión pública y en la lucha contra la economía sumergida, al tiempo que ha reclamado una Administración más ágil y que se eliminen cargas burocráticas.

Por último, y aunque la Comunitat no parte de cero porque tiene un potente sistema de innovación y una larga tradición industrial, ha propuesto que la industria con medio o alto valor añadido gane peso respecto del conjunto de la actividad económica; que se trace un mapa de capacidades productivas de las empresas y que se fomente la relocalización y la inversión industrial de modo que sea menor la dependencia de mercados internacionales demasiado alejados y mayor la capacidad para generar empleo de calidad.

Según Navarro, “es importante que el sistema productivo recupere el pulso y lo haga de forma sólida, las empresas vamos a poner todo de nuestra parte. Europa, a la que necesitamos para avanzar, nos agradecerá que seamos capaces de ponernos de acuerdo y que empecemos a pensar en los proyectos susceptibles de aumentar nuestra eficiencia y sostenibilidad económica”.