La APV confía en que los fondos europeos reactivan la conexión europea por Canfranc

Consideran que las conexiones ferroviarias del enclave con su hinterland son una pieza clave para profundizar su proyección interior y aumentar los tráficos.

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) continúa trabajando en nuevos proyecto para liderar  el tráfico marítimo del mediterráneo. En este sentido, se sitúa el proyecto de ampliación de la tercera dársena del puerto de Sagunto que aspira a convertir a dicho puerto en la salida al mar de Aragón, cuya conexión con Francia vía Canfranc convertiría al puerto en el eje de las comunicaciones marítimas, y permitiría superar los actuales pasos transfronterizo que están saturados, algo que en el tramo francés de la línea, Valencia- Zaragoza-Canfranc-Limoges-Paris, ya se está actualizando. La conexión  aragonesa, situaría al puerto valenciano en el eje de la conexión atlántico-mediterráneo. Y ello, se podría agilizar mediante los fondos europeos para la reconstrucción tras el COVID19.

Según el presidente de la APV, Aurelio Martínez, las inversiones en las líneas ferroviarias que conectan el puerto valenciano con Aragón y el Cantábrico han tenido resultados inmediatos. En concreto, se han multiplicado por diez el tráfico de trenes de mercancías que utilizan esta línea (se ha pasado de 3 a 30 trenes semanales), y se han mejorado considerablemente los tiempos de viaje (23 minutos menos en los trenes de pasajeros y alrededor de tres horas en los trenes de mercancías).

Dichas mejoras continuarán en los próximos meses con distintas actuaciones que se están realizando y que permitirán continuar con la mejora de la red, como la supresión de otros seis límites de velocidad, la construcción de un nuevo paso inferior a la salida de Teruel, el inicio de los movimientos de tierra para construir vías de apartado de 750 metros en siete estaciones y la licitación de la construcción de subestaciones eléctricas.

Por ello,  desde la APV se están defendiendo ante el Gobierno la realización de un nuevo estudio de trazado para toda la línea que asuma la doble plataforma y se inicie una mejora total de la línea, ya  que existe un agravio comparativo en el Corredor Cántabro Mediterráneo  ya que, actualmente, hay proyectadas inversiones de 13.168 millones de euros, de las cuales solo 338 millones corresponden a tramo Zaragoza-Teruel-Sagunt, es decir, una proporción de uno a 38 euros. Por ello, el presidente ha propuesto que se lleve a cabo un nuevo estudio de trazado para toda la línea que asuma la doble plataforma.

Actualmente, existen dos o tres tramos cuya longitud está en el entorno de los 30 kilómetros, con pendientes superiores a las 24 milésimas,  por lo que aprovechando el esfuerzo inversor actual deberían suprimirse esos tramos, sustituirlos por un nuevo trazado ya en doble plataforma e iniciar de este modo una mejora total de la línea. El presupuesto en estos tramos apenas supondría 350 millones de euros adicionales, pero, con el crecimiento de la demanda, esta inversión deberá irse completando con la reforma total del trazado, y podría suponer un elemento más para recuperación económica tras la crisis del coronavirus.

De esta manera, la conexión entre la Comunitat y Canfranc, a través de Aragón, daría una alternativa a la despoblación actual de Teruel, y supondría la culminación del Eje Mediterráneo-Cantábrico, Puerto de Valencia-Puerto de Bilbao.

Además, supondría  la salida de mercancías por el Pirineo Central, ahora por Canfranc , y a medio plazo por el túnel de baja cota de Vignemale en Biescas. Este túnel es apoyado, no solo por Aragón, sino también por Aquitania y el gobierno francés, generaría  un tercer paso pirenaico vital para España.

Este proyecto, que podría financiar aprovechando los fondos para la reconstrustrucion europea, encaja dentro de la estrategia europea del Transporte se basa en la utilización, para el tráfico de mercancías, de aquellas líneas llamadas débiles o poco congestionadas, descargando así las saturadas como Irún o Port Bou

En este sentido, ha que recordar que  la distancia Barcelona- Lyon-Paris es la misma que Valencia- Zaragoza-Canfranc-Limoges-Paris, y que en el tramo francés se está empezando a revitalizar para vertebrar el país galo, y que, en el caso español, convertiría a la Comunitat.

Iniciativa parlamentaria

A este respecto, la portavoz de Obras Públicas e Infraestructuras del PSPV-PSOE en Les Corts, Sandra Martín, ha presentado una Proposición No de Ley (PNL) para pedir al Gobierno de España que impulse dentro del Plan de Reconstrucción Social y Económica el transporte de suministros por ferrocarril para garantizar el abastecimiento esencial y sanitario durante las emergencias.  En su opinión, “es el momento de apostar por infraestructuras como el Corredor Mediterráneo”.

Martín plantea en el escrito la necesidad de continuar con las inversiones para completar el Corredor Mediterráneo y modernizar el Corredor Cantábrico. Ambos, asegura Martín, “son los principales conectores de la Comunitat Valenciana con la red transeuropea para el transporte ferroviario de mercancías”.

En este sentido, ha incidido en que “si durante la normalidad el transporte de mercancías por ferrocarril es estratégico, en situaciones de emergencia como la que atravesamos, que implican una restricción en la movilidad de viajeros y por tanto una liberación de la red, se ofrece como una alternativa inmejorable de abastecimiento esencial y sanitario”.