El Consell trabaja para conseguir atraer la instalación de una megafactoria de baterías para coches

Puig insta a aprovechar las oportunidades de financiación que brinda la UE para el impulso de proyectos desde la Comunitat

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha confirmado este martes que desde el Consell se está trabajando para conseguir atraer la instalación de una megafactoría de baterías para coches eléctricos e híbridos, a través de la realización de una serie de incentivos que facilite su ubicación en el parque proveedores de Ford, Juan Carlos I de Almussafes.

Así, lo ha expresado durante su intervención en la clausura de la mesa redonda ‘Cambio de marcha’, sobre la industria valenciana de la automoción y la movilidad, acto que se ha desarrollado en la sede de UGT-PV en Valencia y al que ha asistido también los consellers de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, y de Hacienda y Modelo Productivo, Vicent Soler, el presidente  del Puerto, Aurelio Martínez, y el presidente de Iberdrola

Según ha explicado, la Generalitat está dispuesta a incentivar la presencia de la factoría en la Comunitat, donde se da “un escenario positivo” desde el punto de vista de las infraestructuras, la existencia del clúster de la automoción y el diálogo social, que se traduce en “una cohesión social” para poder atender el proyecto.

La Generalitat mantiene contactos desde hace varios años para un proyecto para la instalación en Valencia de una megafactoría de baterías de coches eléctricos y trabaja con este fin con multitud de agentes así como con el Ministerio de Industria, según indicaron fuentes de la Conselleria de Economía hace unos meses

Puig ha señalado que nos encontramos ante una “situación compleja” con una crisis sanitaria “que nunca hemos vivido antes”, y ha apuntado que es “más necesario que nunca la cohesión social, el acuerdo político y el diálogo para elaborar las estrategias necesarias en este momento trascendente”.  En su opinión, “de esta crisis no saldremos con viejas recetas, necesitamos empatía y trabajo continuo”, ya  que “el impacto en las economías va a ser muy grande, lo que exige replanteamientos”.

En esta línea, ha aseverado que la situación de la economía valenciana preocupa por su “problema grave de productividad” que se une al “problema de engranaje del sector público que necesita recursos para incentivar esa vía a la productividad”, y ha destacado como elementos fundamentales para mejorar la competitividad de las empresas valencianas la innovación, la tecnología y la formación. Respecto a esta última ha indicado que “es el gran reto en los próximos tiempos, sobre todo la formación profesional”. Una formación, ha indicado, que debe ir de la mano de las necesidades de las empresas valencianas.

Para el jefe del Consell, “está crisis no se puede resolver en el ámbito local, tiene que ser un ámbito como mínimo europeo”, y ha destacado la actuación de la Canciller alemana, Angela Merkel, para llegar a un acuerdo sobre los fondos europeos de reconstrucción y ha expuesto Puig que “al final van a haber fondos europeos para ese plan Marshall que reclamamos” y “seguro que tienen condiciones” pero, según apunta, serán requerimientos en la línea de lo que ya se aplica en la Comunitat Valenciana, como medidas para encarar el New Green Deal.

Así, ha instado a aprovechar las oportunidades de financiación que brinda la UE para el impulso de proyectos desde la Comunitat que sigan los postulados del Pacto Verde Europeo, y ha anunciado que “vamos a presentar proyectos que tienen que ver con la sostenibilidad” y  ha destacado la importancia para la región del Corredor Mediterráneo y de la factoría de Ford en Almussafes que ha tildado de “imprescindible”.  En su opinión, “hay que aprovechar los proyectos asociados a la movilidad para ser menos dependientes de las energías fósiles”, ha explicado Puig

Asimismo, ha añadido que, en el ámbito de la movilidad, la transición hacia un modelo más sostenible “no se puede hacer por decreto ley ni de un día para otro” , sino que “se debe contar con la industria del automóvil” y “tener en cuenta la realidad de este sector”, clave para la economía.