Cuatro cooperativas crean INDICOOP para afrontar la recuperación en el sector textil valenciano

La cooperativa de 2º grado se enmarca en el proceso de relocalización industrial para garantizar la producción local de la Comunitat y el suministro de materiales esenciales

Cuatro cooperativas de trabajo del sector textil se han unido y han formado INDICOOP una cooperativa de 2º grado para ser más competitivas y plantar cara a las dificultades del contexto económico derivado de la pandemia del Covid-19.

Esta agrupación de cooperativas del sector textil se enmarca en el proceso promovido desde la Conselleria de Economía Sostenible para relocalizar la industria de la Comunitat y garantizar, así, la producción local y el suministro de materiales esenciales que eviten de nuevo la excesiva dependencia de proveedores internacionales y el desabastecimiento ante una nueva eventualidad.

La fórmula escogida finalmente para llevar a cabo esta iniciativa ha sido la de integrarse en una cooperativa de 2º grado, es decir, una cooperativa de cooperativas. De esta forma, estas cuatro cooperativas han plasmado de la manera más genuina posible el valor de la intercooperación, uno de los siete principios que configuran el modelo empresarial cooperativo.

La Ley de Cooperativas de la Comunidad Valenciana, en su artículo 101, recoge la posibilidad de que las cooperativas constituyan cooperativas de 2º grado “para desarrollar una actividad económica de modo cooperativizado en favor de todos los integrantes”. Es el caso de INDICOOP, integrada por las cooperativas de trabajo Blaper Coop V, Curtitex Coop V, Fil a Fil Coop V y Mundo Mara Coop V, todas ellas ubicadas en la provincia de Valencia.

Blaper Coop V es una cooperativa de Enguera dedicada a la confección de prendas de vestir para hombre y ropa laboral; Curtitex Coop V, de Canals, se dedica a la confección de prendas de cuero y de otros géneros de punto; Fil a Fil Coop V, ubicada en Valencia, confecciona ropa de hogar, prendas de vestir y complementos, y Mundo Mara Coop V, también de Valencia, se dedica al diseño y producción de uniformes escolares, chándals y baberos.

A partir de ahora estas cuatro cooperativas, cada una de las cuales continuará manteniendo su independencia empresarial para seguir con su actividad propia, llevarán a cabo de manera conjunta a través de la nueva entidad INDICOOP una nueva línea de producción. En un primer momento está previsto que produzcan mascarillas dotadas de la certificación y homologación correspondientes. Hay contactos avanzados dentro del mundo cooperativo para que parte de dicha producción pueda canalizarse a cooperativas del sector agrario, educativo o de consumo. En un siguiente estadio, se estudiará la posibilidad de producir otros equipos de protección.

La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, ha elaborado la ‘Guía para el fomento del cooperativismo en el sector textil’ para aclarar el marco normativo para la fabricación de material sanitario. Posteriormente, la conselleria ha trabajado con FEVECTA para fomentar la intercooperación en el marco de ayudas al fomento de la economía social 2020.

La Federación Valencia de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FEVECTA) ha tutorizado el proceso de gestación de la iniciativa que acaba de registrarse y, además de asesorar a las cooperativas sobre la viabilidad y los aspectos jurídicos de la iniciativa, ha facilitado los espacios de encuentro, ha mediado en los consensos necesarios y ha llevado a cabo la interlocución con la administración pública. Han sido varias semanas de intensa colaboración entre FEVECTA y las cooperativas comprometidas con el proyecto que han desembocado en la constitución de la nueva cooperativa de segundo grado.

Tras su creación, INDICOOP se ha convertido en la tercera cooperativa de 2º grado que se constituye dentro del sector del cooperativismo de trabajo en la Comunitat, las otras dos pertenecen al sector de enseñanza. La integración de cooperativas en estructuras de mayor grado es un recurso de uso común en los diferentes sectores del cooperativismo; en el agrario, por ejemplo, existen incluso cooperativas de tercer grado.

El conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, ha destacado que “en este escenario de crisis sanitaria y económica debido a la pandemia, el cooperativismo es una fórmula ideal a fomentar porque se ha demostrado en anteriores crisis que es más resistente ante la destrucción de empleo. Además, “desarrollar la intercooperación es básico para fortalecer las cooperativas industriales y ganar competitividad y acceso a los mercados. Igualmente, permite mayor agilidad y adaptación del sector a situaciones cambiantes, focalizando en la calidad y la sostenibilidad la producción textil cooperativa”.

Según Climent, dado que INDICOOP va a fabricar productos sanitarios para luchar contra la Covid19, esta estructura colaborativa entre cooperativas se convierte en una industria esencial para ayudar a garantizar el suministro a la población y reducir la dependencia de compras de material sanitario en otros mercados internacionales, en muchas ocasiones inflacionados.

Por su parte, el presidente de FEVECTA, Emilio Sampedro,  ha asegurado que “la intercooperación es un valor básico del cooperativismo que puede jugar un papel fundamental en la recuperación que debe venir tras es desconfinamiento. Este tipo de iniciativas ayudan al sector cooperativo a fortalecer las estructuras empresariales, a aprovechar sinergias y a explorar nuevos mercados a los que individualmente sería más difícil o imposible acceder”. Y en relación con el hecho de que la actividad de esta nueva cooperativa esté centrada en la producción local de material esencial de protección sanitaria, para Sampedro “la constitución de esta nueva cooperativa es una buena noticia tanto para el cooperativismo como para la economía y la sociedad valencianas, puesto que contribuye al esfuerzo común por desarrollar una industria local que nos haga menos dependientes del comercio internacional en momentos críticos”.

Con 2.277 cooperativas, la valenciana sigue siendo la tercera comunidad autónoma en número de cooperativas y empleos y una de las más diversas en cuanto a clases de cooperativas. De ellas, un 83% son cooperativas de trabajo con 1.894 empresas activas (1.054 en Valencia, 637 en Alicante y 203 en Castellón). En los últimos 4 años el 89,1% de las nuevas cooperativas creadas era de trabajo.

Del conjunto del sector, un 17% son cooperativas del sector industrial. Para Sampedro es importante poner en valor la sostenibilidad y la calidad del empleo cooperativo con una tasa superior al 80% de empleos indefinidos, por lo que apoyar este tipo de iniciativas surgidas del mundo cooperativo supone apoyar una manera de hacer empresa que pone en el centro de las decisiones a las personas y a las necesidades de su comunidad, además de los beneficios económicos.