coronavirusEconomíaEmpresa

La medtech valenciana QUIBIM cierra una ronda de inversión de 8 millones

La inversión permitirá ampliar la gama de algoritmos y componentes de alto valor disponibles a través de su plataforma de radiología basada en inteligencia artificial y facilitar la detección temprana del COVID19

La compañía de tecnología médica (medtech) QUIBIM ha conseguido 8 millones de euros de financiación en una ronda de inversión coliderada por Amadeus Capital Partners y Adara Ventures, con la participación de Apex Ventures, Partech, Crista Galli Ventures, y los actuales accionistas, incluyendo TechTransfer UPV, fondo gestionado por Clave Capital, y Angels, sociedad de inversión del empresario Juan Roig

QUIBIM está especializada en radiómica y en la extracción de información estandarizada y cuantitativa de imágenes médicas mediante la utilización de inteligencia artificial (IA). El postprocesamiento de imágenes médicas y la extracción de biomarcadores de imagen de QUIBIM permite a los hospitales y a las empresas farmacéuticas detectar enfermedades de forma temprana y sistemática.

La empresa ha llevado a mercado más de 20 algoritmos para un amplio conjunto de enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, la artrosis y las enfermedades hepáticas. Recientemente ha lanzado un producto de radiografía de tórax y tomografía computarizada para detectar el COVID19. QUIBIM Precision®, el nombre comercial de su plataforma, extrae y cuantifica biomarcadores específicos de enfermedades a partir de imágenes médicas con una elevada precisión. Sus productos se utilizan en más de 70 hospitales y 11 ensayos clínicos en todo el mundo, con 600.000 análisis y 6.5 millones de imágenes procesadas hasta la fecha.

QUIBIM fue fundada en 2012 por el doctor Ángel Alberich-Bayarri, y el profesor Luis Marti-Bonmati, especialistas en imagen médica, que establecieron el proceso para el desarrollo de biomarcadores de imagen, adoptado en 2013 por la Sociedad Europea de Radiología (ESR) como el estándar oficial de la industria. En marzo de este 2020, QUIBIM se convirtió en la principal plataforma de IA para el estudio de COVID-19 en toda Europa. Poco después, la Sociedad Radiológica Norteamericana (RSNA), con más de 52.000 miembros de 153 países, se unió a la iniciativa con el objetivo de crear un repositorio médico mundial de casos de COVID-19, con el brazo europeo funcionando con QUIBIM Precision®.

Al incorporar tecnologías de IA, QUIBIM mejora la productividad y el flujo de trabajo de los servicios de radiología. La compañía está lanzando su familia de productos qp-Suites, diseñada para apoyar a los radiólogos centralizando las herramientas esenciales para el diagnóstico clínico en una única plataforma, aumentando así la eficiencia operativa.

Según el fundador y director general de QUIBIM, Ángel Alberich, «QUIBIM se encuentra en fase de expansión, creciendo internacionalmente mientras mantenemos la excelencia científica en el centro de nuestra misión. Esta ronda de financiación se utilizará para impulsar la plataforma de inteligencia artificial, nuestros algoritmos disponibles y los componentes de alto valor, para proporcionar una solución integral y única, apoyando a los sistemas sanitarios y a los proveedores de salud”.

“Nuestros nuevos inversores nos ayudarán a abrir oportunidades en nuevos mercados y contribuirán a fortalecer nuestra marca a nivel internacional. Podremos promocionar e impulsar comercialmente nuevas soluciones para la próstata, músculoesquelético y oncología y aumentar las ventas a nivel mundial, ampliando nuestra plantilla durante el próximo año”, añade.

Por su parte, Pierre Socha, socio de Amadeus Capital Partners, considera que «estamos entusiasmados con el potencial de la radiómica para mejorar la detección de enfermedades y permitir tratamientos de precisión guiados por biomarcadores de imagen. La plataforma todo en uno de QUIBIM es la respuesta que los radiólogos han estado esperando y esperamos ayudarles a crecer internacionalmente mientras continúan la lucha contra el COVID-19 y otras enfermedades que amenazan la vida de las personas».

«La rápida adopción de QUIBIM en el mercado es un indicador de cómo los clínicos e investigadores innovadores están muy interesados en el acceso y la explotación de la tecnología y los métodos de IA que pueden reconocer automáticamente patrones complejos en los datos de imagen médica, para obtener evaluaciones cuantitativas y mejorar el servicio que brindan», concluye Rocío Pillado, socia de Adara Ventures.

La ronda de inversión de 8M€ ha sido asesorada legalmente por los despachos Garrigues (asesores legales de QUIBIM) y Araoz&Rueda.

QUIBIM es una compañía de tecnología médica (medtech) especializada en inteligencia artificial (IA) y tecnologías de procesamiento de imágenes aplicadas al desarrollo de biomarcadores de imagen en el campo de la radiología. La empresa dispone de una plataforma de software (QUIBIM Precision®) y algoritmos de IA para la extracción de biomarcadores de imagen cuantitativos. La plataforma se utiliza en hospitales, empresas farmacéuticas y centros de I+D.

La plataforma de análisis de imágenes QUIBIM Precision® ha recibido el marcado CE como Dispositivo Médico de Clase IIa, incluyendo los algoritmos de análisis de biomarcadores de imagen, el visor DICOM basado en web y la plataforma que alberga estos componentes y datos que se extraen de las imágenes médicas.

QUIBIM fue apoyada en 2015 por Lanzadera, la aceleradora de startups perteneciente a Marina de Empresas e impulsada por Juan Roig. Posteriormente, en 2017, recibió el soporte de Angels, la sociedad de inversión que forma parte del mismo hub de emprendimiento. Actualmente Angels mantiene en cartera un porcentaje minoritario de la compañía.