Generalitat y Diputación de Alicante exhiben sus ayudas para la Vega Baja

Mazón denuncia la lentitud del gobierno central por el DANA, mientras que Puig anuncia la presentación del Plan Vega Baja  Renhace y la llegada de 100 millones del BEI,

El  Congreso Nacional sobre Inundaciones, que impulsa la Diputación de Alicante  junto al Ayuntamiento de Orihuela y la Universidad de Alicante y que coincide con el primer aniversario de la DANA que asoló la comarca de la Vega Baja, ha sido el marco de un nuevo conflicto entre socialistas y populares, donde tanto la Generalitat como la corporación provincial han exhibido sus esfuerzos y ayudas por la comarca. Mientras que el titular de la Diputación, Carlos Mazón, denunciaba la lentitud del gobierno central en las ayudas por el DANA, la Generalitat anunciaba que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) facilitará 100 millones de euros a la Comunitat Valenciana para la reconstrucción de infraestructuras dañadas por las DANA. Además, el presidente de la Generalitat, ha aprovechado para hacer balance de inversiones.

 El acto, que reúne a más de un centenar de profesionales y expertos de todo el país, ha contado también con la asistencia del alcalde oriolano, Emilio Bascuñana, el rector de la UA, Manuel Palomar, y el director técnico del evento y del Instituto del Agua y de las Ciencias Ambientales de la UA, Joaquín Melgarejo, ha sido el marco aprovechado por el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, para criticar la “lentitud” del Gobierno de España para aprobar el Real Decreto, previsto para el pasado mes de marzo, de las ayudas de la DANA. Este “incomprensible retraso de seis meses”, según ha explicado, imposibilita legalmente que la institución alicantina pueda, por su parte, “liberar las ayudas provinciales para los ayuntamientos, que ya están consignadas y aprobadas en Junta de Gobierno y, por tanto, sólo a la espera de que lo apruebe el Ejecutivo Central, algo que nos produce una gran sensación de frustración”.  

Según ha explicado, “necesitamos que alguien abra esa llave para que puedan salir automáticamente las ayudas y eso sólo lo puede hacer Pedro Sánchez, que está demostrando una falta de interés y de capacidad de trabajo alarmante”.

Durante su intervención, ha resaltado el esfuerzo realizado por la Diputación de Alicante en este último año para mejorar la prevención y los tiempos de reacción ante fenómenos meteorológicos adversos. “Durante todos estos meses no hemos dejado de impulsar, en la medida de nuestras posibilidades y competencias, aquellas acciones que contribuyan a evitar que un episodio como las inundaciones de la DANA se vuelvan a repetir”, ha explicado.

En este sentido, ha destacado, entre otras medidas, el acuerdo suscrito por la institución provincial con el Grupo Suez para poner en marcha un Servicio de Alerta Temprana en la comarca o la implantación de una Red de Estaciones Meteorológicas en los parques y subparques del Consorcio Provincial de Bomberos que coordinará el catedrático Jorge Olcina, quien ha participado también como ponente en el congreso.

En este punto, el presidente ha anunciado, además, la inminente apertura del proceso administrativo para la construcción de un subparque de Bomberos en Orihuela con una inversión de más de 3 millones de euros y que, según ha indicado, “contará con un emplazamiento estratégico que permitirá reaccionar en menor tiempo y con más medios ante las emergencias”.

Plan Vega Baja  Renhace

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el Consell presentará la próxima semana en Almoradí el Plan Vega Renhace, que incluye entre sus actuaciones un importante un programa para la mejora de la depuración de aguas residuales que permitirá regenerar 25 millones de metros cúbicos en la Vega Baja.

Puig ha señalado que este plan de depuración, que se ejecutará mediante la implantación de tratamiento terciario más desalación, se llevará a cabo en las 29 depuradoras de la Vega Baja, y posibilitará la reutilización del 100% del agua.

Se trata, como ha remarcado el jefe del Consell, de un “importante proyecto de economía circular”, que se inscribe dentro un plan mas amplio, el Plan Vega Renhace, “forjado desde la participación, contando con la ciudadanía”.

El máximo responsable del Consell ha dado estos detalles durante su participación por videoconferencia en el acto de apertura del congreso estatal ‘Inundaciones. Prevención y adaptación’, que se celebra en Orihuela este jueves y viernes.

De igual manera, ha señalado que Vega Renhace “es un plan estratégico integral, que aborda aspectos territoriales, de infraestructuras, sociales, económicos y culturales, con propuestas concretas de actuación en la comarca, para hacerla resiliente en el contexto de la emergencia climática”.

Asimismo, Puig ha anunciado que el Pleno del Consell aprobará en su reunión de este viernes el Plan de Dinamización y Gobernanza Turística del Bajo Segura, “con el objetivo de crear y consolidar una oferta con criterios de sostenibilidad, competitividad y equilibrio territorial”.

Del mismo modo, el president ha señalado que es prioritaria “la mejora de los sistemas de prevención y alerta, así como informar a la ciudadanía de los protocolos de actuación en caso de inundaciones”. A este respecto, Puig ha mencionado la convocatoria que ha realizado el Consell “para facilitar a los 27 ayuntamientos de la comarca la contratación de técnicos en emergencias ha tenido una amplia acogida”.

Banco Europeo Inversiones

Por otra parte, desde la Generalitat también se ha anunciado este jueves que Banco Europeo de Inversiones (BEI) facilitará 100 millones de euros a la Comunitat Valenciana para la reconstrucción de infraestructuras dañadas por las DANA (Depresión Aislada en Niveles altos de la Atmósfera) de finales de 2019 y la tormenta Gloria de principios de 2020, con el fin restablecer el potencial productivo y turístico de las localidades afectadas, así como su infraestructura de servicios.

Esta financiación también se destinará a paliar los daños producidos por potenciales eventos recurrentes de este tipo que se puedan producir hasta 2021. Además, este préstamo, que se divide en dos tramos de 50 millones de euros cada uno, permitirá mejorar la resiliencia climática en la región, impulsando inversiones para prevenir inundaciones y mejorar la respuesta futura frente a fenómenos climáticos adversos.