“Así como el músico tiene que ensayar y practicar la técnica para cuando tenga un concierto, el actor también tiene que estar constantemente entrenando”

Entrevista con Raquel Heredia, creadora del Laboratorio Retoteatro

Raquel Heredia Perea (Alicante, 1990) es pianista y actriz profesional, en ambos casos titulada. Ella misma incide en este aspecto, precisamente por “la necesidad de dignificar la profesión”, pues, tal y como nos explica Raquel, muchas veces son los propios profesionales del arte los que asumen de antemano el precario estado laboral de la profesión, y, en consecuencia, la desprofesionalizan. Más, en esta ocasión, vamos a dejar el aspecto musical de un lado, y nos vamos a centrar en lo que se refiere a las artes dramáticas y escénicas.

Raquel empezó su formación profesional como actriz el año 2013 en la Escuela Off Valencia donde conoció a la actriz Anaïs Duperrein, su primera profesora y, desde entonces, su principal referente en el mundo de la interpretación. Poco después realizó las pruebas de acceso a la ESAD (Escuela Superior de Arte Dramático), donde acabaría obteniendo el título de Interpretación en la promoción 2014-2018. Precisamente, es terminando la ESAD cuando descubre a la Compañía Atalaya de Sevilla, y se inscribe para formar parte del XX Laboratorio de Investigación Teatral de TNT. Para sorpresa suya, pues, tal y como describe ella, llegó como “un patito feo”, es seleccionada. Allí, acompañada, más que tutelada, por los propios actores y actrices de la compañía, es donde toma verdadera consciencia del papel del entramiento, ya que, “así como el músico tiene que ensayar y practicar la técnica para cuando tenga un concierto, el actor también tiene que estar constantemente entrenando, pues el instrumento es su voz y su cuerpo, su mente y su emoción”. Es justamente aquí donde descubre qué es un Laboratorio de Teatro.

Raquel Heredia durante una de sus interpretaciones en el Laboratorio TNT Atalaya.

¿Qué es un Laboratorio de Teatro?

Un Laboratorio de Teatro es precisamente un lugar de entrenamiento, para que, cuando llegue, por ejemplo, un casting, estar preparado tanto a nivel físico como emocional.  Además, también es un lugar donde, trabajando de manera grupal y fomentando la escucha colectiva, “experimentar, equivocarse, nutrirse del imaginario del otro y, a su vez, crear propuestas escénicas propias”. Pero, un Laboratorio de Teatro es, sobre todo, un lugar donde trabajar desde la humanidad con profesionales y “jugar juntos con el paradigma”.

Un actor tiene que aprender a trabajar con las circunstancias dadas”.

En resumidas cuentas, “retar a la situación”. Y así lo hicieron “los retadores y retadoras” del Retoteatro (cuyo logo, casi como una suerte de alegoría profética, es una planta naciendo dentro de una burbuja), que, durante la crisis sanitaria del COVID-19, supieron ser creativos y adaptar, tanto sus entrenamientos como las propuestas escénicas, a esta nueva realidad. Pues, tal y como nos apunta Raquel, “un actor tiene que aprender a trabajar con las circunstancias dadas”.

¿Qué es Retoteatro?

Retoteatro es un Laboratorio de Teatro creado por Raquel Heredia, que surge con el propósito de dar un espacio de entrenamiento a actores ya profesionales (o en formación) como ella, ya que, y así nos lo hace saber, ella aquí es “guía, pero no profesora”. Aunque, por otro lado, “nace también para acoger a actores con mucha luz que se encuentran escondidos por Valencia”.

Foto grupal de los y las integrantes del I Laboratorio Retoteatro.

En Retoteatro, aparte de estar “retándose como niños” todo el rato (“¡Hasta para madrugar!”), se trabaja con distintos métodos teatrales (en especial el del maestro Vsévolod Meyerhold, el de Rudolf Laban, el de Jerzey Grotowski, y el de Eugenio Barba de Odin Teatret, estos dos últimos íntimamente ligados al concepto Teatro Laboratorio), y se practican diversas modalidades teatrales con entrenamientos específicos dirigidos por profesionales de dicha técnica.

En su caso, Raquel, se ocupa del teatro físico y vocal, pues, aquí, “cada un pone lo que tiene”, y por ello, según sus palabras, “lo que no tengo lo traigo”. Así, la primera edición del Retoteatro contó con la participación de “profesionales que trabajaron siempre desde la humanidad” como: Nelo Sebastián de Vudú Teatro (títeres, objetos y sombras), Guarinova Lidia Sergeevna (títeres), María José Peris (voz), Esperanza Querino (danza africana), Angela Cantelli (comedia del arte), y la Compañía Atalaya (investigación). A esta última, a la Compañía Atalaya, agradece en particular su apoyo constante en todos los aspectos, con mención especial a su director, Ricardo Iniesta. A su vez, también agradece el apoyo recibido por la gestora cultural Pilar Guanter y por la Escuela de Ruzafa, que ha aportado un espacio escénico, haciendo de este modo posible que el Retoteatro, “en tiempos de crear y de retarse”, siga creando y retándose, “haciendo del oficio profesión, dándole así la dignidad que se merece”.

Para finalizar, les recordamos que el próximo sábado 19 de septiembre se realizarán las pruebas de acceso del II Laboratorio Retoteatro, que contará con más especialistas como Miquel Mateu con el llamado Teatro de la Muerte de Tadeusz Kantor. Así que, los aspirantes a retador ya pueden ir pasando, pues, ahora más que nunca, tanto plazas como aforos son limitados.

Inscripción+info: retoteatro@gmail.com / @retoteatro (Instagram)

Fecha límite de inscripción: 18 de septiembre.

Adjuntar CV o breve biografía en e-mail.

Se valorará nociones musicales.