Escuchar a “Las Sinsombrero”, para escuchar a Paco Damas

El poeta, compositor y artista Paco Damas presenta su nuevo libro: Entropía: Canciones y Poemas; conjuntamente con su ya difundido album Paco Damas canta a Las Sinsombrero.

En los tiempos que corren, o más bien, que esprintan, el modelo de competitividad se ha extendido a todos lo terrenos imponiendo a su vez los criterios de la mercadotecnia. En definitiva, ese viejo instinto de supervivencia reformulado brutalmente por el neoliberalismo parece eclipsarlo todo de norte a sur. Mas, en el terreno de la creación artística, que no producción, el instinto de supervivencia del individuo se diluye en la colectividad en el justo momento en el que el artista o la artista decide compartir de manera desinteresada su obra, tanto en su dimensión ética y estética. Este hecho hace de la creación artística una herramienta, cuya instrumentalización puede ser más o menos censurable, para llevar a cabo cambios políticos, económicos, culturales, y, en definitiva, sociales.

Paco Damas, empleando esa arma que es la flor de la palabra, como bien lo versificaron aquellos pueblos rebeldes de la selva de Chiapas, cargada de canción y poesía, ha emprendido una lucha cuyas consignas giran en torno a “la cultura de la paz, la educación, la igualdad, la solidaridad, los derechos humanos y el civismo”. Y es que el poeta, compositor y artista que entre los olivares de la Campiña jienense creció mirando a la luna como aquel niño del romance lorquiano, sigue hoy recorriendo los caminos casi a modo de trovador presentado su álbum Paco Damas canta a Las Sinsombrero, y a su vez su nuevo libro: Entropía: Canciones y Poemas. Más concretamente, en los próximos días, lo hará en Llosa de Ranes (Valencia) el 28 de noviembre y el 29 de noviembre en Bonrepós i Mirambell (Valencia).

Estas canciones y estos poemas forman parte del sueño de alguien que quería navegar lejos, muy lejos, más allá de los confines del mar de olivos que le vio nacer”

Por un lado, el libro Entropía, es una obra poético-literaria comprometida tanto a nivel “artístico, moral y ético”, que pretende recorrer el basto y rico camino que comprende entre ciencia y arte, con el objetivo de “avanzar hacia una sociedad más culta y, por ende, más justa”. En palabras del propio Damas, “estas canciones y estos poemas forman parte del sueño de alguien que quería navegar lejos, muy lejos, más allá de los confines del mar de olivos que le vio nacer”. Por otro lado, en su ya reconocido album: Paco Damas canta a Las Sinsombrero; el artista jaenés canta, y también les canta (¿Quién eres tú?), a todas esas ilustres mujeres que pertenecieron, aunque de un modo un tanto opaco, a la Generación del 27. Artistas y pensadoras que se empoderaron, tanto a nivel retórico como a nivel factico, y subvirtieron el panorama cultural de un tiempo convulso transcurrido entre dos terribles dictaduras militares, y de una época en la que aún, el “segundo sexo”, como lo calificó irónicamente Simone de Beauvoir, se encontraba relegado a una posición subsidiaría ligada a unos patrones de género ya entonces trasnochados en demasía.

La filosofa María Zambrano, la escritora María Teresa León, la poeta Concha Méndez, la novelista, cantante, y actriz Josefina de la Torre; la poeta Ernestina de Champourcín, la maestra, poeta y dramaturga Carmen Conde; la escritora Rosa Chacel y la poeta Ángela Figuera; son, además de principales exponentes de este grupo de mujeres insumisas conocidas como Las Sinsombrero, algunas de las voces que componen este álbum donde se conjugan poesía y música (aunque nos quede la duda de si ambos artes se pueden dar por separado). Voces plurales y rescatadas que además nos llegan transportadas por las ondas generadas en las cajas torácicas de artistas de hoy, como Rozalén, Carmen París, Marina Heredia, Carmen Linares, Pilar Jurado, La Shica, Roko, Clara Montes, Amparo Sánchez (Amparanoia), Argentina y Cristina del Valle; que colaboran en esta nueva obra de Paco Damas y, a su vez, siguen luchando contra las viejas lacras aún enraizadas en el presente, porque, aludiendo a los versos de Rosa Chacel, aunque en el infierno había un violonchelo, el infierno seguía siendo un infierno.

La violencia de género y las desigualdades son el blanco de este ambicioso proyecto, interactivo, musical y educativo; que viene además acompañado de una gira de conciertos con actividades didácticas desarrolladas por profesorado experto en igualdad y no violencia de género, en especial destinado a los y las más jóvenes. En definitiva, una concepción de la creación artística que aún cree en el compartir y en el progreso social dentro de los parámetros de la colaboración y el apoyo mutuo. Y es que el eclipse que supone la competencia exacerbada no contaba con aquellas que, influidas por la luna, y acostumbradas al rechazo de una sociedad jerárquica y patriarcal, levantan sus voces para derribar las inhumanas tendencias a las que avanza, o más bien retrocede, la humanidad. Ante esta voz, a nosotras y a nosotros solo nos queda quitarnos el sombrero, como ya hicieron Maruja Mallo, Margarita Manso, Salvador Dalí i Federico García Lorca en la Puerta del Sol hace ahora casi un siglo. La propia Margarita Mallo, tras volver del exilio, contó a las cámaras de TVE que: “nos apedrearon llamándonos de todo“, pero, a la vista está, que, pese a las fuerzas arcaizantes de la reacción, nunca dejaron de levantar su voz, y es que, si derribamos el muro, ¡que gozo en todas partes!

TEXTO Nº1

ERNESTINA DE CHAMPOURCÍN. Si derribas el muro…

¡Si derribas el muro

qué gozo en todas partes!

¡Qué lazo de palabras

se sentirá en la tierra!

Y todo será nuevo,

como recién nacido…

Si derribas el muro

de todas las mentiras

¡Qué júbilo de amor

abierto sobre el mundo!

¡Qué horizonte sin nubes

en la curva del cielo!