El turismo generó 17.883 millones de euros en la Comunitat durante 2019

Puig pide aunar esfuerzos entre administraciones públicas para rescatar y modernizar el sector turístico tras la COVID19, y un espacio europeo seguro de movilidad de personas

El sector turístico tiene un peso determinante en la economía valenciana. Al menos, eso se desprende el estudio ‘Impactur Comunitat Valenciana 2019’ de Exceltur, según el cual de impacto económico del turismo sobre la economía y el empleo en la Comunitat Valenciana ascendió a 17.883 millones de euros, lo que supone el 15,5% del total del PIB valenciano.

Estas cifras muestran un incremento del 4,5% con respecto a 2018, y el mejor dato en términos absolutos de la serie histórica de evolución del PIB turístico. Tras seis años de crecimiento continuo de la actividad, con un incremento medio anual del 7%, el turismo creció en 2019, 3,3 puntos porcentuales por encima de la economía valenciana.

Dicho documento se ha presentado este lunes en el transcurso de una reunión celebrada en el Palau de la Generalitat que ha contado con la presencia del president de la Generalitat, Ximo Puig, el  vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda; el presidente de Servigroup, José M.ª Caballé; el presidente de Balearia, Adolfo Utor; el presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, y el director general de Turismo, Herick Campos.

En cuanto al valor añadido generado por las actividades turísticas en la Comunitat Valenciana, el estudio destaca que representa el 11,6% del impacto económico del turismo en toda España en 2019, creciendo 0,7 puntos por encima de la media del sector en España en los seis últimos años.

El estudio señala que todos los componentes de la demanda turística de la Comunitat Valenciana contribuyeron a este intenso dinamismo. En concreto destaca el comportamiento de la demanda extranjera, desde 2016 principal componente de la demanda turística de la Comunitat, liderada por la fidelidad y resiliencia del mercado británico. A pesar del leve retroceso de este mercado ante la incertidumbre del brexit, se produjo una apuesta pública y privada por la diversificación e impulso de otros mercados, como el francés y nórdico.

Respecto del empleo, el informe detalla que la actividad turística ha generado en la Comunitat Valenciana 318.522 puestos de trabajo en 2019, el máximo en la serie histórica, lo que supone el 15,9% del total del empleo de la Comunitat Valenciana en ese mismo año. En su conjunto, el empleo en este sector registró un crecimiento interanual del 4,2%, experimentando seis años consecutivos de crecimiento.

La capacidad de generación de nuevos puestos de trabajo en el ejercicio 2019 se extendió entre todas las actividades características del turismo. La notable generación de empleo promovido por el turismo ha consolidado al sector como principal dinamizador y contribuidor al empleo de la Comunitat, su aportación ha seguido una senda continua de crecimiento desde 2014, pasando del 14,0% en 2014 al 15,9% de 2019.

Asimismo el estudio destaca que el turismo generó 3.849 millones de euros de recaudación, es decir el 15,3% del total de impuestos en la Comunitat Valenciana.

Por último, respecto del impacto de la pandemia provocada por la COVID-19 sobre la actividad turística, las estimaciones apuntan a una caída a cierre del año 2020, del 61,3% respecto de 2019. Sin embargo, esta caída es algo inferior a la media estimada para el conjunto de España por Exceltur en su último escenario del mes de octubre, que cifra en un 69,6%, debido a la mayor presencia de demanda nacional y residentes de proximidad en la estructura de demanda de la Comunitat Valenciana.

Rescatar el sector

Ante estos datos, el president de la Generalitat, ha destacado la necesidad de aunar esfuerzos entre administraciones públicas para rescatar y modernizar el sector turístico tras la pandemia provocada por la COVID19, y ha planteado la necesidad de generar un marco de movilidad europeo que sea “claro y compartido”, para lo cual ha reclamado un ‘espacio Schengen europeo en movilidad’, que posibilite “la libertad de movimiento de personas, como se permite el de mercancías”.

Puig ha asegurado que la colaboración entre todas las administraciones públicas, tanto del Gobierno de España como de la Generalitat y de los ayuntamientos, “permitirá articular la operación de rescate de este sector esencial para la economía española y de la Comunitat Valenciana”, que representa el 15,5% del PIB valenciano y el 15,9% del empleo.

Asimismo, ha apostado por “generar un espacio de confianza y seguridad, dado que constituyen los elementos clave de nuestra política turística”. “No tiene sentido -ha añadido- que cada estado plantee un modelo de movilidad, sino que de haber una movilidad europea, con medidas como los test de antígenos o la vacunación, debemos ponernos de acuerdo, porque la base del turismo es la movilidad”.

Según ha explicado, “es necesario articular un plan de choque potente para salvar a las empresas que eran viables, y que pueden ser viables, y dotarlas de la solvencia suficiente para atravesar estos meses tan difíciles”. En este sentido, el president se ha referido a las medidas para atender el corto plazo ya puestas en marcha por el Consell para apoyar al sector, como el Bono Viatgem o las ayudas a pymes y autónomos, pero ha asegurado que “somo conscientes de la necesidad de articular nuevas respuestas, más efectivas y determinadas a garantizar la solvencia y una acción positiva que no frene la reconversión del sector”.

De igual manera, ha destacado la necesidad de acelerar la reconversión, replantear el modelo productivo, implementar la digitalización del sector, y mejorar su sostenibilidad, para lo cual se debe acelerar el plan estratégico del turismo, ya existente, así como dotarlo de capacidad económica “para resistir, porque si no resistimos ahora no seremos capaces de acometer la profunda modernización que también necesitamos”.