Debate en el Consell: Puig se resiste a un confinamiento general, mientras que Oltra insiste un cierre mayor salvo educación

Compromís pide suspender la actividad de la hostelería, los establecimientos turísticos, hoteleros y de ocio, los centros comerciales y establecimientos comerciales no esenciales de más de 800 metros cuadrados

El coronavirus se ha desbordado en la Comunitat, a pesar que cada día hay más medidas restrictivas, excepto el confinamiento general, algo que de momento no parece que se producirá. Y esta situación se ha traslado a los distintos miembros del Botànic 2.0 que tienen distintas recetas para su lucha. Mientras el president de la Generalitat, y el PSPV-PSOE, Ximo Puig, se resiste a un confinamiento, aunque o descarta la aplicación de nuevas restricciones en caso de que la situación sanitaria empeore en las próximas semanas. En su opinión, “aún hay decisiones que podemos tomar antes de avanzar hacia un confinamiento”. Por el contrario, su vicepresidenta, y líder de Compromís, Mónica Oltra, aboga por un mayor confinamiento parcial, eso sí, manteniendo los servicios públicos, la educación presencial y la economía. En una línea más dura se han pronunciado desde Unides Podem que reclaman un confinamiento general.

Puig entiende que  la situación actual “ya es de facto un confinamiento parcial”. A su juicio, “es necesario tener en cuenta que el encierro afecta también a la salud de las personas”, por lo que “es una decisión que no se puede tomar a la ligera y mucho menos de forma espasmódica o tacticista”.

De igual manera, ha indicado que el mayor activo que existe ahora para la recuperación “es la vacuna”, y ha confiado en que la recuperación empiece “en el segundo semestre de este año”.

Endurecer medidas: confinamiento parcial

De esta manera, el jefe del Consell respondía a un nuevo comunicado de Compromís, tras la reunión de manera telemática del Consell de Coordinació Institucional de Compromís (CCIC) para analizar la situación de la COVID19, reclamando al Consell y al Gobierno de España “la necesidad de adoptar medidas más duras para hacer frente a la pandemia” ante las “preocupantes cifras” que se han conocido en los últimos días, y han recordado su posicionamiento a endurecer medidas desde el mes de octubre.

En este sentido, los portavoces de Compromís, Mónica Oltra, Àgueda Micó, Joan Ribó y Juan Ponce han asegurado que ante esta situación “hay que tomar medidas contundentes y valientes para frenar los contagios, preservar vidas, evitar el colapso del sistema sanitario y garantizar el proceso de vacunación, en el sentido que hemos venido proponiendo desde el mes de octubre en los diferentes ámbitos institucionales y políticos”.

Respecto a las medidas que son competencia del Gobierno de España, Compromís en su CCIC ha acordado trasladar la necesidad de un confinamiento parcial con las siguientes características: mantenimiento de la actividad de los servicios públicos, de la actividad educativa como servicio esencial , de la actividad económica de acuerdo con las medidas sanitarias y promoviendo el teletrabajo en aquellas en que sea posible, a excepción de las consideradas espacio relacional y que permanecerían cerradas, y de la práctica deportiva saludable y segura; por otra parte,

Compromís plantea suspender la actividad de la hostelería, los establecimientos turísticos, hoteleros y de ocio, los centros comerciales y establecimientos comerciales no esenciales de más de 800 metros cuadrados y limitar su actividad en espacios de igual o inferior tamaño. Suspender espectáculos y actividades sin programación estable que impliquen acumulación de personas a la entrada y a la salida, prohibición de las reuniones de no convivientes, exceptuando los cuidados y la crianza, y confinamiento nocturno a las 20:00 horas con las excepciones que marca la actual normativa.

Asimismo,  pide al gobierno del estado un fondo de emergencia Covid para paliar los efectos económicos del cierre en los sectores mencionados. “Sin salud no hay economía, pero no podemos dejar a miles de personas sin ingresos de sus negocios, es necesario que el gobierno estatal actúe para no dejar a nadie atrás” afirman los portavoces de la coalición.

En este sentido propone que estas ayudas estén vinculadas al mantenimiento de los puestos de trabajo, los derechos laborales y el mantenimiento del trabajo autónomo con una bonificación de cuotas a la Seguridad Social proporcional al porcentaje de suspensión de la actividad de la empresa para paliar los efectos económicos.

Respecto a las medidas que son competencia directa de la Generalitat Valenciana, Compromís propone que mientras el Gobierno de España no decrete las medidas anteriormente mencionadas, la Generalitat debería mantener la actividad de los servicios públicos, la actividad educativa como servicio esencial, el actividad económica de acuerdo con las medidas sanitarias y promoviendo su teletrabajo, la actividad de práctica deportiva saludable y segura y en cuanto a la Generalidad Valenciana, toda actividad que se pueda desarrollar mediante la modalidad de teletrabajo debería hacer de esta manera. En cuanto a la limitación de actividades, Compromís propone las mismas que al Gobierno de España más el mantenimiento de las que hay actualmente vigentes y que no son incompatibles con las anteriores, como el cierre perimetral.

Además, propone la creación de un fondo de emergencia autonómico para paliar los efectos de la crisis provocada por la COVID19 vinculado al mantenimiento de puestos de trabajo y derechos laborales y también de protección del trabajo autónomo, acelerar el proceso de vacunación de manera que se agote cada domingo las dosis enviadas el lunes anterior, siempre garantizando la aplicación de la segunda dosis. En relación con este último punto, Compromís trasladará al Gobierno de España la propuesta de que envíen las dosis de vacunas en función del ritmo de vacunación. Así las comunidades autónomas que tengan stock no recibirán la siguiente remesa hasta que no hayan terminado la administración de la anterior. El excedente se hará llegar a las comunidades autónomas que sí hayan agotado las dosis recibidas de manera que se prime la inmunización ante la acumulación.