Alicante cierra el fin de semana con 247 denuncias por desobediencia civil

La Policía Local disuelve 12 fiestas en viviendas y cierra el operativo con 105 denuncias por incumplir el estado de alarma en Alicante 

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento ha informado que en el operativo organizado este fin de semana la Policía Local de Alicante ha impuesto 247 denuncias por desobediencia de las medidas restrictivas aprobadas por el Consell.

De ellas, este sábado se registraron un total de 105 denuncias por desobediencia de las medidas de seguridad para hacer frente a la pandemia del Covid, y se han disuelto 12 fiestas en viviendas durante la  madrugada.

Asimismo en los controles organizados por la Policía Local en la cuarta jornada del sábado para garantizar el cierre perimetral  interpusieron 60 denuncias a personas por incumplirlo y desplazarse saltándose las restricciones de movilidad decretada por la Generalitat Valenciana sin poder justificar sus desplazamientos, y se pararon en los controles a 4.084 vehículos.

Del total de intervenciones, durante el sábado por la mañana se impusieron  41 actas a personas que incumplían el cierre perimetral controlando un total de 3.362 vehículos y 9 autobuses que fueron interceptados en los puntos de controles, y en la tarde la movilidad descendió y se pararon a 722 vehículos, bajando mucho  las sanciones con 16 denuncias y con un alto cumplimiento. Por la noche la movilidad fue mínima, en los controles se interceptaron  3 vehículos, que no pudieron justificar sus desplazamientos.

La Policía Local organizó un amplio dispositivo en la ciudad con inspecciones y vigilancia continua en la mañana y tarde, y se disolvieron varios grupos de más de dos personas y interponiendo 18 sanciones a grupos, así como 6 denuncias por no llevar la mascarilla obligatoria, y 1 por tenencia de sustancias estupefacientes.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha destacado que “la Policía va a continuar reforzando los dispositivos todos los días con especial vigilancia en prevenir que se cumplen las medidas de seguridad, las distancias, el uso de mascarillas, el toque de queda y para prevenir y disolver los botellones y fiestas que están prohibidos evitando contagios de Covid”, y ha pedido que “ sigamos asumiendo cada uno la responsabilidad individual de salvar vidas porque el virus sigue matando, tal y como lo esta haciendo la mayoría de los ciudadanos desde el principio, sin asumir riesgos innecesarios”.

En los controles de la mañana del sábado la Policía Local interpuso también una veintena de actas, cinco por no llevar las mascarillas, dos por no tener la ITV, ocho por no llevar el cinturón de seguridad, dos por no tener seguro, y cuatro por conducir hablando por el móvil, en la noche se denunció a un conductor por dar positivo en las pruebas de alcoholemia y otro por no tener la ITV.

La policía disuelve 12 fiestas en viviendas

La Policía Local anoche disolvió, desde las 22 a las 3,30 horas, un total de doce fiestas en viviendas, que fueron denunciadas por particulares, y en las que estaban personas no convivientes y más de dos reunidos sin mascarillas, generando molestias y ruidos a los vecinos. En los domicilios y espacios de uso privado, tanto en el interior como el exterior, se permiten únicamente las reuniones familiares y sociales de personas que pertenecen al mismo núcleo o grupo de convivencia.

Por ello los agentes intervinieron disolviendo las fiestas organizadas en la calles Colon, Castilla, Britania,  San Francisco, Sierra de Maigmo, Plaza de las Escuelas, General Prim, Plaza Gabriel Miró, avenida de Alcoy, Dato Iradier, General Ros de Olano, Doctor Just,.

La unidad Fox de la Policía Local en la tarde de ayer detuvo a una persona por un presunto delito de lesiones, tras agredir a otra en la avenida de Juan Bautista Lafora. Según fuentes policiales los hechos ocurrieron sobre las 19,30 horas cuando los agentes se encontraban patrullando y fueron comisionado por una persona desorientada y con una herida sangrante en la cara, la cual manifestó que había sido agredido.

Los agentes solicitaron asistencia sanitaria y montaron un dispositivo para localizar al presunto agresor, localizándolo a una persona en un  establecimiento cercano, con la ropa manchada de sangre y heridas en las manos, que es identificada y detenida, localizando en la mochila un cuello de botella, con el que se podría haber ocasionado la agresión, hecho que es confirmado por el herido.

Por tales hechos este varón fue detenido por un presunto delito de lesiones y agresión, informado de los motivos de su detención así como los derechos que le asisten, y trasladado a la comisaría y puesto a disposición de la autoridad judicial.