La Comunitat y Baleares establecen una alianza conjunta para reactivar el sector turístico

Presentan una propuesta para optar a fondos europeos en ámbitos como la movilidad sostenible, la conservación de la biodiversidad y la modernización turística

La Generalitat y el Govern de les Illes Balears impulsarán una estrategia conjunta para optar a fondos europeos con actuaciones de impulso a la economía azul mediante el desarrollo de proyectos que favorezcan la movilidad sostenible, la conservación de la biodiversidad y la modernización del modelo turístico. Además, y con el fin de favorecer la reactivación del sector turístico, plantean que la UE garantice el derecho a la movilidad de sus ciudadanos y ciudadanas sufragando las pruebas PCR que necesiten para efectuar sus desplazamientos.

Así, lo han anunciado el president del Consell, Ximo Puig, y su homóloga balear, Francina Armengol, tras la reunión que han mantenido en el Palau de la Generalitat, en la que han participado también el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; el conseller de Fondos Europeos, Universidad y Cultura del Govern de les Illes Balears, Miquel Company; el director general de Coordinación de la Acción del Gobierno, Ángel Poyatos, y el director balear de la Oficina de Planificación y Coordinación de Inversiones Estratégicas, Joan Carrió.

El president ha destacado en rueda de prensa que la “alianza” entre las dos comunidades es “estratégica”, necesaria para aprovechar de la forma más eficiente los recursos que la UE pone a disposición de los gobiernos, y responde a un “alineamiento común” en intereses y también a la coincidencia de enfoque en la manera de abordar la superación de la pandemia de COVID-19.

En este contexto, se ha mostrado partidario de que las pruebas PCR necesarias para los desplazamientos sean financiadas por la UE, una reivindicación que, como ha destacado, comparte la comunidad balear. Tal y como ha argumentado, si las vacunas son gratuitas en el espacio europeo, también lo deben ser las pruebas que se le exijan a la ciudadanía para poder moverse, al objeto de que no haya discriminación por razones económicas.

Puig ha anunciado además que el diálogo y colaboración institucional entre las dos comunidades tendrá su continuidad este verano, con una cumbre valenciano-balear, que se celebrará, si las circunstancias epidemiológicas lo permiten, en las Baleares en los meses de junio o julio, y que se abrirá a la participación de agentes sociales, universidades y empresas.

La propuesta conjunta para favorecer la economía azul, en la que las dos comunidades han trabajado en los últimos meses, identifica cuatro líneas de trabajo a partir de las cuales se desarrollarán proyectos conjuntos: el desarrollo de un clúster logístico intermodal que permita impulsar el transporte sostenible, el Corredor Mediterráneo y la conexión Madrid-Valencia-Palma; la adaptación al cambio climático y la conservación de la biodiversidad; la sostenibilidad, innovación y digitalización del modelo turístico y, finalmente, la respuesta a los retos y oportunidades que se plantean en el ámbito de la Formación Profesional.

La iniciativa enlaza con las prioridades de la Unión Europea para los fondos del Next Generation y el New Green Deal porque se orienta hacia la transición energética y ecológica, la lucha contra el cambio climático, la conservación de la biodiversidad, la cohesión socioeconómica y territorial, la digitalización y la innovación. Asimismo, encaja en, al menos, seis de las políticas palanca del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España.

Clúster logístico intermodal

La línea de trabajo relacionada con el clúster logístico intermodal mediterráneo y el impulso a la movilidad sostenible tiene como objetivo modernizar las conexiones intermodales entre les Illes Balears y la Comunitat Valenciana, tanto de mercancías como de personas, y potenciar la descarbonización del transporte marítimo, en el marco de las inversiones del Corredor Mediterráneo y reforzando la conexión Madrid-Valencia con Palma.

Para ello, se plantea explorar actuaciones como la mejora y modernización de las conexiones intermodales, el refuerzo del eje logístico y de la conectividad sostenible Madrid-Valencia-Palma y el incremento de la eficiencia energética y descarbonización del transporte marítimo.

Además, también se proponen acciones para favorecer la inversión en capital humano, con la formación en logística, nuevas tecnologías y eficiencia energética para personal especializado, embarcado y en puerto, así como para impulsar la digitalización e inteligencia artificial aplicadas a la eficiencia energética del transporte marítimo, al control de contaminación y a la reducción de impactos ambientales provocados por el transporte, y también a la mejora de la seguridad marítima.

Corredor ecológico

La línea de trabajo relacionada con la adaptación al cambio climático y conservación de la biodiversidad busca crear un corredor mediterráneo ecológico, una plataforma común para fomentar la investigación y la sostenibilidad con el fin de impulsar la investigación sobre el mar y la búsqueda de potencialidades en la digitalización, aplicación de inteligencia artificial y robótica.

Se pretende también el fomento de un clúster de empresas en tecnología marina y economía azul y la atracción, retención y retorno de talento científico, investigador y empresarial en les Illes Balears y la Comunitat Valenciana en las disciplinas relacionadas con la ciencia marina, el cambio climático y la economía azul.

Además, el espacio marítimo entre Illes Balears y Comunitat Valenciana cuenta con dos activos ecológicos de máximo interés: el corredor de migración de cetáceos y las praderas de posidonia.

Por ello, se propone el estudio de actuaciones para el impulso de líneas de investigación conjuntas sobre adaptación al cambio climático, la contaminación marina o gestión de especies invasoras y de especies amenazadas.

Además, también se plantea la presentación conjunta a convocatorias de financiación de proyectos de investigación, divulgación y formación, el desarrollo de un proyecto de seguimiento específico conjunto de la zona marina protegida ‘Corredor de Cetáceos del Mediterráneo’ o un proyecto conjunto para la protección de las praderas de posidonia y la conservación de humedales costeros, así como el impulso de líneas de ayuda específica para la recogida de residuos y plásticos, toma de datos de fauna o concienciación ambiental,entre otros.

Reactivación y modernización del modelo turístico

En lo que se refiere a la sostenibilidad, innovación y digitalización para redefinir el modelo turístico y reactivar y modernizar el sector, se pretende aprovechar los fondos de recuperación como catalizador para conseguir un sector turístico competitivo.

Se desarrollará en este ámbito una estrategia que sirva para amortiguar los impactos de la COVID19, pero también para abordar los retos a los que ya se enfrentaba el sector antes de la pandemia.

Para ello, se proponen actuaciones y proyectos conjuntos en torno al turismo sostenible, ayudas para inversiones e incorporación de nuevas tecnologías para la descarbonización y eficiencia energética de las instalaciones y negocios turísticos y aumento de capacitación y competencias digitales enfocadas al turismo de calidad, a la diversificación y la sostenibilidad ambiental del sector turístico.

Formación Profesional

En cuanto a la línea de trabajo basada en la respuesta a los retos y oportunidades de la Formación Profesional, se pretende, entre otras actuaciones, la creación de un foro permanente de intercambio y buenas prácticas formativas entre les Illes Balears y la Comunitat Valenciana.

Se actuará en ámbitos como el diagnóstico conjunto de nuevas necesidades formativas en sectores tradicionales y emergentes, el diseño de estrategias de formación para la mejora de la cualificación a lo largo de la vida profesional o la planificación de estrategias específicas de formación y competencias digitales para jóvenes y mujeres y para colectivos vulnerables (personas paradas de larga duración o desempleadas mayores de 45 años y mujeres víctimas de violencia machista) o la creación de sistemas compartidos de asesoramiento y orientación laboral.