Camps sigue con su retorno a la política y celebra un mitin con más de un centenar de seguidores

Su primer mitin en una década contó militantes de los antiguos distritos de Valencia, y concluyó con una comida privada a la que asistió el alcalde de Ayora, José Vicente Anaya

Quien fuera presidentedelPP-CV, y a su vez, de la Generalitat, Francisco Camps, continúa con su particular retorno a la política. Si hace un año ponía en marcha el Foro Populares 2020, y las pasadas navidades creaba su cuenta de twitter, @PacoCamps_, este sábado dio un nuevo salgo con la celebración de su primer mitin en diez años que, con las restricciones de la pandemia, contó con más de un centenar de seguidores.

La cita era a las 12 horas, y no en un sitio cualquiera, el Palau Alameda (antes Alameda Palace), un lugar emblemático para los populares, pues, es el recinto donde el PP-CV ha celebrado todas las victorias de los populares en la Comunitat Valenciana desde 1995 hasta que llegó la cúpula popular liderada por Alberto Fabra, José Ciscar, Isabel Bonig y Eva Ortíz, que dejaron esas instalaciones, y llegaron las derrotas electorales, así como el desalojo de las instituciones.

La excusa la presentación de un nuevo libro Argumentos que reflexiones políticas publicadas por el propio Francisco Camps, tanto en su cuenta de twitter, @PacoCamps_, y en la web, https://foropopulares.es/, donde el Camps ha realizado en el último año reflexiones políticas, y argumentarios sobre criterios de gestión política para el centroderecha en la Comuntiat.

Su intención, como ha dicho, en varias ocasiones, no es volver a cualquier sitio, sino a la alcaldía de Valencia. ¿Y si no le dejan?. Camps insiste en que su partido es el PP y no piensa en otras siglas, pero queda demasiado tiempo, y en política pueden pasar muchas cosas. Y de hecho, este sábado, uno de los participantes, el empresario oriolano, y ex diputado, Andrés Ballester,  dio una pista, “hay muchas opciones”.

Y no fue la única pista, pues, ninguno de los dirigentes que participaron en el mitin se refirieron al PP sino a la “unidad del centro derecha”. Camps se mostró comedido. Nada de proclamas desaforadas. Un mensaje sin excesos. Por un lado, la unión del centro derecha, ya que “si vamos juntos, volveremos a ganar las elecciones. Es una cuestión de aritmética”, y recordó a Barberá y anunció un próximo homenaje de los 30 años de la primera victoria de la alcaldesa, pero advirtieron que no  todos pueden utilizar su nombre, y reclamó a sus fieles que no se desanimen.

El ex president centró su intervención en arremeter contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y contra Ximo Puig, a quienes acusó de una “mala gestión de la pandemia, tanto con el mando único como la cogobernanza”, criticando “el recorte de las libertades que marcan los socios de Sánchez, desde los filoetarras, separatistas hasta Compromís”.

Pero, lo más destacable del acto, fue que, a pesar de las medidas de seguridad impuestas por la pandemia, Camps, con más de un centenar de asistentes, consiguió congregar a más gente que los últimos actos centrales de campaña de 2019 que apenas lograron media centenar de personas, a pesar de contar  en esa ocasión con el líder nacional del PP, Pablo Casado.

En el turno de intervenciones participaron también el ex diputado de la Vega Baja, Andrés Ballester; la portavoz del PP en la Font de la Figuera, María José Penadés; y el joven, Guillem Martí.

¿Y los asistentes?. En su mayoría eran miembros del PP de la ciudad de Valencia, principalmente militantes disgustados con la desaparición de los distritos que era su forma de participación en la política, y que ahora no la tienen, ni saben cómo participar en la vida del partido.  Junto a ellos, había antiguos dirigentes del Consell de Camps como Luis Ibañez, Rafa Peset,  Trini Miró, o el ex jefe de gabinete de la Generalitat, Jesús Lecha, y esposa, quienes, en las últimas semanas, se han ofrecido reiteradamente para colaborar con el presidente del PP de Alicante, Carlos Marzón.

Además, destacó la presencia de que un tercio de los asistentes era gente joven que no han llegado a conocer la gestión de Camps en la Generalitat, y con quienes el popular está manteniendo un trato muy directo a través de sus clases en la Universidad Católica de Valencia.

Terminado el acto, los intervinientes, junto a los miembros del foro, tuvieron una comida privada en el restaurante del complejo hostelero que, según ha podido averiguar este diario, contó con un invitado muy especial, el primer aspirante que anunciado su intención de ser candidato a la presidencia regional, el alcalde de Ayora, José Vicente Anaya.