El Consell cumple su acuerdo con los sindicatos y reduce la jornada lectiva del profesorado

El decreto prevé recuperar el próximo curso el máximo de alumnos por aula 25 para primaria, 30 para Secundaria y 35 para Bachiller sin tener en cuenta las necesidades de la enseñanza por ámbitos

El Consell ha aprobado el decreto por el cual se fija la jornada lectiva del personal docente en centros públicos, y que reduce el horario lectivo para que el profesorado disponga de más tiempo para dedicar a tareas de coordinación entre equipos docentes y a la preparación didáctica para el alumnado, tal y como se comprometió a principios de este curso con los sindicatos.

Así, lo ha anunciado este viernes, la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, que ha comparecido en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consell. Según ha explicado, “el decreto establece para el próximo curso una jornada de 23 horas semanales para el cuerpo de maestros en Infantil y Primaria y de 18 horas para el profesorado del resto de enseñanzas”.

Oltra ha destacado también que el decreto incluye, como novedad, la valoración conjunta de los hermanos y hermanas de parto múltiple “para garantizar que vayan al mismo centro educativo”, de manera que “ya no pueda ocurrir que pueda asignarse un centro educativo diferente a cada hermano con la imposibilidad de conciliación que eso genera a las familias”.

El decreto también establece el número máximo de alumnado por aula, unidad o profesorado en los centros públicos y concertados no universitarios, de acuerdo con lo que se establezca en la normativa básica. Así, las aulas contarán con un máximo de 8 niños y niñas menores de un año; 13 en clases de 1 a 3 años; 20 en las de 2 a 3 años; y 25, 30 y 35 en Primaria, Secundaria o Bachillerato, respectivamente. El Bachillerato nocturno, semipresencial o a distancia, contará con 45 alumnos y alumnas.

De esta manera,  se prevé recuperar para el próximo curso el máximo de alumnos por aula 25 para primaria, 30 para Secundaria y 35 para Bachiller sin tener en cuenta las necesidades de la enseñanza por ámbitos que continuará aplicándose en todos los centros en primero de la ESO, mientras que en segundo dependerá de cada centro.

Durante su intervención, la vicepresidenta ha querido agradecer, “una vez más”, a toda la comunidad educativa “el esfuerzo ingente que han hecho y hacen para poder mantener la atención educativa más adecuada en una situación tan compleja como la que ha provocado esta pandemia de la COVID-19”.

En este sentido, Oltra ha remarcdo que “se ha trabajado de manera conjunta y poniendo en primer plano, desde el inicio de la pandemia, las necesidades educativas y formativas del alumnado en un contexto de centros seguros y saludables”.