Las diputaciones de Valencia y Castellón suman fuerzas para ganar eficiencia con los municipios

El presidente Gaspar recibe a su homólogo en Castellón, José Martí, para compartir sinergias de gestión en la línea de modernizar las instituciones, eliminar burocracia y consolidar la autonomía municipal y la objetividad de las ayudas

El presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, y el de la Diputación de Castellón, José Martí, se han reunido este lunes en la sede central de la corporación valenciana con el objetivo de sumar fuerzas para ganar eficiencia en los municipios. En el encuentro han participado los diputados de Cooperación Municipal de ambas instituciones, Carlos Fernández Bielsa y Ximo Huguet.

Las diputaciones de Valencia y Castellón, que participan junto a la Generalitat en el Fondo de Cooperación Municipal, comparten la intención de consolidar la autonomía local y mejorar la financiación de los municipios tanto en la cuantía de las ayudas como en la agilidad de las mismas. Además de esta herramienta que permite incrementar los recursos que llegan a los ayuntamientos, ambas instituciones trabajan para compartir sinergias de gestión que redunden en beneficio de los consistorios y los habitantes de ambas provincias.

Los responsables de la Diputación de Castellón se han interesado por el modelo de gestión de la corporación valenciana, con la que comparten la línea de trabajo encaminada a la municipalización y la autonomía de los ayuntamientos a la hora de decidir el destino de las ayudas provinciales, y la obsesión del presidente Gaspar por mejorar la eficacia administrativa con la eliminación de burocracia.

En este sentido, durante el encuentro se han abordado asuntos como la simplificación de trámites, la elaboración de grandes planes o convocatorias que recojan en procesos más sencillos y directos distintas líneas de ayudas, y la oportunidad de desterrar definitivamente de la gestión institucional la subjetividad y el “concepto caciquil” que ha desaparecido de ambas corporaciones en los últimos años.

Gaspar y Martí coinciden plenamente en la importancia de haber terminado con la discrecionalidad en la concesión de las ayudas a ayuntamientos, mancomunidades y entes sociales, y también en que la modernización institucional es el reto presente y futuro. “Hemos conseguido que los municipios tengan mayor liquidez, que reciban las ayudas en función de criterios objetivos y no de su color político y que los alcaldes y alcaldesas sean los que decidan el destino de dichas ayudas para mejorar la vida de sus vecinos”, ha asegurado el presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, quien considera que “ahora el reto es que la tramitación no sea ningún obstáculo y que la Diputación facilite a los consistorios la recepción del dinero que les corresponde de la forma más ágil posible, algo en lo que se ha avanzado mucho en los últimos dos años”.

Por su parte, José Martí ha destacado la “estrategia efectiva y práctica” que han adoptado ambas corporaciones, basada en “una nueva forma de concebir las diputaciones y garantizar a los ayuntamientos los recursos económicos y técnicos que necesitan desde la intermunicipalidad, por encima de virreinatos”. “Concebimos la diputación como un ayuntamiento de ayuntamientos, pero sobre todo de los pueblos pequeños de interior que se benefician de programas como los planes de inversiones y el Fondo de Cooperación”, ha añadido el presidente de la Diputación de Castellón.