Benidorm aún espera la llegada de turistas británicos durante el mes de julio

El embajador Elliot elogia el trabajo de Benidorm, aunque asegura que no se prevé el cambio de semáforo a corto plazo

De “interesantísima” ha calificado el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, la reunión mantenida esta mañana en el Ayuntamiento de Benidorm con el embajador del Reino Unido, Hugh Elliot. A la misma han asistido, por parte de HOSBEC, el presidente, Toni Mayor, y la secretaria general, Nuria Montes; por Visit Benidorm, su directora, Leire Bilbao, y por parte del Consulado Británico en Alicante, la cónsul Sarah Jane Morris, y la vicecónsul Sarah Munsterhjaelm. En su transcurso del encuentro, la localidad ha anunciado la llegada en julio de turistas británicos, mientras que el embajador  ha advertido que a corto plazo no habrá levantamiento de las restricciones.

Al llegar al Ayuntamiento, en el saludo protocolario inicial, el embajador Elliot destacó “el presagio positivo” que suponía este encuentro en persona. Tras saludar a la mayor parte de la Corporación municipal, se entró en la reunión que se prolongó más de una hora. A la conclusión de la misma Toni Pérez la calificaba de “interesantísima” y agradecía esta primera visita oficial del embajador, ya que la anterior fue de carácter privado. La irrupción de la pandemia, dijo, alteró las fórmulas de trabajo, “pero que se han mantenido siempre con el embajador y el Consulado”.

“El Turismo británico es fundamental para Benidorm” destacó el alcalde, quien señaló que en la sesión mantenida “se habían contrastado datos muy positivos”. Insistió Pérez en que “se trabaja en conjunto, se comparten datos y se analiza la realidad de todos los territorios”. El alcalde insistió en que “trabajamos desde el máximo realismo” y por ello, “puede haber una movilidad ordenada con carácter importante en volúmenes a partir de los meses julio-agosto, agosto-septiembre”.

Recordó el alcalde las premisas de las que parte Benidorm: “sabemos que somos un gran destino, muy apetecible, muy disfrutado, por el pueblo británico” y que “hay tantas ganas de abrir fronteras y llegar a Benidorm en el pueblo británico, como ganas tenemos en Benidorm de poder recibirles”.

Pérez destacó su confianza en que “el ritmo de vacunación en la Comunitat Valenciana siga en progresión” porque refuerza la realidad de Benidorm, un destino “que posiblemente sea el destino turístico más seguro, prácticamente, del mundo”.

En este aspecto  Pérez destacó la incidencia acumulada que “para Benidorm está en quince casos por cien mil” y que, como este, “son muchos los factores positivos que ofrece este destino”. La evolución de la pandemia, explicó “es muy diferente en Benidorm que en el resto de Europa”.

Y con ello, insistió el alcalde, “tenemos que seguir trabajando en esa línea: ofrecer un destino seguro, cumpliendo toda normativa, y con responsabilidad para que todo aquello que nos pueda beneficiar en la apertura para que la España peninsular sea incorporada al semáforo verde del Reino Unido. Luego, señaló Pérez, llegará el tema de la logística”.

Lo importante, destacó Toni Pérez, es “poder recibir al turismo británico desde el primer minuto que sea posible en el volumen que Benidorm necesita”, anunciando “un verano muy vinculado al turismo nacional, con la esperanza de recibir británicos desde mediados de julio”.

El embajador del reino Unido, Hug Elliot, destacó el “enorme placer” de poder celebrar esta reunión física, tras múltiples reuniones telemáticas durante el último año y medio en donde ha habido, dijo, “alineación de planteamiento”, destacando “las ganas enormes” que tiene los británicos de volver a Benidorm, “un destino muy querido donde serán recibido con la misma hospitalidad de siempre”.

Reconoció los buenos datos epidemiológicos logrados por Benidorm “que suponen una gran baza”, señalando que son muy positivos a futuro “por el turismo buscará sitios seguros y este trabajo será reconocido”.

Respecto al cambio de color en el semáforo de viabilidad de vacaciones en el Reino Unido, Elliot indicó que “de estos meses y de decisiones anteriores hemos aprendido a ser cautelosos” mostrando su confianza en que “con el aumento de las vacunaciones y la bajada de la prevalencia del virus pronto tengamos buenas noticias” ya que estamos, dijo “a nivel global, en el peor momento de la pandemia, con los ojos puestos en las variantes y en las herramientas para combatirlas”.

“Las ganas están ahí y la colaboración, también”, concluyó el embajador Elliot, reafirmándose en las fechas señaladas por el alcalde de Benidorm en cuanto al regreso de los británicos “en unas vacaciones que tanto desean poder tomar”.

A preguntas de los medios señaló, siendo realista, “la poca probabilidad” de que haya variación para la España peninsular en el semáforo británico y en cuanto a Benidorm y su concepto de insularidad turística por comportamiento, el embajador Elliot reconoció “esa realidad; les encanta estar aquí”; pero apuntó que la estrategia de país es “operar una situación global,” y aunque se aprecia el esfuerzo del destino y las ganas de venir de los británicos, no se pueden atender a particularidades, saludando la buena noticia de la vuelta del turismo nacional español a las playas de Benidorm.