Verde, Cabrales, Batlle, Valladares, Oliver y Jiménez, Premios Rei Jaume I 2021

Puig ha reivindicado un “Estado emprendedor, innovador y proactivo que facilite el camino a los jóvenes investigadores”

La trigésima tercera edición de los Premios Rei Jaume I ha galardonado investigaciones sobre Astrofísica, Licia Verde, (Investigación Básica), la Inteligencia Artificial, Nuria Oliver, (Nuevas Tecnologías) e inmunología del cáncer colorrectal, Eduard Batlle, (Investigación Médica),  Fernando Valladares (Protección al Medio Ambiente), por su contribución para comprender las interacciones de las plantas de los bosques; Benito Jiménez Cambra (Al Emprendedor) por su empresa de producción de verduras congeladas; y Antonio Cabrales (Economía), por sus contribuciones en la economía del comportamiento y experimental.

El fallo de los jurados, de los que forman parte 21 premios Nobel, ha sido leído este martes por el presidente ejecutivo de los Premios Rey Jaime I, Javier Quesada, en un acto celebrado en el Palau de la Generalitat y presidido por el president de a Generalitat, Ximo Puig, y al que también han asistido del presidente fundador, Santiago Grisolía, además del vicepresidente de la Fundación Premios Rei Jaume I, Vicente Boluda.

Así, el premio en la categoría de Economía ha recaído en Antonio Cabrales Goitia, catedrático del departamento de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid, por sus contribuciones en el campo de la teoría de juegos, en la economía del comportamiento y experimental, y en el análisis de las redes sociales.

En la categoría de Emprendimiento, el galardón ha recaído en Benito Jiménez Cambra, fundador y CEO de la compañía Congelados de Navarra, líder en Europa en el sector de verduras congeladas. Ha sido premiado por su compromiso con la agricultura y el desarrollo sostenible y la economía circular. Su empresa, creada 1998, cuenta actualmente con varios centros de producción, situados en España, Alemania, Reino Unido e India.

Por su parte, Nuria Oliver ha sido distinguida con el premio a las Nuevas Tecnologías por sus contribuciones científico-tecnológicas fundamentales en métodos de Inteligencia Artificial para modelar el comportamiento humano a partir de grandes fuentes de datos. Oliver ha sido pionera en el uso de modelos gráficos dinámicos para reconocer interacciones humanas, con aplicación a sistemas de salud y bienestar entre otros ámbitos. En su trayectoria profesional destacan proyectos de impacto social en los que la ciencia de datos y la inteligencia artificial son la tecnología clave.

En la modalidad de Investigación Básica ha sido premiada Licia Verde, por sus estudios de astrofísica sobre el origen y la composición, la estructura y la evolución del Universo. El jurado ha considerado que sus hallazgos sobre el Universo han tenido un papel crucial en nuestra comprensión actual del modelo estándar de cosmología; y ha destacado que las herramientas que ha desarrollado ahora son parte de los libros de texto de Cosmología.

Asimismo, en Investigación Médica el galardón ha sido otorgado a Eduard Batllé, por sus avances en el cáncer colorrectal y el descubrimiento de la jerarquía de las células madre en el tumor y la importancia de la señalización con TGF-beta del crecimiento y la comunicación entre las células tumorales, lo que puede repercutir en la inmunoterapia y el control de las metástasis en estos tumores.

Por último, la distinción sobre Protección del Medio Ambiente ha sido para Fernando Valladares, por su trabajo sobre interacciones de las plantas de los bosques entre sí y cómo se ven afectadas estas interacciones por factores como la humedad, las concentraciones de carbono y otros parámetros que se ven modificados debido al cambio climático. El jurado ha considerado que su trabajo muestra que existen límites a la capacidad de los sistemas ecológicos para adaptarse a estos cambios, lo cual es fundamental para comprender los verdaderos riesgos del cambio climático.

Impulso de la ciencia

En el transcurso del acto, XImo Puig ha instado a empresas y universidades a colaborar con la Generalitat en la puesta en marcha de un “plan agiliza para la ciencia y los investigadores” que permita minimizar la burocracia, incentivar la actividad investigadora, y retener y atraer talento.

De igual manera, se ha referido al papel clave del sector público y ha reivindicado un “Estado emprendedor, innovador y proactivo que facilite el camino a los jóvenes investigadores”, porque además ha indicado que “debemos evitar que una sociedad que ha propiciado un salto adelante generacional en la formación, regale a otros los frutos de aquello que tanto le costó sembrar”.

Puig ha señalado que la ciencia y la investigación deben ser consideradas como un nuevo pilar del Estado del bienestar, puesto que según ha asegurado “nos ha salvado de la pandemia y nos salvará de futuras epidemias”. Por ello, ha calificado de “prioridad incuestionable” lo que ha considerado como “la obligación de financiar como es justo la ciencia y la investigación”.

En este sentido, ha señalado que la Comunitat Valenciana ya “marcha por esa senda” como muestra el aumento en un 7,6% del gasto en I+D durante 2019, último dato oficial disponible, y que sitúa a la Comunitat como la tercera autonomía con mayor incremento experimentado.

Asimismo, ha destacado el aumento en el último lustro del número de investigadores en un 19 %, lo que ha supuesto contar con 2.100 investigadores más. Sin embargo, ha abogado por continuar incrementando el esfuerzo tecnológico, “porque a mayor gasto en I+D, mayor es la renta per cápita, mayor empleo de calidad y mayor futuro”, ha asegurado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *