Cañizares felicita a “todas las gentes del mar por ayuda para salvar a inmigrantes y refugiados náufragos”

Reclama a la ciudadanía a tener  valor de decir “sí” a la vida, a la familia, al trabajo honrado para todos, y, desde el sacrificio intenso, promover el bien común”.

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha presidido hoy, viernes, la tradicional misa por la fiesta en honor a la Virgen del Carmen, patrona de pescadores y marineros, en la que ha felicitado “a todas las gentes del mar por vuestra devoción y ayuda para salvar a inmigrantes y refugiados náufragos en el mar”.

Así, el Arzobispo, durante la eucaristía que ha oficiado en la parroquia Santa María del Grao de Valencia, organizada por la Comandancia Naval, ha elogiado “toda la fuerza que ponéis los hombres y mujeres del mar, para salvar a náufragos de perecer, cuando salen de sus países para buscar una vida mejor”.

 “¡Cuántas horas de salvación vienen de vosotros!”. “De vosotros reciben la primera ayuda de salvación, sois y reflejáis la imagen de Jesús que viene a salvarlos”, ha expresado.

Igualmente, les ha felicitado porque  “sé que todos acudís a la Virgen del Carmen, desde el mar y la tierra. Sé que la queréis y cómo la queréis”.  “A pesar de la secularización, se mantiene la devoción por Ella y a Ella acudís para que os ayude porque es signo de consuelo y esperanza”.

De otro lado, durante la eucaristía, el Arzobispo de Valencia ha apelado a “tener el valor de decir sí a la vida, a la justicia, la paz y libertad” y que sea posible la “edificación de una nueva civilización del amor”.

Conforme ha expresado,  “es urgente volver a la escuela de Cristo para hallar el verdadero sentido de palabras como paz, justicia, amor, libertad, fraternidad, solidaridad”, y “que podamos tener el valor de decir “sí” a la vida, a la familia, al trabajo honrado para todos, y, desde el sacrificio intenso, promover el bien común”.

En ese sentido, el Cardenal ha invitado a “abrir de par en par el corazón a Jesús, porque es el centro y eje en que debe vertebrarse nuestra vida y la sociedad” y ha pedido la protección de la Virgen “para que esté al lado de todos, de todos los hombres y mujeres del mar, y de todos aquellos que sufren y que trabajan por la paz”.

“En estos momentos tenemos especialmente presente a nuestra querida hermana nación de Cuba que tanto está sufriendo bajo una dictadura” y pedimos la protección de la Virgen María, bajo su advocación también en la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de los cubanos, para que “ampare constantemente a aquel pueblo, que sufre bajo la opresión o las tiranías de los poderosos” y que “encuentre libertad y una paz de auténtica fraternidad”.

En la eucaristía han participado autoridades y miembros de la Comandancia Naval en Valencia, así como de la Cofradía de pescadores y la Cofradía del Carmen de la parroquia de Santa María del Mar del Grao junto a su párroco José Vicente Calza.

Así, ha estado presente el comandante naval, Alfredo Cordón y el presidente de la cofradía de pescadores, Pepe Pastor, y representantes de Autoridad Portuaria, Salvamento Marítimo y otras entidades vinculadas al mar, a la Virgen del Carmen y al barrio.

Este año debido a las actuales circunstancias de prevención sanitaria debido a la pandemia de la Covid-19, también han sido suspendidos los actos masivos habituales como la procesión marinera.