El miércoles arranca el nuevo curso con el reto de la presencialidad y el acompañamiento personal

El alumnado de secundaria, bachillerato y FP ha aumentado en más de 10.200 estudiantes, mayoritaria en centros públicos, salvo en bachillerato donde el concertado aumenta en la misma proporción que el público

Nuevo curso escolar,  y nuevos retos. Tras un curso marcado por las distancias sociales y la semipresencialidad, se vuelve a la normalidad, un curso 100% presencial y centrado en recuperar emociones, y para ello, apuesta por un acompañamiento personal. Así, lo han explicado este lunes el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, y el secretario autonómico Miguel Soler, durante la presentación del curso 2021-2022, que arranca el próximo miércoles 8 de septiembre con 77.916 docentes y una previsión de 787.565 de alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP, con el eslogan ‘Amb tanta il·lusión per aprende, com ganes de seguir cuidant-nos’.

Para ello, se han contratado un total 5.042 docentes de plantilla,  un 2,4% más, y se  ha realizado una inversión especifica de 34,9 millones de euros en material de seguridad y limpieza para garantizar las pautas que marcan las autoridades sanitarias. Según el conseller, “este curso las pautas de seguridad e higiene están totalmente interiorizadas por la comunidad educativa, que demostró de largo el curso pasado que los centros educativos son los espacios de socialización más seguros”.

Marzá ha explicado que “más allá de las pautas que tenemos que cumplir propias de la emergencia sanitaria, estamos muy centrados en realizar un intenso acompañamiento educativo y emocional del alumnado. La pandemia también está haciendo estragos en nuestras vidas y hemos establecido un nuevo modelo de orientación educativa por hacer frente a las secuelas psicológicas en el alumnado provocadas por la pandemia”.

Con este objetivo, por primera vez, los colegios de Infantil y Primaria contarán con personal de orientación que formará parte del equipo de profesorado de cada centro, siguiendo el modelo ya establecido en los institutos. En total, habrá 1.452 orientadores y orientadoras en los centros educativos para atender al alumnado, un 37, 2 % más que el curso pasado, y se han creado 6 nuevas unidades especializadas de orientación con más de 100 especialistas que asesoran a los equipos y departamentos de orientación de los centros.

De igual manera, se ha creado un nuevo protocolo de prevención de suicidios que clarifica las pautas de ayuda e intervención, y se está trabajando en un programa específico de salud mental y emocional para el alumnado para abordar de lleno los efectos psicológicos y emocionales de la pandemia en el alumnado, elaborándose una ‘Guía de acompañamiento emocional en tiempos de COVID’, un recurso para los equipos docentes que ayuda a exteriorizar sentimientos, miedos y dudas del alumnado en torno a diferentes cuestiones relacionadas con la pandemia.

Más alumnado en secundaria y menos en secundaria

Respecto al alumnado, este curso se ha producido un descenso del alumnado de infantil y primaria, 13.088 alumnos menos, a consecuencia, según Marzá, “por la bajada de la natalidad”. Por el contrario, en secundaria, bachillerato y formación profesional (FP) ha aumentado en unos 10.200 alumnos, de los que 3.000 son en secundaria, 6.000 en FP y 2.000 en bachillerato. En este caso, es único ámbito educativo donde se produce un incremento significativo en concertada, con mil alumnos nuevo.

Así, un puntal es el aumento de oferta en FP. El curso arranca con 6.526 nuevas plazas gracias a la apertura de 197 ciclos formativos y 23 cursos de especialización nuevos a lo largo del territorio. Según Miguel Soler, “la previsión es de 106.419 alumnos de FP, un 6 % más que el curso pasado y un 26 % más que hace seis cursos. Eso se debe a dos factores: el incremento que estamos haciendo de la oferta formativa ajustada a las necesidades del tejido productivo y a las grandes oportunidades de empleabilidad futura que tienen estos estudios”.

En este sentido, la implantación de ciclos formativos con una alta empleabilidad es especialmente importante como Informática y Comunicaciones, y en Servicios Socioculturales y a la Comunidad, así como los vinculados a la sostenibilidad medioambiental.

De igual manera, durante este curso  reduciendo los gastos de las familias y generar más igualdad de oportunidades en el alumnado independientemente de su situación socioeconómica, con una previsión de que haya 140.000 niños y niñas beneficiarios de la beca comedor, mientras que el 88 % de las familias optan por los bancos de libros gratuitos de Xarxa Llibres. Además, se han ofertado más de 18.000 plazas gratuitas en aulas de 2 años, completada con una  inversión en el Bono Infantil, que asciende a 61 millones de euros, un 10 % más que el curso pasado “para que las familias no tengan problemas económicos para acceder a la red 0-3 años de escuelas infantiles privadas y las mismas escuelas tengan más alumnado”, ha explicado Miguel Soler.