Mazón recupera la ‘cena de inicio de curso’ con el reto de activar el PP-CV en tres meses

Anuncia una “revolución fiscal de la Comunitat es para ayudar a las rentas más bajas”.

Vuelven las viejas tradiciones. El PP-CV arrancó este viernes por la noche el inicio de curso político con su tradicional cena de final de verano interrumpida en los últimos años por la situación de declive en que se encontraba la organización desde la llegada de Alberto Fabra a la dirección. Ahora, las cosas han empezado a cambiar con el nuevo presidente del PP-CV, y a su vez, presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, y ha retomado este encuentro, así como la vuelta a la plaza de toros de Valencia, previsto para el 3 de octubre, a la que no se volvía desde 2011, con el reto de activar el partido, y según distintas fuentes, hacerlo en unos tres meses para estar preparados para cualquier circunstancia electoral.

No tendrá fácil el reto, pues, ha encontrado un partido desactivado y con escasos resortes de poder, pero, una marca que espera que tenga “la misma fuerza de siempre”. Eso sí, Mazón y su equipo saben, según han explicado a Mediterráneo Press, “están preparados para conseguirlo, “aunque no será fácil”. Y es que durante los últimos años desde el año 2012, los distintos dirigentes que han dirigido el PP-CV como las organizaciones provinciales han ido reduciendo el poder de influencia de la organización, a raíz de los recortes realizados en la administración autonómica por el Consell de Alberto Fabra y Pepe Ciscar. Por ello, la recuperación popular, según distintas fuentes consultadas, pasar por apartar a esos dirigentes a segundo plano, y dar protagonismo a todos aquellos que se fueron alejando de la organización.  

En su discurso, Mazón ha ido en este línea, y  ha avanzado algunos de los argumentos de su campaña electoral, entre ellos, la necesidad de realizar una reforma fiscal similar a la de Madrid frente a los impuestos del Botànic, una reforma que pretende presentar próximamente en Les Corts, “se trata de una revolución fiscal de la Comunitat es para ayudar a las rentas más bajas”.Según ha explicado, “vamos a eliminar sucesiones, donaciones, patrimonio, vamos a reducir las transmisiones patrimoniales en el mercado de la vivienda y vamos a reducir el IRPF en los tramos más bajos. Vamos a suprimir o bajar todos los impuestos en la Comunitat Valenciana. Se puede bajar el déficit y a la vez los impuestos como hacen otras comunidades”.

Mazón también ha parafraseado a la intervención de esta mañana de Oltra, tras el pleno del Consell al asegurar que no queremos ser más que los demás pero ya está bien de estar por debajo de los demás. Reivindicamos por encima de nuestro partido. Ya nos toca. Ya va siendo hora de pedir cuentas al tripartito. Quiero comprometerme con esta tierra y por eso me comprometo a acabar el tramo de la CV-60 o poner en marcha la línea Xàtiva-Alcoy, que los socialistas no han hecho nada”.

Según hha señalado que “el PP es territorio, no nacionalismo ni separatismo. Es la gente, un partido de abajo hacia arriba”, y ha referido a la dimisión de Rubén Martínez Dalmau que “no ha dimitido por no haber hecho ninguna vivienda pública o por los años con más desahucios, sino que porque lo han tirado en u partido”.

Por su parte, la portavoz del grupo popular en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, ha asegurado que “el PP apoyará la reforma de la financiación autonómica” y que “Sanchez y Puig han decidido mentir y ningunear a la Comunitat Valenciana”. “Casado y Mazón no lo van a hacer y se compromete con la financiación, así con la educación plural donde se elija en libertad” a lo que ha añadido que “en este curso político puede pasar cualquier cosa y Mazón puede acabar este curso como presidente de la Generalitat”

Gamarra ha señalado que la convocatoria del PP en Ontinyent “es la antesala de lo que va a pasar en tres semanas. Para Casado la Comunitat Valenciana es especial y cuenta en el PP. Es el pistoletazo de salida del proyecto del sí y de un proyecto abierto. Eso es la convención. Ya nos toca, estamos dispuestos y preparados. Lo vamos a hacer escuchando a todos. Somos un proyecto  plural donde los matices no son excluyentes, sino integradores