Consell de la GeneralitatPolíticaPSPV-PSOE

Puig propone renovar los pactos autonómicos frente a los desafíos del Estado

 Insiste en la necesidad afrontar el sistema territorial de España, resolver la financiación y acabar con la excesiva centralización

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha propuesto renovar los pactos autonómicos, con la participación de las propias comunidades autónomas, para actualizar el sistema territorial de España y dar respuesta a problemas como la financiación, la excesiva centralización o el desafío independentista.

Así lo ha manifestado durante la mesa redonda ‘La financiación de las autonomías: atender a la diversidad y a la cohesión‘, celebrada en el marco del Foro La Toja-Vínculo Atlántico, en la que ha participado junto a los presidentes de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

Durante su intervención, ha destacado que esta actualización del Estado de las Autonomías debe realizarse «de manera sosegada» y evitando la «fricción permanente», porque «está en juego el futuro del país», y ha valorado el inicio de la cogobernanza de la gestión política como resultado de la pandemia, y ha abogado por aprovechar «instrumentos fundamentales» como la Conferencia de presidentes, las conferencias sectoriales y el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Puig ha reivindicado un modelo de financiación autonómica que contemple el aumento de los recursos destinados a financiar los servicios públicos fundamentales, así como su distribución más equitativa, y ha defendido la armonización fiscal para «evitar el dumping que genera tensiones innecesarias».

De igual manera,  ha manifestado que «está en juego la calidad democrática de España y el estado del bienestar, ya que las comunidades autónomas gestionan tres de sus cuatro pilares», por lo que ha añadido que es «absolutamente urgente garantizar su mantenimiento».

Por ello ha insistido en que la reforma del modelo de financiación autonómica «no se trata de una guerra entre territorios sino de prestar los mejores servicios públicos en igualdad de oportunidades».