Montero envía su propuesta de población ajustada para determinar la reforma de la financiación autonómica

Soler satisfecho con la propuesta: “es una victoria de la sociedad valenciana que la población ajustada sea el criterio fundamental de reparto del sistema de financiación”

DESCARGATE EL DOCUMENTO DE HACIENDA

Objetivo cumplido. La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha remitido este viernes, con tres días de retraso sobre su compromiso, a todas las comunidades autónomas de régimen común y a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla un documento para iniciar el debate sobre la reforma de la financiación autonómica. Según ha explicado el informe recoge “una propuesta de cálculo de población ajustada, una de las variables esenciales del modelo de financiación y que determina el reparto de los recursos en función de circunstancias demográficas, sociales o territoriales”.

Según Montero, “se trata de un documento que a partir de ahora recibirá las aportaciones y observaciones de todos los territorios”. En ese sentido, el Ministerio de Hacienda ha instado a que dichos comentarios y mejoras se trasladen a partir de ahora y durante el mes de enero.

El informe, de 240 páginas, incluye un examen exhaustivo de múltiples variables que se podrían tener en cuenta y argumenta los motivos técnicos que llevan a escoger unas en lugar de otras. En su opinión, “el informe no sale de la nada, sino que parte de los trabajos previos realizados por la Comisión de Expertos y el Comité Técnico Permanente de Evaluación, lo que significa que se ha tenido en cuenta la opinión de las comunidades autónomas que han participado en estos foros”.

La propuesta del Gobierno considera que la población ajustada es la variable más representativa de las necesidades de gasto, algo sobre lo que existe un notable consenso. Además, el Ministerio de Hacienda también ha analizado empíricamente la distribución del gasto autonómico para establecer nuevos porcentajes de reparto por funciones. En concreto, se han analizado indicadores básicos de necesidades de gasto de las comunidades autónomas en sanidad, educación y servicios sociales, así como el gasto en otros servicios autonómicos.

De igual manera, según el ministerio, también se han tenido en cuenta variables correctivas de carácter geográfico y demográfico como la superficie, la dispersión o la insularidad, que el actual modelo ya contempla. Además, se han incluido elementos correctores por despoblación y también se tienen en cuenta los costes fijos vinculados al gasto, que tienen impacto en las comunidades menos pobladas.

Asimismo, se ha analizado el gasto de las comunidades autónomas para poder identificar la estructura del gasto público regional y poder ponderar así de forma más exacta que la existente en el modelo actual estas variables. Y se han explotado nuevas estadísticas y datos para garantizar que la distribución de los recursos se adecúa mejor a la realidad demográfica, social y territorial de cada comunidad.

Cuadro resumen de la propuestas enviada por el Gobierno de España al Consell

Satisfacción de la Comunitat

La primera reacción de la Generalitat a la propuesta enviada por el Ministerio de Hacienda y Función Pública ha sido positiva. Así, lo ha asegurado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, que ha calificado de «victoria colectiva de la sociedad valenciana» que el gobierno central haya trasladado «por primera vez desde que se creó el sistema de financiación en 2002, una propuesta de criterio de reparto en base a la población ajustada, y especialmente en base a variables demográficas, lo que permitirá acabar con la discriminación actual que sufren los valencianos y valencianas».

Soler ha advertido que ahora hay que analizar el extenso documento técnico que el ministerio de Hacienda ha traslado a las CCAA con «prudencia» para poder «analizarlo, estudiarlo con profundidad y hacer nuestras aportaciones» sí que ha puesto en valor la decisión del Gobierno, plasmada en la propuesta enviada, de que «la población ajustada servirá como indicador principal de las necesidades totales de gasto y como factor fundamental de reparto de la financiación».

Según ha explicado, «es un avance importantísimo respecto al modelo actual y, sobre todo, respecto al modelo de Aznar de 2002. Desde la Generalitat hemos trabajado desde el primer día para que las personas, -con los ajustes que sean necesarios y que estamos dispuestos a debatir y consensuar con el resto de autonomías- sean la base del nuevo modelo, porque consideramos que los servicios fundamentales se prestan a las personas».

De igual manera, ha recordado que «hasta el día de hoy, el criterio de reparto actual de la población ajustada está totalmente desvirtuado por el resto de fondos, lo que provoca que existan diferencias difícilmente justificables entre autonomías y que se consolide el statu quo». «El criterio de reparto planteado hace una aproximación más real, evita que se desvirtúen las necesidades de gasto que tenemos todas las CCA e incrementa el peso de variables como la sanitaria, las educativas o las de servicios sociales».

En este sentido, ha anunciado que el documento trasladado por Hacienda «requiere de un profundo análisis y estudio técnico para poder hacer las aportaciones necesarias al ministerio antes de finales del mes de enero» dada su «complejidad así como las distintas metodologías y aproximaciones técnicas que incorpora».

Para ello, ha avanzado que contará con los expertos «de elevado perfil técnico y de reconocido prestigio con los que cuenta la Comunitat Valenciana en materia de financiación autonómica» y ha anunciado que en los próximos días convocará oficialmente a la comisión Mixta Consell-Corts «para trasladarles la propuesta, analizarla conjuntamente y plantear propuestas y alternativas desde la unidad política y contando con la Comisión de Expertos».