El ex popular, José Ciscar, abandona sus últimos cargos políticos con gran indiferencia de sus compañeros

Quien fuera corresponsable, junto a Alberto Fabra, del desmantelamiento del PP-CV de las principales instituciones valencianas anuncia que la semana que viene formalizará el abandono de su escaño

El nuevo líder del PP-CV, Carlos Mazón, se quita lastre político. Este viernes, a las 5,37 horas, saltaba la noticia en twitter, quien fuera ex vicepresidente del Consell, y presidente provincial del PP de Alicante, José Ciscar, anunciaba su marcha definitiva de la política, y lo hacía de una forma triste con la indiferencia entre sus compañeros. Y es que, salvo cinco compañeros de partido (Juan de Dios Navarro, Alfredo Castelló, María Dolores Tornero y Agustín Navarro), el resto de comentarios eran de miembros de PSPV, Ciudadanos y colaboradores del Consell, y que evidencia el escaso aprecio que se generó entre los suyos.  

Aunque en su carta de despedida asegura haber hecho grandes amigos en la política y en su partido, la evidencia es contraria, y salvo sus más estrechos colaboradores, buena parte de quienes fueron sus compañeros de viaje durante sus veinte años en política, no tenían la misma percepción, y lo consideran como uno de los responsables, junto al ex president del Consell, Alberto Fabra, del desmantelamiento del PP-CV de las principales instituciones valencianas.

Y es que Ciscar no dudó en primar su ascenso personal sobre los equipos. Y así pasó de un partido independiente de Teulada al PP de Alicante, de la mano del ex presidente provincial José Joaquín Ripoll a quien dejó con posterioridad para sumarse al equipo de Francisco Camps, en su batalla contra Ripoll, y a quien también abandonó para situarse junto a Alberto Fabra, con quien se convirtió en su hombre en el Consell, donde fue corresponsable de las decisiones más drásticas de un gobierno autonómico, como el cierre de Canal 9, los recortes de personal, así como de la salida de muchos históricos dirigentes del PP de Alicante de la organización, en cuyo mandato el partido se redujo a la mínima expresión, tal y como reconocía a este diario un histórico dirigente popular, así como dirigentes de la actual cúpula directiva.  Además, fue uno de los hombres fuertes del PP-CV de Isabel Bonig, si bien, al final de su mandato se enfrío la relación al igual que sucedió con Fabra.

En su comunicado,  Ciscar asegura que se trata de una decisión muy pensada desde el inicio de la legislatura, y reitera su compromiso con la política, y sólo menciona una vez su vinculación al PP, incidiendo que “son 22 años dedicados al servicio público, al interés colectivo, a mí pueblo, a mi comarca, a mi provincia, a mí Comunitat, a España”, pero, no se refiere al PP, partido al que únicamente cita para anuncia que “inicio 2022 con la decisión de abandonar mi escaño como diputado del PP a Les Corts Valenciana, una decisión que formalizaré la semana próxima”, así como para agradecer al PP “por todas las oportunidades que me ha brindando”, evidenciando su fama como hombre frío, de hielo, entre sus compañeros, que más de uno valoró su marcha con una cierta sonrisa irónica.