À Punt Media cierra 2021 con brotes verdes en audiencia, pero continúa siendo la última autonómica en cuota de pantalla

La cadena fue la octava televisión autonómica en la programación de fin de año superando a Madrid, Murcia y Castilla La Mancha

A pesar de los cambios que han mejorado su percepción por la ciudadanía, especialmente, a nivel informativo, la televisión es la gran asignatura suspendida del Botànic. Eso sí, la llegada del nuevo director, Alfred Costa, ha supuesto un cambio y una serie de brotes verdes que han permitido a À Punt Media conectar con la ciudadanía, especialmente, en los informativos, y en algunos espacios, donde se ha percibido una respuesta afirmativa de la audiencia, pero no es suficiente, donde continua siendo la última cadena 2021 en cuota de pantalla, parámetro que se utiliza para comparar el nivel de audiencias entre cadenas.

De esta manera, la cadena valenciana cierra 2021 con un sabor agridulce, pues, los informativos empiezan a contactar la audiencia, con audiencias entre el 8% y 12% en el caso del NTC Migdia y entre un 5% y un 8% en cuanto al NTC Nit, y la noche de fin de año se situó en la octava televisión autonómica en la programación de fin de año superando a TeleMadrid, Castilla La Mancha Media y La 7 Región de Murcia.

Esta conexión con la sociedad arrancó con la llegada a la dirección de Alfred Costa que decidió adoptar una decisión histórica en la historia de la televisión valenciana, como fue la emisión durante la pandemia la retransmisión de la Santa Misa en valenciano, que arrancó una cuota de pantalla de 3%, superando a las retransmisiones de la celebración religiosa en TVE2 cuya cuota de pantalla es del 2,1%, así como de Trece Televisión, siendo en este ámbito alternativa a las televisiones nacionales. La retransmisión la suspendió en verano el consejo rector de la cadena, y ahora, ante la petición de la ciudadanía se ha decidió reanudar las retransmisiones.  Se trata de una decisión ningún partido político se había decidido a adoptar, ni socialistas, ni populares, pero, que la audiencia la ha respaldado.

De igual manera, el único espacio de entretenimiento que ha cuajado en la audiencia ha sido los nuevos capítulos de la serie de Canal 9 l’Alqueria Blanca.

Sin embargo, estos datos contrastan con las cuotas generales de pantalla. En este apartado, la televisión valenciana continúa siendo la última cadena autonómica en cuota de pantalla, un 3,2%, eso sí superando a todas las autonómicas complementarios, algo que no sucedía durante el mandato de la anterior directora, Empar Marco, cuyas cuotas de pantalla no llegaron al 2%.

El rango de audiencias correspondiente al mes de diciembre continuó liderado por TV3 con una cuota del 14,4%, seguida por Aragón TV con un 11,6% y la Televisión Galega con  un 11,3, y, mientras que ETB2, la cadena en castellano de la TV vasca,  registró la cuarta posición con un 10%. A continuación, se situó Canal Sur,  con un 9,2%,  seguida de Televisión del Principado de Asturias  con 8,2% y Canarias TV con un 7,8%.

De igual manera, en octava posición en cuota de pantalla se situaron Canal Castilla La Mancha con 6,2%, y Canal Extremadura con un 5,2%. Por detrás, se situaron IB3 (5,4%), Telemadrid (5,2%), y La 7 Región de Murcia (4,4%), y a continuación, À Punt Media con un 3,2%.

No obstante, la nueva televisión valenciana ya supera en la Comunitat a  algunas televisiones generalistas como  La 2 (3,2%), Nova y Trece (2,9), FDF (2,8%) y Energy (2,7%).