Transporte presenta un plan para reducir los retrasos en las Cercanías, sin adelantar las inversiones para la mejora de la red

Puig ha anuncia que se trata de “un punto de inflexión”, mientras que el diputado nacional, Joan Baldoví, asegura que “el usuario no quiere información de los retrasos sino inversiones”

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, cumplió su promesa de presentar un plan para reducir los retrasos en las líneas de cercanías, pero lo hizo sin grandes inversiones, y sin adelantar las previstas para la mejora de la red, incluidas en el convenio hace unos años entre el Ministerio y la Generalitat.

En su lugar, el plan se centra en la mejora inmediata de la movilidad cotidiana del usuario “con acciones concretas focalizadas en la recuperación de la confianza por parte del usuario, a través de se trata de mejorar la puntualidad y fiabilidad de los servicios a través de un seguimiento intenso de las incidencias acaecidas, en seguir avanzando en una mejor información al usuario, en tiempo real y actualizada, y en la sencillez de acceso al sistema en la compra, accesibilidad, conectividad con otros modos”.

Así,  el plan no contempla inversiones en infraestructuras, sino “en rebajar un 35% en las tarifas recurrentes” como son el bonotrén, el abono mensual, el abono mensual ilimitado y la Tarjeta Studios, que se aplicará a partir de mañana mismo y durante el primer trimestre de 2022. También, seguirá ofreciendo, en paralelo, el servicio de devolución Xpress, por la que ya se indemniza a los ciudadanos con un nuevo billete en caso de cancelación o en aquellas ocasiones que llegue a su destino con un retraso superior a 15 minutos.

En cuanto a su La implantación, en los dos primeros meses del año, se centra una serie de medidas de mejora del sistema de información, ofreciendo información fiable e inmediata de los servicios a través de radios locales, Twitter, campañas específicas de información y también de forma presencial con el refuerzo de personal de información en estaciones y andenes con la contratación de 60 personas que desde ayer han comenzado a prestar servicio en 30 estaciones, con el objetivo de cubrir las necesidades de los viajeros tanto en día laborable como en fin de semana.

Asimismo,  se plante la recuperación, de forma progresiva, de todos los servicios, hasta alcanzar, en el mes de junio, el 100% de los servicios prepandemia, así como el incremento de la dotación de autobuses complementarios de servicio activo a la espera, para garantizar los desplazamientos en caso de ser necesario, sobre todo en horas punta.

En cuanto a las inversiones, la ministra no quiso desvelar inversiones, pero sí impulso de manera urgente, desde esta misma semana, de un plan de mejora de los trenes, estaciones e instalaciones, incluyendo megafonía, escaleras mecánicas, mejora de la iluminación, etc.

“Punto de inflexión”

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado el “compromiso” del ejecutivo central, y ha señalado que supone un «punto de inflexión» para la mejora de las Cercanías, y ha destacado la necesidad de actuar con medidas estructurales ante el estado de la red.

Puig ha agradecido la implicación de la ministra en una solución que, en su opinión, debe tener medidas a corto, medio y largo plazo ante la «situación de emergencia» en la que se encuentran las Cercanías en la Comunitat Valenciana, y ha subrayado que el plan avanzado por la ministra constituye un «ejercicio de realismo y de responsabilidad» para avanzar en la mejora de los problemas existentes.

De igual manera, señalado en este sentido que tanto el Consell como el Ministerio están «profundamente preocupados» por el funcionamiento de la red ferroviaria de Cercanías y por una crisis de confianza ciudadana que se demuestra en el hecho de que de 2006 a 2019 el servicio en la Comunitat Valenciana haya perdido el 36 % de sus viajeros y viajeras.

Según ha explicado, las Cercanías adolecen de «problemas históricos», pero esta circunstancia no debe servir de excusa para acometer cambios urgentes, que pasan no solo por recuperar los niveles de frecuencia previos a la pandemia, sino por mejorarlos. En este sentido, ha destacado el esfuerzo del Gobierno de España servicio por hacer «el máximo posible» por garantizar un servicio «digno» para la ciudadanía.

Más inversiones según el Consell

Por su parte, el diputado de Compromís ern el Congreso, Joan Baldoví, ha explicado que agradece el anuncio de la Ministra de Transporte, Raquel Sánchez, en su visita a las cercanías valencianas, de recuperar todas las frecuencias de cercanía de antes de la pandemia en el mes de junio pero admite que el anuncio le provoca desconfianza. En su opinión,  “los usuarios del servicio de cercanías valenciano estamos muy escarmentados y no entendemos como se quieren recuperar todas estas líneas sin anunciar la contratación de más maquinistas, que es el gran motivo de las cancelaciones”.

Según Baldoví, “la ministra no ha anunciado ni un solo euro más para las cercanías valencianas, sino que ha explicado cómo se gastará el presupuesto que negociamos Compromís con el Gobierno y en este sentido nos preocupa que parte de esa partida no se destine a mejorar el servicio, sino a informar mejor de las incidencias, con personas informando a las estaciones y campañas a los medios de comunicación, como ha dicho la ministra”.

En este sentido, ha querido recordar que el año pasado, el gobierno central ya presentó de forma urgente otro plan de choque de cercanía que se ha traducido en un 2021 pleno de cancelaciones, retrasos, reducciones de frecuencias afectando cada día a miles de usuarios.