PolíticaPP-CV

La cúpula del PP-CV se sitúa junto a Casado frente a Ayuso, mientras que militantes valencianos piden su cese

Militantes del PP de Galicia, Madrid, Valencia y Andalucía  lanzan una plataforma para exigir la dimisión de Casado

La guerra entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la cúpula nacional, capitaneada por el presidente nacional, Pablo Casado, y  su secretario general, Teodoro García Egea, ha tenido este jueves consecuencias en toda  la organización popular. Y la organización valenciana no ha sido ajena a la polémica. Mientras la cúpula del PP-CV se sitúa junto a Casado frente a Ayuso, mientras que militantes valencianos piden el cese de Casado.

Los primeros en salir han sido su presidente regional, Carlos Mazón,  y la secretaria general, María José Catalá, calificando a Pablo Casado como “lo mejor para la Comunitat”,  en el caso de Catalá, mientras que el alicantino ha asegurado  en redes sociales que “Casado es una persona íntegra. Le conozco personalmente y sé que quiere lo mejor para España. No nos apartaremos del camino para desalojar a Pedro Sánchez”,

Y,   a continuación han salido en defensa de la cúpula nacional los diputados en el Congreso y senadores por Valencia como Belén Hoyo, Vicente Betoret, Luis Santamaría y Fernando de Rosa, reclamando la unidad de acción “para desalojar a Sánchez de la Moncloa”. No han sido los únicos, pues, los tres presidentes provinciales: Vicente Mompó (Valencia), Toni Pérez (Alicante) y Marta Barrachina (Castellón) también han lanzado en sus redes sociales mensajes a favor de la dirección nacional popular.

Los militantes en contra

No todo ha sido positivo para la dirección nacional, pues, la militancia valenciana no está toda a su favor. Anoche llegaba a las  redacciones un comunicado, sin ninguna firma concreta pidiendo su dimisión.  En concreto, militantes del Partido Popular de Galicia, Madrid, Andalucía y Valencia contrarios a la gestión del presidente del partido, Pablo Casado, se han agrupado en una plataforma para pedir su dimisión.

Los integrantes de esta plataforma, apadrinada por Iniciativa Regeneración, representan a un sector descontento e indignado por el choque frontal entre la dirección nacional y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por un supuesto caso de espionaje a la líder madrileña que ha sumido al partido en una grave crisis. Unos hechos que, para el presidente del Partido Popular de Galicia y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de demostrarse sería “inaudito e imperdonable”.

Ante la tensa situación, los organizadores de esta iniciativa solicitan además la convocatoria de un congreso nacional extraordinario que ponga fin a la presidencia que Casado inauguró en 2018 con alabanzas a la limpieza de la campaña, de la cual aseguraba que fortalecería y uniría más al partido.

De esta manera, los promotores lamentan la situación que atraviesa la formación política tan solo una semana después de la difícil digestión de los resultados electorales de Castilla y León, con los el que el Partido Popular resultó vencedor, pero asumiendo la pérdida de más de 15.000 votos en toda la región y con unas difíciles negociaciones a la vista para poder formar gobierno. En este sentido, los impulsores no se resignan a que el partido siga alejándose de la militancia y pierda definitivamente la conexión con la ciudadanía.

Los artífices de esta nueva corriente de desencuentros en el PP  denuncian el afán de los dirigentes nacionales por perpetuarse en el poder, incluso anteponiendo su interés personal a los de la organización. En su opinión, la desconfianza, los recelos, la bunkerización del partido y el enfrentamiento con los principales activos populares lastran la democracia interna e impiden el sano ejercicio de pensar con libertad y defender opiniones propias.

En los próximos días, Iniciativa Regeneración habilitará una página web para que cualquier militante del Partido Popular en toda España pueda informarse acerca de los compromisos de esta plataforma, sus próximos movimientos, y para poder apoyar con su firma el cambio en el PP nacional.

Quienes secundan este nuevo movimiento en el Partido Popular apuestan por un partido fuerte, unido, abierto y participativo y vinculado al tejido social, sin clientelismos y sin una dirección cerrada que lamina cualquier opinión discrepante. Así pues, se comprometen a fomentar y reforzar los valores del Partido Popular, el diálogo y la democracia interna.

Su primera aparición pública será el próximo 20 de febrero y para solicitar la dimisión de Pablo Casado. En una convocatoria lanzada este jueves, animan a los militantes a acudir a la sede del partido en Madrid, en la calle Génova, 13, a las 12 horas, para solicitar el cese del líder nacional y para mostrar su apoyo a la presidenta madrileña.

El llamamiento, difundido a través de WhatsApp, reza: “Convocatoria el domingo 20 de febrero a las 12 de la mañana frente a Genova 13 para pedir la dimisión de Casado. Y a favor de Ayuso. Pásalo a todos tus contactos”. Los organizadores advierten de que se prepara todo un calendario de movilizaciones.