Tuawa y Quique Dacosta lanzan una campaña para que la restauración valenciana lidere la reducción de la huella de carbono y la huella hídrica

La empresa de Global Omnium para impulsar el consumo de agua del grifo, pone su tecnología al servicio de los restaurantes para que puedan ahorrar 1,2 billones de botellas de plástico al año

La empresa Tuawa, la línea de Global Omnium para eliminar el plástico en el punto de consumo mediante el agua del grifo, junto con el chef Quique Dacosta,  han lanzado una campaña para evitar el consumo de 1,2 billones de botellas de plástico al año y la emisión de 17 tn de CO2 a la atmósfera por restaurante mediante el consumo de agua filtrada en lugar de botellas de plástico. Todo ello con el objetivo de convertir a la comunidad valenciana en la primera comunidad de España en reducir su huella de carbono y su huella hídrica en el sector de la hostelería y la restauración,

Al evento de presentación, liderado por Tuawa y Quique Dacosta, junto a los chefs valencianos David Carrión y Rafael Morales, han asistido numerosos restauradores y destacados agentes del sector de la hostelería como la Federación de Empresas de Ocio (FOTUR), la Academia de la Gastronomía valenciana o la Asociación de Autónomos valencianos (ATA), de la restauración como El Pastoret, Westin, NH Hoteles, Grupo Salamandra, Grupo El Alto, Grupo Gargallo y representantes del mundo empresarial como Porcelanosa, Caro Hotel y Hard Rock, entre otros.

Esta campaña, que ya se ha implantado en numerosos restaurantes de la Comunitat, plantea la instalación de fuentes de agua filtrada y refrigerada de última generación en los establecimientos valencianos para incentivar la sostenibilidad mediante el consumo del agua local. Con este proyecto, un restaurante medio no solo consigue ahorrarle al planeta CO2 y plástico, además puede ahorrarse 7.500 euros en agua embotelladas y liberar un almacenaje de más de 3.000 botellas al mes.

Con este nuevo proyecto, Tuawa pretende ayudar a los restaurantes a ahorrar una media de casi 36.500 botellas de plástico al año y evitar la emisión a la atmósfera de 17tCO2-eq de media, contribuyendo de una manera sencilla y segura a la reducción de la huella de carbono. En total, si el sector se suma al agua filtrada se podrían ahorrar 590.000tCO2-eq a la atmósfera y 7 millones de litros de agua ahorradas, liderando así el cambio en España.

En este sentido, el chef tres estrellas Michelin Quique Dacosta ha señalado  “estoy orgulloso del sector de la restauración porque seguimos dando pasos adelante en sostenibilidad. Tuawa nos ofrece una oportunidad única para reducir el consumo de plástico en España y liderar así un cambio de tendencia. Gracias a todo el equipo por hacerlo posible y facilitarnos el camino en beneficio del medio ambiente”.

La elección del Oceanogràfic no ha sido casual, porque si toda la población decidiera cambiar al agua embotellada, su producción tendría un peaje de 1,43 especies perdidas por año ya que el impacto en los recursos naturales sería 3.500 veces mayor que el del agua del grifo.

120 toneladas de ahorro durante la prueba piloto

Tuawa comenzó a desarrollar el proyecto piloto en restaurantes de la ciudad de Valencia hace dos meses, durante los cuales se ha evitado la emisión de 120 toneladas de CO2 a la atmósfera y se ha reducido 1,2 millones de litros la huella hídrica. Asimismo, según los últimos datos registrados, se ha logrado evitar el uso de 425.000 botellas de plástico.

En la Comunitat Valenciana existen actualmente 33.000 restaurantes, bares y cafeterías* a los que se suman 1.100 establecimientos hoteleros, lo que significa que si cada local sustituyera las botellas de plástico por un sistema de agua filtrada Tuawa se podría ahorrar al planeta 1,2 billones de botellas de plástico al año. Eso significaría que cada restaurante evitaría al día 49 kgCO2-eq al día.   

Tuawa es el resultado del compromiso medioambiental de la compañía, en su búsqueda constante por la reducción del uso de plásticos de un solo uso, huella de carbono o huella hídrica generada por nuestra sociedad. Pese a poder recurrir a una fuente de consumo eficiente y ya existente como el agua del grifo, más del 60% de los valencianos consume agua embotellada.