Oltra se resiste a dimitir tras su imputación, mientras que Puig y Ribó apuntan que es “tiempo de reflexionar y tomar decisiones”

Asegura que “soy coherente y lo seguiré siendo. Esta es una postura política, ética… Mi postura personal, esa parte me la callo”

El día siguiente a la imputación  del TSJCV con la vicepresidenta, y portavoz del Consell, Mónica Oltra, en relación a la gestión que hizo su Conselleria ante los abusos a una menor tutelada por parte de su ex marido, fue un día de presión política sobre Oltra, por parte de la oposición política, y desde el Consell como desde Compromís, donde tanto Ximo Puig como Joan Ribó, apuntaba este viernes en que estamos ante un “tiempo de reflexionar y tomar decisiones”. La vicepresidenta, de momento, se resiste a dimitir, tal y como decía hace doce años en la oposición.

Así, lo aseguró este viernes durante la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, donde las cuestiones sobre imputación eclipsaron las cuestiones sobre las decisiones del ejecutivo valenciano. Durante su intervención, OItra ha descartado dimitir, y ha desmentido cualquier incoherencia sobre sus declaraciones en la oposición con contundencia: “Claro que soy coherente y lo seguiré siendo. Esta es una postura política, ética… Mi postura personal, esa parte me la callo”, y ha defendido su inocencia en base a una frase del auto: “’Cierto es que no existe prueba directa”.

De igual manera, ha calificado de “odiosa” la comparación de su situación con “el comportamiento corrupto del PP”, y ha dicho que ella ha actuado con “total transparencia y lealtad parlamentaria” dando todas las explicaciones posibles, y que siempre ha desvinculado las imputaciones de las líneas éticas.

Oltra también ha cuestionado la decisión judicial, ya que 13 personas han declarado a su favor: “¿Todas las personas están mintiendo para salvarme a mí? Muchas de estas personas no las conozco, no sé lo que votan. Lo que sí sé es que la verdad es la verdad”, y ha recordado  que “esta cacería parte de la extrema derecha”, y ha advertido que “esta gente no puede ganar. Es una cuestión política de defensa democrática. Si me lo hacen a mí se lo podrán hacer a cualquiera”.

Asimismo, ha señalado que «ningún proceso judicial cambia la realidad» y que «ninguna fase del proceso judicial va a cambiar lo que ocurrió hace 5 años, por lo que no va a alterar la realidad», y ha insistido en no dimitir, ya que “no es una cuestión política, es una cuestión personal. En la vida, cuando tienes unas convicciones, hay que saber aguantas las presiones y los ánimos personales”.

Momento de reflexionar y tomar decisiones

Sin embargo, en su entorno no está tan clara la postura a adoptar. Así, el alcalde de Valencia, y dirigente de Compromís, Joan Ribó, apuntaba este viernes a que la semana que viene tiene que haber una reunión de Compromís para, a partir de ahí, “madurar la decisión” sobre el futuro de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, tras su imputación por la gestión de los abusos sexuales a una menor tutelada por su exmarido.

Ribó ha señalado que la decisión que se tenga que tomar sobre Oltra “en un sentido o en otro” tiene dos vertientes: “una personal, que le corresponde resolver a ella, y una colectiva, que se ha de resolver, como es lógico, dentro de la coalición”. En su opinión, hasta que no haya una reunión de la coalición sobre el futuro de Oltra no se podrá “avanzar en esta dirección”, por lo que hay que tener una reunión “lo más pronto posible”.

Preguntado sobre si la imputación de Oltra complica la situación electoral de Compromís, pero ha recordado que faltan “once meses largos” para las próximas elecciones, y por tanto, “hay tiempo para preparar y escoger las candidaturas”. También, ha mostrado su respeto a todas las decisiones judiciales, así como su apoyo personal “total y absoluto” a su compañera de coalición, y ha recordado que la forma de actual de Compromís en estas situaciones es la misma que en su día se adoptó por el concejal Pere Fuset tras su imputación, sobre el que se tomó la decisión de apartarle teniendo en cuenta la vertiente personal y la colectiva, y ha rehusado decir qué haría él en caso de estar en la situación de la vicepresidenta del Consell, pues según ha dicho tiene “demasiados problemas” cada día como para plantearse “política-ficción”.

De una manera similar, se ha pronunciado este viernes por la tarde, el president de la Generalitat, Ximo Puig, al ser preguntado por la decisión de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, de no dimitir tras su imputación judicial, que los “tiempos jurídicos y los tiempos políticos a vecesno coinciden” y ahora es “un tiempo de reflexionar y de tomar decisiones”.

Puig, que ha hecho estas declaraciones en un acto de partido en Aielo de Malferit, ha señalado que cree que “Oltra ha dado muchas explicaciones durante todo este tiempo, en sede parlamentaria y en los medios. Es evidente que ahora hay un nuevo hito desde el punto de visto jurídico y es un tiempo de reflexión”.

“Los tiempos jurídicos y los tiempos políticos no coinciden muchas veces, ahora creo que hay que reflexionar y tomar decisiones”, ha insistido Puig, quien preguntado por si ha hablado con Oltra ha indicado que hablan habitualmente, “no es un problema de incomunicación”.

Según Puig, “estamos en una cuestión que ha tenido un recorrido jurídico, ahora tiene una situación que hay que analizar” y ha dicho que coincide con lo dicho por el alcalde de Valencia, Joan Ribó, de que se necesita “un periodo de reflexión”.

Cese de Oltra

Por su parte, oposición en bloque ha exigido su cese inmediato. Así, lo ha reclamado el presidente del PP-CV, Carlos Mazón, que espera que Mónica Oltra “no llegue a mañana como portavoz de Puig, como vicepresidenta del Consell y como responsable de la tutela de los menores de la Comunitat Valenciana”.

Mazón ha señalado que “por dignidad y sentido común Oltra no puede seguir tutelando a los menores” y ha interpelado a Puig directamente: sSigo esperando que el President Puig asuma una responsabilidad que hasta ahora no ha asumido. Si no lo hace estará autocalificándose como un President que no asume su responsabilidad en un caso tan grave”, y ha recordado que “la propia Oltra y el propio Puig han dicho desde hace años que una cosa son las decisiones judiciales y otra la ejemplaridad política”.

De igual manera, la portavoz de Vox, Ana Vega, ha explicado que “desde VOX hemos solicitado la comparecencia urgente del president, Ximo Puig, ante el pleno para que explique cuál va a ser la decisión que va a tomar respecto a Mónica Oltra después de ser imputada”, y ha insistido en que “ahora la responsabilidad, toda la responsabilidad, recae única y exclusivamente en el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que debe cesar de manera fulminante a Mónica Oltra”. A su juicio, “no podemos tener una vicepresidenta que siga en el gobierno estando imputada por haber ocultado los abusos sexuales a una menor tutelada por su entonces marido”.

Vega ha señalado que “este gobierno es insostenible y los ciudadanos no se merecen un gobierno que solo trabaja para mantenerse en el poder y al que le dan igual las personas, por eso exigimos a Ximo Puig que convoque elecciones inmediatamente”.