Compromís podría acelerar este martes la salida de Oltra del Consell

Puig pide «poner por encima el proyecto» y asegura que él «no está para fiestas», mientras que la portavoz de Compromís en Les Corts descarta “hacer futuribles” sobre su situación

El cierre de filas del pasado sábado alrededor de Oltra podría ser historia en unas horas. Al menos, así lo opina una buena parte de la ejecutiva de Compromís que se reunirá este martes a las 16:30 horas en la sede de la coalición, cinco días después de la imputación judicial de la vicepresidenta del Consell y dirigente de la coalición, Mónica Oltra, y donde se abordará su situación a pesar que el asunto no está incluido en el orden del día al tratarse de una convocatoria anterior a la decisión judicial.

Y el asunto no tendrá un cierre de filas alrededor a la vicepresidenta, tal y como sucedió el pasado sábado. De hecho, diversos dirigentes de Compromís coincidieron que la salida de Oltra del Consell, aunque no de Les Corts, podría producirse en los próximos días antes de su citación judicial, pues, “la presión mediática” a la que la dirigente está sometida “no se puede aguantar mucho tiempo”.

En este sentido, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ya  defendió el pasado viernes la necesidad de que se reuniera la ejecutiva de Compromís para «madurar la decisión» sobre el futuro de la vicepresidenta, al considerar que la decisión que se tenga que tomar tiene dos vertientes: una personal, que le corresponde resolver a Oltra, y una colectiva, que se ha de resolver dentro de la coalición. Asimismo, la ausencia no justificada del ex conseller de Educación, Vicent Marzà, del pasado sábado se achacaba a esta situación.

De igual manera, la síndica de Compromís en Les Corts, Papi Robles, ha dejado la puerta abierta a la salida de la vicepresidenta. En su opinión, «hasta ahora Mónica Oltra ha sido una gran candidata por parte de Compromís» y que mantiene un «gran liderazgo» en la coalición, pero ha rechazado «hacer futuribles» sobre la candidatura autonómica para los próximos comicios, y ha recordado que el exportavoz en Les Corts, Fran Ferri, dejó recientemente el cargo para volver a su carrera profesional, era un síndic «muy consolidado y un día decidió marcharse», y ha añadido que «no sé qué pasará de aquí a un año», ha afirmado. 

Además, ha recordado que todas las personas que participan en un partido son «herramientas del partido» y, al igual que ha hecho el alcalde Joan Ribó, ha destacado que en las decisiones hay una «vertiente personal y una parte colectiva», asegurando que la coalición «nunca rehuirá del diálogo interno, respetuoso y que cuide al proyecto y a las personas», ha aseverado.

Presión de Puig

Desde Presidencia de la Generalitat se está a la espera de que haya un pronunciamiento oficial de Compromís sobre Oltra en esa Ejecutiva, y aseguran que por el momento no se ha producido ninguna reunión a solas entre el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la número dos del Ejecutivo valenciano desde que se conociera su imputación.

De hecho, el acto del sábado de Compromís  no gustó a los socios de gobierno de la coalición. El president de la Generalitat, Ximo Puig, la  ve ya fuera del ejecutivo, y ha instado este lunes a realizar una reflexión «personal y coral» en el seno del Consell sobre el futuro de la vicepresidenta Mónica Oltra tras su imputación, y ha recordado que «esta semana tenemos mucho tiempo de ir concretando, será más pronto que tarde», ya que  «no podemos fallar a la sociedad valenciana, tenemos que poner por encima de cualquier cosa un proyecto que ha conseguido levantar la hipoteca reputacional de la Comunitat».

Puig ha defendido que toca reflexionar sobre esta imputación y ha recordado que el pacto del Botànic afecta a «muchos actores» y es un acuerdo «sobre todo con la sociedad valenciana». «Estamos en ese proceso de reflexión coral, lo tenemos que hacer con serenidad y desde luego partiendo de la presunción de inocencia y, por supuesto, de los principios de defensa del estado de derecho», ha agregado. Preguntado por el acto de Compromis celebrado este sábado y por el carácter festivo del mismo, Puig ha contestado: «No sé, no estoy para fiestas».

Por su parte, la vicealcaldesa de Valencia, Sandra Gómez, ha asegurado que Oltra sabe demasiado bien lo importante que es la estabilidad, su situación merece una reflexión, y ha recordado que la lección de los comicios andaluces es que “los socialistas somo un partido fuerte y las otras  fuerzas de la izquierda deben darse cuenta de cuánto daño les ha hecho el ruido. El no estar centrados en lo que de verdad importa: la crisis derivada de la pandemia y agravada por la guerra de Ucrania, y en juego está mantener políticas progresistas para combatirlo”.