Valencia gana a Alemania: Ford adjudica a Almussafes la fabricación de coches eléctricos

El jefe del Consell así como los dirigentes empresariales han dado su visto bueno al proyecto que ha dado el empujón definitivo

Se cumplió la previsión y Almussafes es la elegida. Al menos, esa es la decisión de la dirección de Ford Europaqueha adjudicado a la planta de Almussafes (Valencia) la fabricación de sus dos nuevos modelos eléctricos, imponiéndose a la alemana de Saarlouis con la que competía y resolviendo así el futuro de la planta valenciana para los próximos años. Así, lo ha anunciado el grupo automovilístico estadounidense este miércoles. En rueda de prensa, el presidente de Ford Europa y director de Transformación y Calidad, Stuart Rowley, que ha indicado que esta adjudicación se ha llevado a cabo tras un «complejo» proceso en el que han atendido criterios «estratégicos, técnicos y financieros».

Rowley ha resaltado la «transparencia y claridad» con la que se ha tomado la decisión por parte de la empresa y ha subrayado las largas consultas con ambas partes durante cerca de seis meses, y  ha reiterado, como ya avanzó en mayo, que los «próximos pasos» serán, no obstante, «reestructurar» las fábricas de Almussafes y Saarlouis, ya que ha explicado que el proceso para la producción de vehículos eléctricos requiere «menos empleados» que la fabricación de un modelo al uso.

La factoría valenciana tiene una plantilla de 6.000 trabajadores -1.000 de ellos trabajan en motores-, y desde el inicio de la pandemia ha encadenado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) tras otro, el último vigente hasta el próximo 29 de julio.

Respecto a la situación de Saarlouis cuando, a partir de 2025, cese la producción del modelo Focus, ha explicado que se ha abierto un proceso para buscar «nuevas oportunidades» para la planta alemana y ha confirmado que, en la actualidad, no existe un plan industrial para dicha factoría más allá de esa fecha.

En cuanto a sus previsiones para el suministro de baterías de la fábrica de Almussafes, Rowley ha evitado precisar qué proveedores se barajan, pero ha señalado que hay varias «potenciales fuentes» y que la firma intentará «suministrarse domésticamente desde Europa» de estos componentes.

Crisis de precios

Sobre si las diferencias entre los costes de energía han jugado algún papel en la decisión, el responsable de la compañía ha indicado que no se ha tenido en cuenta en el proceso de selección la actual crisis de precios y ha remarcado que Ford invertirá en impulsar las energías verdes en todas las instalaciones de la multinacional a lo largo de todas sus localizaciones.

Actualmente, fabrica cuatro modelos (Kuga, Transit, Galaxy y S-Max) pero progresivamente, hasta 2024, irá dejando de producir los tres últimos y únicamente mantendrá el Kuga, que representa más de la mitad del total de la producción actual, según las previsiones de carga de trabajo. En cuanto a motores, en estos momentos desarrolla los Ecoboost de 2,0 y 2,3 litros y en el último trimestre de este año lanzará el motor Duratec 2,5 litros, un motor híbrido que se equipa en el Kuga PEHV (híbrido enchufable). Además, produce propulsores para las plantas de Norteamérica.

La planta cuenta con un acuerdo de contención salarial a cinco años que estaba condicionado a ser la elegida para la plataforma eléctrica de los futuros vehículos y cuyas medidas entrarían en vigor a partir de 2025.

Valoraciones  a la decisión

El anuncio ha provocado reacciones de la mayoría de políticos valencianos. Así, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado que la decisión de Ford de fabricar en su factoría de Almussafes sus vehículos eléctricos de nueva generación para Europa es un “hito histórico para la economía y el empleo” de la Comunitat.  En su opinión, esta decisión consolida “un sector que da empleo a 25.000 familias, impulsa a la planta de Almussafes hacia la nueva modernidad y garantiza el futuro de una industria esencial para la economía valenciana”.

Puig ha agradecido a la compañía su “apuesta decidida” por la Comunitat y ha subrayado que la Generalitat siempre ha colaborado y continuará colaborando con Ford en el territorio valenciano, y ha traslado de forma especial este agradecimiento a los responsables de Ford en España y Europa, y en particular, al directivo Dionisio Campos, así como al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “por su respaldo en este difícil itinerario”, y también a los sindicatos y trabajadores de la factoría. A su juicio, “sin duda, quien ha ganado ha sido la excelencia de la planta, la factoría más competitiva de Europa, el trabajo de tantos y tantos años en una dirección”, y “ha ganado la Comunitat Valenciana, porque es un espacio seguro para invertir, porque es una tierra de oportunidades”, ha señalado.

«España avanza hacia el liderazgo en vehículo eléctrico y conectado», ha celebrado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras confirmarse la noticia. Se trata, ha dicho, de «una apuesta por la industria y el empleo». «Reafirmamos la excelente posición de España en la transformación verde y digital», ha recalcado. Minutos antes, al ser interpelado en el Congreso de los Diputados, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado que también en Valencia, concretamente en Sagunto, el grupo Volkswagen tendrá una fábrica de baterías para coches eléctricos.

Respaldo empresarial

De la misma manera, el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha asegurado que es “la confirmación de que Ford Almussafes producirá los nuevos modelos eléctricos de la firma es, sin duda, una noticia muy positiva, histórica, y una garantía de futuro de la planta y de toda la industria automovilística de la Comunitat Valenciana”.

Navarro se ha mostrado “seguro de que la red de proveedores generada a su alrededor a lo largo de los años ha sido clave para la atracción de la nueva gigafactoría de Volkswagen a Sagunt y de que tras la llegada de Volkswagen y gracias a Ford el sector automovilístico de la Comunitat Valenciana tiene un gran potencial”. “Tendremos una industria más fuerte, más innovadora y más competitiva, y eso se va a traducir en más crecimiento y puestos de trabajo de calidad”. En su opinión, “La Administración, la empresa y los sindicatos han hecho los deberes. La planta ha demostrado siempre saber adaptarse a los tiempos y es justo también reconocer el esfuerzo de los sindicatos por presentar una propuesta atractiva que hiciera a la empresa decantarse por Almussafes. Afortunadamente ha llegado la recompensa”.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata, ha explicado que “la decisión que ha trasladado la empresa Ford de la apuesta por la planta de Almussafes es la mejor noticia que podíamos tener los valencianos en este momento, primero porque es una fuente de innovación, de atracción de talento e inversiones, tanto para la propia planta como para toda la industria de componentes, industria que en estos momentos nos posiciona como el centro de transformación en el ámbito europeo del principal sector que es el automóvil”.

Morata valora además que la empresa forma parte de un sector creador de empleo, de empleo de calidad, y con un peso vital en las exportaciones, “que nos va a permitir seguir batiendo los récords históricos en los que estamos en estos momentos”.

Según ha explicado, la decisión supone un respaldo fundamental para un objetivo que estamos consiguiendo y es consolidar la Comunitat como líder de la transformación del sector industrial y centro de atracción de inversiones tecnológicas y de innovación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.