CiudadesValencia

Un estudio encargado por el Ayuntamiento concluye que la conexión Horta-Ciudad en Benimaclet es viable

Según afirma este estudio, se permitiría la movilidad peatonal entre la huerta y la trama urbana sin afectar al tráfico rodado

Según el resultado de este estudio encargado por Movilidad Sostenible, el soterramiento de la Ronda Norte a su paso por Benimaclet es técnicamente factible  y permitiría conectar la huerta existente al norte y sur de la ronda a lo largo de más de 600 metros, sin afección al tráfico, facilitando la movilidad peatonal entre la huerta y la trama urbana dando continuidad al camí de Farinós y al de Les Fonts. Se atendería así, según este estudio, tanto la máxima apuntada por el Pla de l’Horta sobre la conectividad de las bolsas de suelo agrícola como el deseo de las entidades vecinales de Benimaclet. 

El estudio encargado a la consultora Typsa certifica que es técnicamente factible el soterramiento de 602’5 metros de la Ronda Norte con la posibilidad de restaurar sobre ella terreno agrícola. La longitud total de la actuación sería de 860 metros, incluyendo las rampas desde y hacia la plataforma vial inferior, sobre la cual se establecería una cubierta ajardinada con cobertura suficiente para la plantación de árboles de gran porte, en la que serían compatibles tanto la recuperación de suelo agrícola como zonas ajardinadas e itinerarios peatonales y ciclistas.

Por lo que respecta a la sección inferior, el tráfico rodado dispondría de tres carriles por sentido, con un ancho libre de 22 metros y un gálibo mínimo 5 metros. La solución estructural propuesta por la consultora necesitaría de sendos muros pantalla laterales de 22,75 m de longitud y 1 metro de espesor, apoyo en mediana mediante pilas-pilote de 1 m de diámetro, una losa de fondo de 1 m de espesor y otra de cubierta de 1,5 m de espesor, más que suficiente para evitar cualquier filtración de la cubierta vegetal superior.

Reconexión con la huerta en el marco de la Capitalidad Verde Europea

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha manifestado que “es muy importante avanzar hacia una València que también resuelva las deudas históricas. Es evidente que los barrios del norte de la ciudad de Valencia son unos barrios que sufrieron una separación clara de su conexión histórica con la huerta periurbana de la ciudad; y, de hecho, este es el origen de este estudio para el futuro soterramiento de la ronda norte en el barrio de Benimaclet”.

El concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de València, Giuseppe Grezzi, ha afirmado por su parte que “el proyecto encaja transversalmente en varios de los planes actualmente en marcha en el Ayuntamiento, como la Missió Climàtica València 2030, la Estratègia Urbana València 2030, el Pla Verd o el de Agricultures Urbanes, y por sus características podría ser una de las actuaciones a llevar adelante en el marco de la capitalidad Verde Europea”. Según el estudio, requeriría de una inversión de 50 millones de euros (más IVA), cuya financiación podría obtenerse parcialmente de fondos europeos destinados a la descarbonización y la adaptación al cambio climático (su coincidencia con los objetivos que marca la Unión Europea  ha posibilitado que la UE se esté haciendo cargo de hasta el 90% de los costes de muchos de los proyectos que está realizando la concejalía de Movilidad Sostenible en la actualidad).

Los resultados del estudio ya han sido trasladados por el consistorio a la Asociación de Vecinos de Benimaclet, que durante años ha liderado esta demanda. En este sentido, Campillo ha señalado que “evidentemente, es una primera propuesta que, además, se hace porque la asociación de vecinos de Benimaclet ha presentado formalmente esta petición de reconexión de su barrio con la huerta periurbana. Y también porque Benimaclet también conserva bolsas de huerta productiva a este lado de la ronda norte, y es lógico empezar por resolver esta petición que viene de la sociedad civil. Pero eso no quiere decir que solo apostemos por ese enterramiento. Es un primer paso, porque lo ideal para la ciudad es recuperar esa conexión histórica al norte de los barrios del norte con la huerta  periurbana”.

En el mismo sentido se ha manifestado el concejal Giuseppe Gezzi, para quien «en primer término este estudio satisface el primero de los deseos de los vecinos y vecinas de Benimaclet, que querían saber si esta posibilidad existía y así lo pidieron incluso en unos presupuestos participativos», ha explicado el concejal.

Los principales condicionantes técnicos de la actuación, según apunta el estudio, son las características geotécnicas del terreno que obligan a soluciones continuas para la contención ya que se trata de un terreno blando con un nivel freático alto, lo que dificulta la excavación.  Esto se resuelve con el uso de soluciones que faciliten el sellado de las vías de penetración de agua. La ejecución en cualquier caso, según determina este estudio, se podría realizar por fases para permitir el mantenimiento del tráfico en la ronda durante la ejecución de las obras.