Sánchez se compromete a proteger al sector cerámico con nuevas medidas tras reunirse con Ascer

La patronal cerámica reclama que “el sector reciba ayudas por un importe suficiente que permita a las empresas superar esta crisis con los mínimos cierres y la menor pérdida de empleos posible”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este miércoles que el Ejecutivo central seguirá protegiendo al sector cerámico con nuevas medidas «que garanticen su futuro».

Así,  se ha anunciado en su cuenta de Twitter tras mantener este miércoles una reunión con la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), antes de la primera cumbre Hispano-Rumana celebrada en Castellón. En su opinión, se trata de «una industria clave para España y la Comunidad Valenciana, afectada por los altos precios de la energía»

Posteriormente, en rueda de prensa con su homólogo rumano, Sánchez ha indicado que el sector azulejero «puede seguir contando con el Gobierno», ya que se le va a «seguir protegiendo ante los efectos económicos y energéticos de esta guerra de Putin en Ucrania».  A su juicio, “tal y como hicimos con la pandemia, ahora también con la guerra de Putin en Ucrania vamos a poner todos los recursos del Estado para defender a nuestras familias, a nuestras empresas y a nuestras industrias».

En este sentido, ha anunciado que «el Gobierno va a aprobar nuevas medidas para defender la industria de la cerámica porque es una industria clave para Castellón y el conjunto del país. Tal como hicimos con la Pandemia, ahora lo haremos con la guerra y sus consecuencias. Utilizaremos todos los recursos para defender empresas, los puestos de trabajos y a las familias».

En cuanto a la propuesta del tope del gas, ha explicado, que esta alternativa puede tener efectos perversos, no de reducción del precio sino de un aumento, por lo que “es fundamental analizar bien todas las soluciones y sus consecuencias para que los estados miembros de la Unión Europea puedan acordar en Bruselas medidas determinantes para poner solución al alza disparata de los precios de la energía. «Pedimos a Europa un compromiso para nuestras empresas y una ambición que hasta ahora no se ha visto». En su opinión, «nosotros empezamos a hablar del tope del gas en noviembre de 2021 y estamos en noviembre 2022, vamos con retraso, no podemos esperar un día más. El Gobierno en este sentido es contundente y rotundo en la defensa del sentido común, tenemos medios para apoyar a las empresas y necesitamos voluntad política para poder ponerlos en práctica».

Predisposición gobierno

Desde la asociación Ascer se mostraba a Sánchez su agradecimiento por la reunión de trabajo «Agradecemos la predisposición que ha tenido el presidente del Gobierno para atendernos hoy en su visita a Castellón con motivo de la cumbre Hispano-Rumana. Entendemos que no podía ser de otra forma considerando el momento que vive el sector y la oportunidad que esta cumbre suponía para mantener el encuentro”.

Desde el sector se ha mostrado “preocupación” por “los plazos y la demora en la obtención de las ayudas, más si cabe cuando nuestra competencia más directa hace meses que ya dispone de medidas de apoyo económicas de un volumen considerable. Del mismo modo nos preocupa que no esté claro todavía cómo se van a instrumentar las ayudas y la cantidad, si bien los límites establecidos en el marco temporal de ayudas de estado son claros».

De igual manera, desde patronal cerámica «se  ha hecho hincapié en aumentar el volumen de las ayudas y en que de nada servirá replicar el esquema que se llevó a cabo en los RDL 6/22 y 11/22 que apenas suman un 1% del sobrecoste energético de este año para el sector. Es necesario que el sector reciba ayudas por un importe suficiente que permita a las empresas superar esta crisis con los mínimos cierres y la menor pérdida de empleos posible.