La lideresa Yolanda Díaz

La chuli piruli Yolanda Díaz está encantada de haberse conocido. Y, a tenor de los índices de popularidad, gran parte del posible electorado, también.

No es menor, tampoco, el indisimulado apoyo de Pedro Sánchez, que ya había hablado de ella como representante de todo lo situado a la izquierda del PSOE y que le dio un inusitado protagonismo en la moción de censura para que pudiera lucirse. Y a fe que lo hizo.

En una intervención sin estridencias, en la que llegó a calificar sus aportaciones de “humildes”, dejó claro que el éxito, según  ella, de lo realizado hasta la fecha no sólo lo es del Gobierno sino de todos los partidos que han entendido sus propuestas. Por eso, quiso agradecer especialmente “a todas las formaciones políticas que han acompañado al Gobierno” estos últimos años. De cara al futuro añadió que “lo vamos a seguir haciendo” porque “queda Gobierno de coalición para mucho tiempo”.

La actuación de Yolanda Díaz fue todo un éxito, no sólo según los sondeos sobre la moción de censura, sino que conocidos míos que no le han votado hasta ahora babeaban de satisfacción después de las palabras de la Vicepresidenta del Ejecutivo.

Ya tenemos, pues, consolidada a la lideresa del proyecto Sumar, que, en su búsqueda de transversalidad, se arrepiente de haber sido designada a dedo en su día por Pablo Iglesias. Lo que busca ahora es la rendición de Ione Belarra e Irene Montero para no ser la candidata de Podemossino que este partido se integre como uno más en la nueva formación de Yolanda Díaz.

Para esto, decíamos, cuenta con todo el apoyo de Pedro Sánchez, que quiere a su izquierda una formación domesticada que no le proporcione los sobresaltos de sus actuales socios. Yolanda, la estupenda, es la persona escogida para ello.

Enrique Arias Vega

Periodista y Escritor. Ex director de publicaciones del Grupo Zeta, y de varios diarios pertenecientes a este grupo de comunicación