València ya dispone del diseño definitivo del PAI del Grau, que prevé 193.000 metros cuadrados de zona verde

Conectará por fin el antiguo cauce del Túria con el mar y, sin duda, por su conexión con la Marina, se convertirá en uno de los grandes distritos de innovación

La Concejalía de Urbanismo ya dispone del diseño definitivo del PAI del Grau, que ha diseñado el despacho de arquitectos de María Tomás por encargo del Ayuntamiento de València. El diseño, que este verano pasará la evaluación ambiental, prevé 193.000 metros cuadrados de zona verde, un delta verde, 3.000 viviendas, de las que 750 son públicas, y 45.000 metros cuadrados para dotaciones públicas.

Según la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, “damos un paso muy importante en nuestra ciudad para desbloquear una zona fundamental de València y, en especial, de los Poblados Marítimos, para integrar Natzaret y las Moreras tanto en el antiguo cauce como en el distrito de Poblados Marítimos. Vinculamos por fin la Marina con València y lo hacemos de una manera que generamos un barrio que será una referencia en sostenibilidad y calidad de vida”.

Gómez ha añadido que el nuevo diseño del Grau “conectará por fin el antiguo cauce del Túria con el mar y, sin duda, por su conexión con la Marina, se convertirá en uno de los grandes distritos de innovación y en uno de los motores económicos de la ciudad de València.”

De igual manera, considera que “la ciudad está ganando mucho en zona verde. Se genera un nuevo delta verde, se renuncia a la prolongación de la Alameda para el coche privado y se apuesta por una prolongación por medio de un circuito biosaludable. Ganamos 193.000 metros cuadrados de zonas verdes, hay parcelas de 45.000 metros en total para dotaciones y servicios públicos (colegios, escoletes, centros culturales, servicios sociales, etc) y están previstas 3.000 viviendas, de las que 750 serán públicas”.

La concejala ha recordado los problemas que generó en su día este PAI “puesto que es una zona de la ciudad que venía con el lastre y condicionada por el circuito fracasado de la F1, que impulsó el Partido Popular, que fue un nido de problemas en el Ayuntamiento y también vinculados a casos de corrupción y que ha sido una losa que ha impedido desarrollar urbanísticamente toda esta zona tan importante de la ciudad”.

Gómez ha recordado, además, que el Grau es “junto con el Parc Central, el único espacio industrial que queda dentro de nuestra ciudad y que quedaba pendiente de desarrollar”.

Diseño definitivo

El diseño prevé un incremento de 193.000 metros cuadrados de zonas verdes, con 45.000 metros cuadrados para ocho parcelas dotacionales, 3.000 viviendas, de las que 750 son públicas. El antiguo circuito de la Fórmula 1 se sustituye por un circuito biosaludable, integrado dentro del delta verde, y que prevé espacios para peatones, carril bici y para vehículos de movilidad personal y circuito para corredores y corredoras. La prolongación de la Alameda no tendrá paso para vehículos privados. El diseño prevé también el soterramiento de las vías del tren y la construcción de un nuevo puente a la altura de la calle Mayor de Natzaret. Todo el PAI ha sido diseñado con políticas de perspectiva de género y de la creación de barrios de 15 minutos. Igualmente, se prescinde de crear espacios libres privados y se opta por la fragmentación de usos, con viviendas, espacios comerciales, áreas dotacionales y zonas verdes.  La vicealcaldesa prevé que, en dos años, el PAI del Grau pueda estar en marcha.