ActualidadEducaciónJusticia y sucesos

El TSJCV anula la obligatoriedad de los ámbitos y de los proyectos interdisciplinarios

La argumentación del tribunal da la razón a las alegaciones presentadas, y ratifica el principio de autonomía de los centros se vería dañado por esta imposición, contraria por lo tanto a la ley educativa estatal.

Varapalo judicial a la política educativa de la Comunitat Valenciana. Así, se desprende la sentencia judicial anunciada por los sindicatos ANPE y UGT, así como por el Observatori Crític de la Realitat Educativa (OCRE) y que anula o la obligatoriedad de impartir los llamados ámbitos en primer curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y que también imponía de manera obligatoria la realización de proyectos interdisciplinarios a los tres primeros cursos de secundaria. De esta manera, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) reconoce el carácter voluntario de la agrupación de materias por ámbitos en los centros educativos de secundaria.

En la sentencia, el alto tribunal anula los artículos del decreto que imponían esta obligatoriedad de ámbitos y de proyectos interdisciplinarios, y el que forzaba a la calificación conjunta y unificada de las materias. La argumentación del tribunal da la razón a las alegaciones presentadas por las tres entidades, ratificando que el principio de autonomía de los centros se vería dañado por esta imposición, contraria por lo tanto a la ley educativa estatal.

Del mismo modo, se aprecia que la agrupación forzosa de asignaturas sin garantizar la presencia de un especialista para cada materia provocaría que no se respetara el principio pedagógico de la debida preparación del profesorado a la hora de impartir las materias y calificarlas, lo cual impactaría negativamente en la calidad de la enseñanza. Por eso el alto tribunal ha anulado los artículos 11.3 (sobre la obligatoriedad de los ámbitos en primero de ESO), 15.7 (sobre la obligatoriedad de la materia de “proyectos interdisciplinarios” de los tres primeros cursos de la ESO) y 35.12 (sobre la obligatoriedad de la evaluación conjunta integrada de las materias agrupadas).

Desde UGT se ha recibido de manera satisfactoria el fallo de la sentencia y la valora positivamente. El sindicato cree que “el modelo de los ámbitos es una herramienta y opción válida más, que puede ser adecuada si se lleva a cabo con los recursos y profesorado necesarios y se tenga en cuenta la opinión del profesorado en un proceso dialogado y razonado para su desarrollo. No como pretendía la Consellería, con imposiciones y contra la realidad del aula y de los centros. Ahora, el TSJCV nos da la razón a lo que ya veníamos defendiendo desde hace tiempo: que hay que respetar tanto la autonomía de los centros como la especialidad docente, y que esto tiene un impacto directo en la calidad de la enseñanza que impartimos”

Por su parte, ANPE considera que viene a confirmar sus  tesis,  y recuerda que  es el único sindicato que desde un principio se ha opuesto abiertamente y sin modulaciones de su discurso, a la imposición de la obligatoriedad de los ámbitos en un principio, así como la posterior obligatoriedad de los proyectos interdisciplinarios.

En ambos casos, ANPE recuerda que “ha intentado dialogar y razonar con la Conselleria para que se revirtiesen estas imposiciones adoptadas unilateralmente aprovechando la pandemia del COVID-19 en el caso de los ámbitos en 1º ESO y la implantación de la LOMLOE en nuestra comunidad, siendo la única autonomía donde se ha llevado a cabo este despropósito legislativo que no ofrece libertad a los docentes para llevarlos a la práctica si lo estiman oportuno y que ahora la justicia ha venido a subsanar”.

En este sentido, al igual que UGT,  ANPE recuerda que “nunca ha estado en contra de los ámbitos ni de los proyectos interdisciplinarios, pero sí de su imposición obligatoria y lamenta el posicionamiento autoritario y el nulo talante negociador demostrado por la Conselleria cuando se ha intentado discutir y hacer entrar en razón sobre estos temas, para los cuales nunca se ha contado ni con la opinión del profesorado ni con el apoyo de estudios empíricos que avalasen estas decisiones”.

Asimismo, el sindicato asegura que “solo nos queda congratularnos por esta decisión judicial que nos da la razón a nosotros y a todos los docentes que se han manifestado en contra de estas imposiciones que van en contra de la libertad de cátedra y de los criterios pedagógicos de los claustros, e instamos a la Conselleria a la aplicación inmediata de la sentencia y a una negociación, esta vez sí que contando con la opinión del profesorado, para la revisión y reformulación del Decreto 107/2022 del currículo de la ESO”.

Por su parte, el el Observatori Crític de la Realitat Educativa (OCRE) se entiende que “los ámbitos dejan de ser de aplicación obligatoria, salvo decisión de los centros educativos, en los primeros cursos de la etapa, mientras que los proyectos interdisciplinarios dejan de ser de oferta obligatoria en los tres primeros cursos de la ESO, pudiendo ofrecerse como optativos en cuarto de ESO. En este caso, además las horas destinadas al desarrollo de proyectos interdisciplinarios desaparece en los tres primeros cursos de la ESO. No puede existir un horario específico destinado a ellos”.

Mantenimiento dotación y eliminación horas

Ante la decisión judicial, la Conselleria de Educación ha remitido a los centros educativos una carta en la que se informa de la nueva situación generada a raíz de la decisión judicial de anular la obligatoriedad de impartir los llamados ámbitos en primero de la ESO, así como de los proyectos interdisciplinarios en los tres primeros cursos de esta etapa.

Pese a que la sentencia implica la reducción de horas, la administración ha decidido mantener la dotación de plantilla prevista para los institutos con el objetivo de que el inicio del curso escolar se lleve a cabo sin una tarea añadida para los equipos directivos y docentes. La Conselleria de Educación detalla que la anulación del artículo 10.3, se entiende referido únicamente al tiempo lectivo específico para el desarrollo de los proyectos interdisciplinarios y no así respecto del tiempo destinado a la tutoría, que continuará en vigor, tal como se establece al anexo V del Decreto que ordena y regula el currículum de Secundaria.

En segundo lugar, apunta que el tiempo lectivo del alumnado de primero, segundo y tercer curso de la ESO, se verá reducido en dos horas semanales como consecuencia de la anulación de los proyectos interdisciplinarios. También, se contempla la introducción de esta materia como una más de las de opción de oferta obligatoria para los tres primeros cursos de la Secundaria Obligatoria y el mantenimiento de la materia de proyectos interdisciplinarios como optativa en cuarto.