Innovación Tecnológicamediterráneo empresassector cerámico

ANFFECC investiga la utilización del H2 en hornos de fritas cerámicas

Pretende conseguir, con la colaboración de  bp, Esmalglass-Itaca Carburos Metálicos e ITC, la descarbonización del sector a través del uso del hidrógeno como combustible para los hornos de fritas cerámicas

La Asociación de fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (ANFFECC) acaba de poner en marcha su proyecto piloto H2FRIT, Descarbonización del sector de fritas cerámicas a través del uso de hidrógeno en el proceso de fusión para la fabricación de fritas cerámicas’.

El proyecto, recientemente aprobado por la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo el pasado 11 de octubre, tiene como objetivo estudiar la viabilidad técnica de la sustitución del gas natural por hidrógeno como combustible en la fusión de fritas cerámicas, con el fin de conseguir la descarbonización del sector y eliminar las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Tendrá una duración de tres años y en él se analizarán las diferencias de combustión entre el hidrógeno y el gas natural -combustible que se utiliza actualmente- para la producción de fritas cerámicas, así como la repercusión de este cambio en diversos parámetros como la transferencia de calor, adaptación en los equipos, cámara de combustión y quemadores, calidad del producto final, etc,

En palabras del Secretario General de ANFFECC, Manuel Breva, “la finalidad es garantizar que el uso del H2 permita una producción de las fritas cerámicas en unas condiciones y estabilidad similares a las actuales, de forma que se consiga la misma calidad en el producto final, así como adaptar la tecnología existente a las exigencias que requiera el nuevo combustible”.

Para este proyecto ANFFECC cuenta con la colaboración de la empresa Esmalglass-Itaca, miembro de la asociación que albergará las pruebas piloto que requiere el proyecto. También participan en el mismo las empresas bp, Carburos Metálicos y el ITC, que aportan sus conocimientos y experiencia para un correcto desarrollo del proyecto.

Desde bp han manifestado su interés en participar en este proyecto desde el principio: “Hace ya casi dos años firmamos un Memorándum de Entendimiento para establecer un marco de colaboración con ANFFECC, dada nuestra firme apuesta por apoyar al clúster cerámico en su senda hacia la descarbonización, que ahora va a materializarse con el desarrollo efectivo de este proyecto”.

Desde Esmalglass-Itaca, también indican que van a poner a disposición del proyecto sus instalaciones, “con el fin de que se puedan realizar las pruebas pertinentes para conseguir la adaptación del proceso tecnológico de producción de fritas cerámicas al uso de H2 como combustible”.

Por parte del centro tecnológico ITC señalan que el proyecto “será un adelanto para la posible descarbonización del sector”, manifestando su gran interés en la participación del mismo.

El secretario general de ANFFECC, Manuel Breva, así lo corrobora: “Uno de los principales atractivos de este estudio es que se lleva a cabo con la finalidad de que haya una transferencia de conocimiento posterior, y que los resultados redunden en beneficio de todos los asociados, lo que confiamos permita al sector descarbonizar, parcial o totalmente, la producción”.

Así, ANFFECC ha dado ya visibilidad a este proyecto en distintos foros nacionales e internacionales, como el Eurocolour International Tecnhical Meeting en Colonia (Alemania), el pasado mes de junio, la feria cerámica Cersaie en Bolonia (Italia) y el World Hydrogen & Renewables IBERIA de Madrid, en septiembre, entre otros, además de citarlo como proyecto estrella de la asociación en numerosos encuentros relativos a la industria química y cerámica.

Con el ambicioso objetivo de lograr que el sector consiga eliminar sus emisiones de CO2 en el menor tiempo posible, la iniciativa ha iniciado ya su andadura y en la segunda anualidad están previstas las primeras pruebas piloto. De hecho, dada su singularidad e importancia para la industria castellonense, ha sido la propuesta que más apoyo ha recibido por parte de Generalitat Valenciana dentro de la línea de proyectos estratégicos aprobada el mes pasado.