A contracorrienteOpinión

España y Europa

Últimamente, los temas jurídicos traen de cabeza a Europa a cuenta de España, tanto que hasta el Comisario de Justicia, Didier Reynders, está oficiando de mediador entre PP Y PSOE sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial.  Y no sólo es la Unión Europea, como tal, la preocupada por estas cuestiones, sino que el Comité de Venecia, órgano consultivo del Consejo de Europa, ha hecho una tournée jurídica por España para ver si se protegen “los derechos humanos, la democracia y el estado de derecho”, como establecen sus estatutos.

El comité, seguramente para marzo, hará un informe sobre la tramitación de la ley de amnistía, como le ha pedido el Senado español a instancias de la mayoría del PP.

No está nada mal para empezar, pero es que un grupo de eurodiputados ha estado unos días en Cataluña, para ver si  se cumple la sentencia del 25 por ciento en castellano, y ha comprobado que no hay equiparación en las lenguas del Principado y que textualmente “hay discurso de odio y xenofobia”.

Europa no descansa, pues, gracias a los problemas internos españoles y, aunque deliberadamente intenta no meterse en lo que considera cuestiones nacionales, sí que tiene que velar si las leyes y los estándares españoles se acomodan a la legislación europea, lo que está por ver. Así, la vicepresidenta de la Comisión Europea Vera Jourova, ya ha manifestado que entrarán a valorar la ley de amnistía cuando se apruebe, dejando el tema de si se adapta o no a la legislación española al Tribunal Constitucional.

Como se ve, España está dando un trabajo extra a Europa, que lamentablemente, puede no salir gratis dado el precedente sancionador de la UE a Polonia y Hungría.

Enrique Arias Vega

Periodista y Escritor. Ex director de publicaciones del Grupo Zeta, y de varios diarios pertenecientes a este grupo de comunicación