A contracorrienteOpinión

Autodeterminación fiscal

Mientras llega la ansiada independencia, Esquerra Republicana de Catalunya ha propuesto al Estado un pacto fiscal. El decir, que como último paso previo a la autodeterminación total se trata de conseguir la independencia económica, en perjuicio, eso sí, del propio Estado y de las demás Comunidades que verán reducidas las aportaciones de éste.

Como se ve, la propuesta de ERC, de que Cataluña se quede con todos los impuestos ataca también sl partido de Puigdemont, al que acusan de ir siempre a lo máximo pero olvidándose de la vida cotidiana de sus ciudadanos.  Y eso, ante la dura campaña electoral que se avecina, es importante, pues dirimirá quien se queda con el trono del independentismo.

Por otra parte, y a efectos prácticos, el pacto fiscal, añadido a las concesiones conseguidas hasta ahora, supone de hecho la independencia de Cataluña, que ya tendría, por lo demás, salvo un ejército, todas las instituciones y los instrumentos de un Estado soberano: organismos públicos, parlamento incluido, medios de comunicación públicos, política exterior propia, amplia policía autonómica y un etcétera largo de competencias de las que carecen otros territorios del Estado.

La petición de pacto fiscal por ERC parece inasumible, por inconstitucional y por suponer una discriminación y una diferencia entre los españoles, más allá del cupo histórico del País Vasco y Navarra, que es en sí una anomalía pero que está acogido en nuestra Constitución.

Aun así, nada está definitivamente descartado. Ya lo ha dicho Pere Aragonés, que con el PSOE nunca se sabe, que primero dijo no a los indultos que acabaron llegando y luego que era imposible una amnistía que ya está aquí. O sea, que es bien probable que acabemos con una autodeterminación fiscal que ningún demócrata desea y que supondrá un agravio más en esta España de desigualdades.

Enrique Arias Vega

Periodista y Escritor. Ex director de publicaciones del Grupo Zeta, y de varios diarios pertenecientes a este grupo de comunicación