CiudadesDiputación Valencia

La Diputación de València eleva a los 60 millones de euros su aportación al Fondo de Cooperación

Se reclama que se restituya el Premio Nacional de Tauromaquia, y se anuncia la sustitución de la Unidad de ‘Normalització lingüística’, que pasará a llamarse de ‘Foment i ús del valencià’

La Diputación de València eleva a 60 millones de euros su aportación al Fondo de Cooperación Municipal, tras aprobar por unanimidad en el pleno de mayo un suplemento de crédito de 20 millones que se sumará a los 40 millones inicialmente presupuestados en las cuentas de 2024. Las aportaciones que recibirán los municipios en el marco de este programa podrán destinarse tanto a inversión como a gasto corriente.

La diputada de Hacienda, Laura Sáez, ha asegurado que los 40 millones de euros presupuestados de inicio “se transferirán cuanto antes a los ayuntamientos, una vez la justicia ha resuelto los recursos presentados al anterior Fondo de Cooperación, que no se ajustaba a nuestro Estatuto de Autonomía. El Consell trabaja ahora para que la nueva fórmula se ajuste al Estatuto”.

Pese al voto a favor de todos los grupos al incremento de la partida para el Fondo de Cooperación, el PSPV y Compromís han reclamado que se siga aportando crédito al programa, argumentando que los municipios valencianos “reciben menos dinero que en los últimos años”. En respuesta a Carlos Fernández Bielsa y Josep Riera, la diputada de Hacienda ha dejado claro que los ayuntamientos “disponen de más recursos, ya que las ayudas no se limitan al Fondo de Cooperación, al que hay que sumar un Pla Obert que ha aumentado en 60 millones de euros e inversiones en carreteras, comarcalización y otros muchos apartados”.

Sáez ha defendido que el nuevo gobierno provincial “trabaja para no ser un simple cajero de la Generalitat, con el objetivo de vertebrar el territorio y estar más cerca de los municipios”. En su opinión, “un técnico puede ser más importante para muchos ayuntamientos pequeños que el hecho de recibir más y más dinero, ya que lo fundamental es que las ayudas se transformen en proyectos realizados que mejoren la calidad de vida en los pueblos y ciudades”. “El éxito o el fracaso de la gestión de este gobierno será la ejecución de los presupuestos, algo que se valorará a lo largo de la legislatura y especialmente cuando se pueda hacer un balance global de la misma”, ha concluido Sáez.

Moros y Cristianos

También han salido adelante por unanimidad otros asuntos tratados en el pleno de mayo, como la propuesta del Grupo Compromís de apoyo a las fiestas de Moros y Cristianos en los municipios valencianos. En este sentido, el diputado Josep Riera ha reclamado la ayuda de 100.000 euros que el anterior ejecutivo provincial concedió a la Asociación de artesanos y profesionales de las fiestas de moros y cristianos, a lo que la vicepresidenta Enguix ha respondido que el actual gobierno “ha duplicado estas ayudas con 200.000 euros que van dirigidos a las comparsas”.

La vicepresidenta Enguix ha explicado que en apenas 10 meses de legislatura “hemos demostrado nuestro apoyo total a la fiesta de los Moros y Cristianos, dando unas ayudas directas que no se habían producido en los últimos ocho años de gobierno de quienes ahora reclaman este apoyo. Y lo hacemos de manera sencilla, como quiere el colectivo de una fiesta que queremos equiparar a las Fallas, en cuanto a las ayudas que concede esta institución y en el sistema utilizado para tramitarlas”.

La sesión plenaria ha aprobado igualmente la transferencia de la titularidad del vial CV-4063, denominado ‘Tramo de Picanya de la CV-406’ y de un tramo de la antigua VV-3014, denominada ‘Torrent a Patraix por Picanya’, al Ayuntamiento de Picanya; y de un tramo de la carretera CV-681, denominada ‘de Almoines a Bellreguard’, al Ayuntamiento de esta última localidad.

Premio tauromaquia y normalización

En otro orden de cosas, el pleno ordinario ha aprobado dos mociones, una del PP y otra de VOX, de apoyo a la tauromaquia después que el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, haya anunciado la eliminación del Premio Nacional de Tauromaquia. Ambas iniciativas instan al Gobierno a reconocer el valor cultural del toreo y restituir esta distinción.

La diputada provincial del PP Paz Carceller ha defendido la tauromaquia como “una disciplina artística, de un acervo cultural inatacable, que genera beneficios económicos, 40 millones de IVA en 2023”. Para Carceller, con la eliminación del premio, “el ministro ataca una parte de la cultura y el patrimonio de un pueblo, España. A Urtasun le chirría, le da picor todo lo que suena a español”.

En la misma línea, el portavoz de Vox, Sergio Pastor, ha destacado que la lidia “es cultura que hay que preservar”. “El irrisorio premio de 30.000 euros llega a toreros, ganaderos, escuelas…”, ha explicado, a la vez que ha advertido que “Urtasun, con su sectarismo, ha declarado la guerra a la tauromaquia, pero para hacerle daño tendrá que trabajar un poco más”.

Por el contrario, el diputado de Compromís Pau Andrés ha recalcado que “cada vez hay menos espectadores, entre 2019 y 2022 cayeron un 75% según el Ministerio de Cultura”. Además, ha esgrimido, “la sociedad ha evolucionado y premiar la tauromaquia va en contra de los tiempos, que piden otras prácticas alejadas del sufrimiento animal, estamos ante una cuestión ética”.

Por su parte, el diputado del PSPV Vicent Mascarell ha afeado al PP que “presente esta iniciativa con todos los problemas que tienen nuestros pueblos”. Igualmente, ha criticado que “haga un uso partidista de este debate porque piensa que todos los que van a los toros les van a votar”. En este sentido, ha argumentado, “no vamos a participar de esta estrategia, tenemos muchos problemas que gestionar”.

‘Normalització lingüística’ se llamará ‘Foment i ús del valencià’

Por otra parte, el presidente de la Diputación, Vicent Mompó, ha anunciado un aumento del presupuesto para la Unidad de ‘Normalització lingüística’, el incremento será de entre un 5% y un 10%, y su cambio de nombre, pasará a llamarse ‘Foment i ús del valencià’.

“Vamos a impulsar, proteger e impulsar el valenciano, posiblemente más que se ha hecho nunca  en la Diputación de València y vamos a hacerlo, no solo con palabras, sino también con hechos; cuidamos la lengua, la estimamos y tenemos que dar la oportunidad de conocerla a todo el mundo”, ha asegurado Mompó, quien ha recordado también que “estamos en una comunidad bilingüe y hay que tener claro que quien habla castellano no es menos valenciano”.