La Comunitat celebra el Día del Trabajo reivindicando los trabajos esenciales, pensiones dignas y nueva financiación

UGT y CCOO organizan un acto alternativa en la plaza del ayuntamiento reivindicativo a favor de la reforma laboral, mientras CGT mantiene una manifestación paralela

Toda la Comunitat conmemoró la festividad del Día del Trabajo desde Vinaroz hasta Orihuela con numerosos actos reivindicativos que sustituyeron a las tradicionales manifestaciones del 1 de Mayo suprimidas este año por la pandemia. El acto más numeroso fue el celebrado en la plaza del ayuntamiento de Valencia, que concentró a unas 300 personas, organizado por UGT y CCOO, y al que acudieron los máximos responsables de la Generalitat, Ximo Puig, y del Ayuntamiento, Joan Ribó, a la cabeza, al que  han acudido trabajadores de sectores esenciales, que han leído un manifiesto, y se ha recordado a las personas fallecidas durante la pandemia. Paralelamente, la CGT organizó una manifestación alternativa por las calles de Valencia reivindicando los derechos de los trabajadores.

Los responsables de UGT,  Ismael Sáez, y CCOO, Juan Cruz, han expresado su alegría por poder celebrar la conmemoración en la calle, como es tradicional, después de un año de pandemia que obligó a confinarse pero no “a quedarnos mudos”. En sus intervenciones han recordado al Gobierno de España sus compromisos con los electores y los sindicatos en cuestiones como la derogación de la reforma laboral y de las pensiones del PP y la subida del salario mínimo, así como en el cambio del sistema de financiación autonómica para que la Comunitat Valenciana esté mejor financiada.

Delante de una gran pancarta con el lema de manifestación de este año “Ahora toca cumplir. Un país en deuda con su gente trabajadora” situada en el centro de la plaza, que ha contado con la animación del grupo valenciano de rap Herba Negra, se han concentrado unas 300 personas durante algo más de una hora para reivindicar derechos laborales y sociales y pensiones dignas, un acto en el que también se ha recordado la situación de los trabajadores de CaixaBank, BBVA, H&M que se encuentra en un proceso de puesta en marcha de respectivos ERE que supondrá la salida de muchos de ellos de las empresas.

El secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, ha reclamado una solución a la infrafinanciación, “que ocasiona la pérdida de muchas posibilidades, porque es necesario para nuestro desarrollo y ahí ha ofrecido el apoyo incondicional de los sindicatos de clase al gobierno valenciano”. En su opinión, los valencianos han de ser conscientes de la infrafinanciación, con 12 puntos por debajo de la media de renta per cápita, lo que da argumentos para exigir “con más razones” una financiación justa.

De igual manera, ha reclamado a los partidos del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, que ahora cumplan sus compromisos, y también a la patronal, mediante el diálogo social y los acuerdos, y ha ofrecido a la Generalitat el apoyo del sindicato para los proyectos que optan a los fondos europeos de recuperación, “porque el país necesita un gran acuerdo social, para hacer frente a situaciones como la actual”.

Sáez también se ha referido a “la precariedad y temporalidad, casi endémica que tenemos en nuestro país y que afecta a servicios fundamentales y que la pandemia ha evidenciado más que nunca”. Así, ha reivindicado la derogación de algunos de los aspectos de la reforma laboral, como la recuperación del equilibrio en la negociación colectiva, reducir la temporalidad brutal de nuestro sistema de trabajo y lograr la ultraactividad en los convenios y la prioridad del convenio de empresa;  la subida del Salario Mínimo Interprofesional, para que llegue al 60% del salario medio al final de la legislatura; así como una reforma del sistema de pensiones para garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas.

En la misma línea, el secretario general de CCOO PV, Juan Cruz, ha reivindicado el trabajo realizado por estos sindicatos durante los quince meses de pandemia, y ha destacado el trabajo de CCOO y UGT durante la pandemia en la negociación de los ERTE de miles de trabajadores, así como “la suerte” de contar con gobiernos progresistas en el ámbito nacional, autonómico y municipal, a los que ha reconocido “el apoyo y la sensibilidad”. A su juicio, “hemos ido tejiendo un escudo social para atender a las personas más desprotegidas, y no se nos caen los anillos para decir que también para reclamar ayudas para las empresas. Hemos estado poniendo los intereses de las personas por delante, en un contexto de crispación interesada desde la derecha y la ultraderecha”.

Según Cruz, “mientras el sindicalismo de clase y los gobiernos progresistas estábamos empeñados en construir el escudo social, había otros que se dedicaban a mandar sobres con balas y navajas ensangrentadas o dando palizas homófobas, un peligro proveniente de la extrema derecha que siempre hay que denunciar y combatir”.

Asimismo, ha destacado la gestión realizada en la Comunitat durante la pandemia, pues, “hemos sabido hacer las cosas bien” y consensuar acuerdos, como el denominado Alcem-nos, con más de 350 medidas para corregir deficiencias que ha dejado la pandemia”.  Para que esas medidas se puedan llevar a cabo, en su opinión, hace falta una financiación justa y fondos europeos, y por eso los sindicatos estarán atentos al cumplimiento del compromiso del Gobierno de comenzar la reforma del modelo de financiación a finales de año.

Reivindicaciones CGT

Mientras el acto central se celebraba en la plaza del Ayuntamiento, otros sindicatos celebraban movilizaciones paralelas, entre ellos, la Confederación General del Trabajo (CGT), que ha vuelto a salir a las calles este 1º de Mayo, día internacional de la clase trabajadora, porque “siempre ha de ser un día reivindicativo y de lucha como garantía de los derechos” y miles de trabajadores y trabajadoras han respaldado sus convocatorias.

La organización anarcosindicalista ha salido a la calle en València, Alacant y Castelló, pero también en Elx, Gandia y Vinaròs para “reivindicar trabajo digno, jornada laboral que posibilite conciliar el trabajo con la vida, un salario y prestaciones sociales suficientes, bien cuando se tiene empleo y también cuando no se tiene, mediante una Renta Básica de las Iguales, pensiones adecuadas para vivir con dignidad, para luchar contra las reformas laborales, los desahucios o las leyes mordaza”.

En València, CGT ha vuelto a celebrar su habitual manifestación alternativa, desde la Plaza San Agustín y ha finalizado en el Parterre contando con diferentes parlamentos de las secciones sindicales que se encuentran en conflictos con sus empresas y también de diferentes movimientos sociales que han participado de la convocatoria.

De igual manera, ha sucedido en Alicante, donde manifestación ha salido desde la sede de CGT y ha  finalizado en la Plaza de la Montañeta donde se ha leído el manifiesto del 1º de Mayo, mientras que en Elche, la CGT se ha manifestado junto con otras organizaciones saliendo a las 10:30 desde la Plaza Barcelona, bajo el lema de un 1º de Mayo de clase y combativo. Castelló igualmente ha tenido una marcha anarcosindicalista desde la Plaza Donoso Cortés y ha finalizado con una concentración en la Plaza María Agustina.  Gandía y Vinaroz también han contado con convocatorias de CGT, en este caso concentraciones.  

Mensaje del President de la Generalitat

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, que ha acudido al acto institucional de Valencia, ha recordado que el trabajo ha estado en el centro de una emergencia sanitaria que “estamos superando gracias a la vacunación y a la enorme responsabilidad de la sociedad”, y ha destacado la labor de las trabajadoras y los trabajadores “esenciales” que “evitaron el colapso en el peor momento de la pandemia”, y se ha referido a las personas trabajadoras de los sectores que han tenido que parar su actividad “para salvar miles de vidas”, a los que ha calificado de “imprescindibles”.

Puig ha incidido en la necesidad de que el progreso “supere identitarismos y luchas parciales para abrazar a la inmensa mayoría de la sociedad”. “El progreso -ha añadido- tiene que reivindicar el orgullo obrero, el orgullo de la clase trabajadora que cada mañana sale de casa para contribuir, con su esfuerzo y su profesionalidad, a mejorar nuestro país”. En su opinión, “no hay patriotismo más grande que una patria obrera que no reclama himnos ni banderas sino derechos y oportunidades”.

En este sentido, ha destacado la necesidad de seguir reivindicando “más derechos laborales que impidan precariedad y abusos, más oportunidades para conseguir trabajo, un mejor trabajo, y más apoyo a los parados que necesitan ayuda”, y  ha recordado que, además del apoyo estatal de los ERTE, la Generalitat ha complementado el pago de las cuotas de la Seguridad Social de más de 180.000 trabajadores, y ha dado una ayuda directa a 48.000 trabajadores en ERTE y a 26.000 autónomos afectados por el cierre de sus negocios.